Agroclave

Sondean a cooperativas por la empresa Vicentin

Kulfas dijo que quiere replicar el modelo YPF para la firma. Perotti se reunió con AFA y Fecofe. La causa judicial.

Sábado 20 de Junio de 2020

La intervención nacional a Vicentin finalmente hizo pie esta semana, en paralelo con las gestiones que se realizan para sumar a las cooperativas y otros actores del agro en la nueva compañía que surja de una eventual expropiación. "Nuestro modelo es YPF, una empresa mixta, con dirección estatal, management privado y participación de provincias en el directorio", dijo el fin de semana pasado el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, a este diario.

Desde la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), el principal acreedor comercial de Vicentin, por u$s 90 millones, tomaron distancia del proyecto de expropiación que impulsa el gobierno nacional, pero se pronunciaron a favor de armar una "alianza" entre distintos sectores para "solucionar" el problema causado en toda la cadena por el default de la compañía, por u$s 1.400 millones.

Por otro lado, los directivos de Agricultores Federados Argentinos (AFA) y la Federación de Cooperativas Federadas (Fecofe) respaldaron la intervención durante un encuentro que mantuvieron el martes con el gobernador Omar Perotti.

El presidente de AFA, Jorge Petetta, justificó la intervención estatal en la agroexportadora Vicentin, ya que consideró la cerealera no demostró voluntad de solucionar el problema con los acreedores desde que incurrió en la cesación de pagos. "Hasta la intervención creo que está bien, porque pasaron siete meses de que empezó Vicentin con este problema económico y no han tenido ningún gesto de querer arreglar la situación", indicó.

Con AFA Vicentin mantiene una deuda cercana a los $ 280 millones. "A mí me enseñaron que las deudas hay que pagarlas y si no tenés el dinero, explicar por qué no las vas a pagar, y eso en siete meses no pasó", subrayó. Y agregó que si en ese tiempo "no levantó cabeza, por sí sola no va arrancar".

Petetta comentó que" tres o cuatro meses antes del default se empezó a ver la desesperación de Vicentin con tomar granos a fijar".

Y continuó: "Todo lo que el mercado hacía o iba para un lado, Vicentin iba para el otro, necesitaba mercadería y la tomaba a fijar, cuando todo el mundo pedía que los productores o acopios fijen y vendan por cuestiones de almacenamiento", explicó.

Petetta consideró que no debe ser sólo el Estado el que tome participación en el manejo de la compañía y que "la tiene que gerenciar alguien que sepa del tema".

Por lo pronto, el juez en lo civil y comercial de Reconquista, Fabián Lorenzini aceptó el pedido de ratificación en su cargo del subinterventor designado por el gobierno nacional, Luciano Zarich, afirmaron hoy fuentes judiciales.

En paralelo al concurso, la Justicia de Nueva York se activa y pone la lupa en la extraña caída del coloso de Avellaneda. Es que los bancos extranjeros acreedores, que suman $ 33.137 millones de créditos a cobrar, pidieron en febrero a los tribunales de esa jurisdicción que investiguen las transferencias de activos entre Vicentin, sus accionistas y empresas vinculadas. La sospecha es por fuga de fondos.

El juez Alvin Hellerstein de la Corte del Distrito Sur de Nueva York ordenó esta semana activar ese proceso de detección de activos, conocido como discovery.

Integran el pool de entidades financieras externas el Banco Mundial, con su Corporación Financiera Internacional (CFI), el brazo de la entidad encargado de prestar al sector privado, y el Nederlandse Financierins FMO, un banco de fomento holandés, de mayoría estatal. Además, con menos exposición, también se suman a este consorcio ING Bank, Rabobank y los franceses Natixis y Credit Agricole.╠

Los voceros del grupo explicaron que quieren saber por qué cayó Vicentin, y señalaron que no obtuvieron una explicación clara por parte del management de la cerealera.

Los acreedores que verificaron sus créditos con la empresa agroindustrial quedaron divididos en seis categorías: accionistas; compra de bienes y servicios; compra de granos; deuda financiera; deudas impositivas y aduaneras y sociedades.

Un dato llamativo es que tres empresas que son socias o integran el grupo Vicentin se presentaron en el concurso para reclamar el pago de unos $ 5.400 millones de pesos. También entre quienes verificaron créditos se cuentan 98 accionistas de la propia firma, como Estela de Nardelli que reclama $ 3.406.599; Alberto Dimas Paduan que verificó $ 1.955.468 o Fernando Rubén Vicentin con $ 11.793.777.

De acuerdo al concurso judicial, Vicentin Paraguay SA verificó créditos por $ 4.079.197.253. Renova, en la que están asociadas Glencore con Vicentin verificó créditos en el concurso por $ 1.346.400.537. Tres días antes de declararse en cesación de pagos, el 2 de diciembre de 2019, Vicentin vendió un 16,67 por ciento de sus acciones de Renova a Glencore. Otra firma vinculada, Diferol SA, reclama que le paguen $ 2.695.122.

El principal acreedor es el banco Nación. De hecho, un tercio de los $ 18.182 millones que el Banco de la Nación Argentina (BNA) le reclama a la agroexportadora Vicentin en el concurso de acreedores fue otorgado a través de 28 préstamos concedidos en sólo 18 días de noviembre de 2019, apenas semanas antes de que la empresa cayera en default. Son más de u$s 90 millones otorgados en el último mes de gobierno de Mauricio Macri.

El diputado provincial Carlos Del Frade recordó que desde junio, el Banco había calificado con riesgo 4 la línea de Vicentin, que significa "riesgo alto" por "atraso en el pago de más de 180 días hasta un año".

La semana pasada, un productor de Córdoba presentó una denuncia penal en Rosario contra los directivos de Vicentin. Entre el 17 de noviembre y el 2 de diciembre de 2019, el denunciante entregó poco menos de seis mil toneladas de trigo. La empresa le había señalado que la última fecha de compra sería el 5 de diciembre. Ese día, la empresa entró en default.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario