Agroclave

Soja: el rumor sobre suba de retenciones movilizó al mercado

La campaña 2017/18 culmina con un 30% menos de cosecha y los precios fluctúan según los rumores en torno a las retenciones

Sábado 02 de Junio de 2018

Las expectativas quedaron pulverizadas. De 21 millones de toneladas que se esperaban, la campaña de soja 2017/2018 termina en la zona núcleo con 14,9 millones de toneladas. Tras la peor sequía de los últimos 50 años y el "efecto germinador", la región perdió 6,1 millones de toneladas de la oleaginosa, es decir, un 30% menos de cosecha, indicó la Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Con los suelos cargados de humedad y los problemas de siembra que se sufrían por los excesos, todas las cuentas se hacían con los rindes de los últimos dos años. Pero cuando la oleaginosa empezaba a demandar más agua, el cielo se negó. Tras cinco meses y medios sin lluvias, los suelos se secaron y el cultivo no paró de deteriorarse día a día.

Los primeros lotes se cosechaban y las expectativas que más descendían eran las de los cuadros de soja de segunda. La seca se llevaba en total unas 5,3 toneladas de soja. Cuando por fin parecían sostenerse las marcas con los mejores rindes que se obtenían en el norte y el oeste de la región, las lluvias comenzaron. Sin parar durante tres semanas seguidas, y en medio de temperaturas que eran típicas de los cafetales de Colombia, se activó masivamente la germinación de las semillas. Nuevos recortes de rindes y grandes descuentos por calidad se terminaron de materializar sobre las 800 mil hectáreas aún por recolectar.

El resultado ha sido la reducción del peso de los granos y un alto grado de granos brotados, amohosados, podridos y verdes. Los daños estuvieron en el orden del 20% al 80%. Los rindes de la última tanda cosechada bajaron un 35% respecto a lo que se recolectó antes del temporal. Con el peor de los finales para la peor campaña, el ciclo 2017/2018 termina con 14,9 millones de toneladas de soja, 6,1 menos de los que se calculaba al momento de las siembras.

En tanto, mejoran las condiciones de piso para arrancar la nueva siembra de trigo, por la inminente mejora de las reservas de agua del suelo, y entusiasman la siembra de 1,3 millones de hectáreas en este nuevo ciclo.

Centro y norte. Comenzó la siembra del trigo con muchas expectativas. Continuaron las perspectivas en la intención de siembra del cultivo con un crecimiento del orden de 13 a 13,5% del área, lo que representaría unas 350.000 hectáreas, informó el Sistema de Estimaciones Agrícolas que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

En tanto, los procesos de cosecha continuaron firmes, con el paso de los días y con mejoramiento en las condiciones de piso de los lotes, transitabilidad y accesibilidad, aunque se mantuvo relativamente alta la humedad de los granos, repercutiendo en la calidad y cantidad, con deterioro de granos en un alto porcentaje, por lo cual algunos productores decidieron abandonarla cosecha, habiéndose rechazado mercadería por su calidad.

Los diferentes porcentajes de avance de cosecha en los siguientes cultivos fueron: en algodón un 60%, en sorgo granífero un 68%, en soja de primera un 100% y en soja de segunda un 62%.

La soja temprana finaliza el ciclo de la campaña 2017/2018 "con un buen crecimiento y un muy buen desarrollo inicial pero con un final de ciclo algo complicado", dice el informe del SEA. La superficie sembrada fue de 900.000 hectáreas y se consideran que unas mil hectáreas no se cosecharon afectadas por los eventos climáticos. El rendimiento promedio en el centro norte de la provincia fue de 28 qq/ha y la producción final de la campaña de 2.717.200 toneladas. La merma de la producción fue en promedio de 7,5 qq/ha, en comparación con la campaña anterior que fue de 35,5 qq/ha. Incidieron eventos climáticos como el déficit hídrico y luego los excesos hídricos que impactaron en el cultivo, afectando directamente la producción final.

Las condiciones ambientales en todos los departamentos del centro y norte santafesino posibilitaron el pleno proceso de cosecha de soja tardía, incrementándose con el paso de los días. El período seco desde el inicio hasta fin de la floración y del ciclo muy húmedo en fructificación, el progreso agresivo de las malezas, fueron las características de lo complicado en que se desarrolló el cultivo, repercutiendo en importantes pérdidas en cuanto a la calidad de grano y a la cantidad de qq/ha. Con lo cual muchos productores estuvieron ante la disyuntiva de la trilla o el abandono del lote.

Hasta el 29 de mayo se logró un grado de avance del orden del 62%, representando aproximadamente unas 317.750 hectáreas, con un progreso intersemanal de 22 puntos y un retraso de 8 puntos porcentuales en referencia al año pasado en similar fecha: 22 y 30 qq/ha con lotes puntuales de 35 qq/ha. Muy heterogéneos los resultados obtenidos, presentándose situaciones en que habiendo comenzado la trilla y no superando los 2 a 3 qq/ha de rendimiento, se optó por la suspensión de la recolección.

Mercado. Los rumores sobre retenciones sobre la eliminación de la baja de retenciones a la soja y el regreso de las mismas para el trigo y el maíz, impactaron en los precios locales, señaló el Centro de Gestión Agropecuaria de la Fundación Libertad, en su informe de escenarios granarios. Y los precios locales de la soja no pudieron aprovechar las subas externas vinculadas a las negociaciones entre EEUU y China y el desarrollo del clima en las regiones productoras estadounidenses.

Cuando se conoció un principio de acuerdo en la disputa comercial entre EEUU y China para llegar a solucionar el conflicto que había impactado en el mercado de granos, especialmente en la soja, sin detalles aún de lo que representaba para el comercio entre ambos países, los precios de la oleaginosa subieron en Chicago contagiando también a los demás productos.

El Usda en su último reporte mensual de mayo publicó las primeras cifras del balance de oferta y demanda para los principales commodities agrícolas pensando en el nuevo año comercial donde se proyecta una caída en la producción mundial de trigo que, con un aumento también en la demanda, recorta las primeras proyecciones de stocks finales en el mundo.

Pero volviendo a las noticias que impactaron en los precios esta semana, los rumores sobre una eliminación de la baja de retenciones a la soja y el regreso de las mismas para el trigo y el maíz, impactaron en los precios locales. Los rumores durante algunos días que el ministro Nicolás Dujovne se encargó de no desmentir ni confirmar en una conferencia, tuvo impacto en los precios de los mercados disponibles y futuros. Los precios de la soja disponible bajaron $150 en esos días y unos u$s 4,50 en las posiciones futuras en el Matba.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});