Agroclave

Pese al clima, se mantiene la expectativa de siembra

Arrancó junio con las primeras heladas fuertes que estarán al acecho, con mínimas de 2ºC a -2ºC.

Sábado 09 de Junio de 2018

Arrancó junio con las primeras heladas fuertes que estarán al acecho, con mínimas de 2ºC a -2ºC, y aunque los registros de mantendrán muy bajos, "las temperaturas subirán sin apuros. La circulación del viento irá rotando al nordeste o norte, fomentando el ascenso de las marcas térmicas de manera más amable", indicó la Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario. La siembra de trigo en la zona núcleo comenzó con dificultades por el mal tiempo, pero su intención sigue firme con un 15 a 20% más que el año pasado. El maíz parece seguirle los pasos, mientras las ventas de semillas cobran fuerza. Aunque es muy temprano, la tendencia es positiva y podría avanzar en un 10 a 30% por sobre la oleaginosa.

"La oferta de agua llegó también al sector oeste, algo muy positivo para el trigo", comenta José Luis Aiello, doctor en Ciencias Atmosféricas del organismo. Considerando que en esa zona estacionalmente las lluvias suelen ser de montos más bajos, ésta una buena noticia que deja la semana.

En la campaña 2018/2019, las gramíneas siguen firmes frente a la soja. El trigo comenzó con algunos problemas por excesos hídricos bajo la amenaza de nuevas lluvias, pero se espera con ansias el buen tiempo para avanzar con fuerza en la semana que sigue. Nadie quiere cambiar los planes que ya tiene con el trigo. La intención sigue firme: la región sumará 200 mil hectáreas a las 1,1 millones del ciclo pasado. Y a la vez crece el entusiasmo por el maíz: el de primera tuvo una excelente campaña considerando todo lo que terminó pasando y los márgenes le guiñan un ojo para que siga consolidándose en las rotaciones de la región.

Ya comenzaron las ventas de semillas de maíz y los insumos necesarios para la nueva campaña gruesa. No sólo es el precio: la soja ha dominado durante demasiado tiempo y las malezas le han terminado por sacar ventaja. Los beneficios en la rotación se ven cada vez más. Los costos en los controles de malezas son cada vez más importantes. Si no hay demasiadas sorpresas, la siembra de maíz puede crecer hasta ocupar 1,3 millones de hectáreas en el ciclo 2018/19.

Desde la Bolsa rosarina observan que sólo se sembró un 15% de trigo, pero auguran que "en los próximos días la siembra será arrolladora". Se llevan sembradas casi 200 mil hectáreas, pero el regreso del mal tiempo detuvo las tareas. El este cordobés lleva la delantera con el 30% del área sembrada. Le sigue el centro-sur de Santa Fe con un 12%. La zona más atrasada es el norte bonaerense.

Afectada por los excesos de humedad, al 1º de junio un 5% de la soja de segunda estaba sin cosechar, y aumentaban las pérdidas. Incluso muchas de esas hectáreas podrían quedar sin ser recolectadas. El noreste bonaerense, que sufrió las mayores consecuencias por los últimos temporales, es la zona más atrasada. Allí queda por recolectar un 10%.


Centro y norte. En el centro y norte provincial, las actividades de cosecha y de siembra se destacaron en la semana con condiciones climáticas de estabilidad, en todos los departamentos del área de estudio de la Bolsa de Comercio de Santa Fe. Los ambientes que se presentaron fueron con porcentajes medios de humedad ambiente, días soleados, temperaturas diarias medias a bajas, vientos de baja intensidad de dirección sur y heladas que estuvieron presentes un par de días.

Los procesos de cosecha continuaron firmes, con el paso de los días y con el mejoramiento de las condiciones de piso de los lotes, transitabilidad y accesibilidad a los mismos.

Continuaron concretándose las consecuencias de los eventos climáticos que repercutieron en la producción y en dos aspectos: calidad y cantidad, remarcándose la particularidad, en una primera estimación, un 8 % de la superficie sembrada no se cosechó y se dejaron los lotes para una nueva planificación. Los diferentes porcentajes de avance de cosecha en los siguientes cultivos fueron: en algodón un 68 %, en sorgo granífero un 74 % y en soja de segunda un 80 %.

Mercado. El clima frenó al campo este año, pero estiman que podría dar revancha en 2019. El avance de la cosecha confirma el daño del mal clima sobre el ciclo 2017/2018, ya que la producción llegaría a las 97 millones de toneladas en los siete cultivos principales, casi 30 millones menos que en 2017, pero el año 2019 podría dar la "revancha". Así lo consignaron los especialistas Juan Manuel Garzón y Nicolás Torre del instituto Ieral de la Fundación Mediterránea en un análisis.

"La caída es claramente infrecuente por su magnitud y sólo se compara con la del ciclo 2008-2009, donde se perdieron 35 millones de toneladas", manifestaron.

Aclararon que "se estima que las exportaciones de granos y sus derivados industriales, carnes y lácteos, productos que explican casi el 50% de los envíos totales del país, se podrían aproximar a u$s26.800 millones en 2018, con un ajuste interanual de u$s1.550 millones".

"Los granos aparecen cediendo u$s2.060 millones (muy concentrados en el complejo sojero) y las carnes y lácteos aportando pero no compensando +u$s 510 millones", dijeron.

Si bien hay factores que juegan en contra como es el caso de las elevadas tasas de interés y riesgos múltiples por ejemplo de mercado o institucionales, "hay otros elementos de peso: buenos precios internacionales, mayor poder de compra del dólar, baja de impuestos que hacen pensar que el sector redoblará su apuesta y buscará en el próximo ciclo 2018-2019 la revancha para la fallida campaña actual", precisaron.

"Para el país sería muy importante un campo nuevamente en expansión, por lo que éste significa en términos económicos", explicaron.

En este sentido, precisaron "como referencia, sólo en lo que hace a la generación de divisas, una producción normal de cereales y oleaginosas en el ciclo 2018/2109 (entre 125 millones y 127 millones de toneladas), acompañada de precios internacionales en niveles similares o no muy diferentes a los actuales, podría aumentar la afluencia de dólares en el próximo año en un monto de entre u$s 3.000 y u$s 4.000 millones".

En lo que va del año los precios internos de los granos han subido en forma significativa, la soja cerró mayo a un promedio de $7.200 por tonelada, el maíz a $4.300 y el trigo a $5.800. Estos valores se ubican 89%, 80% y 127% arriba de los del mismo mes pero de un año atrás y hay mayores precios internacionales entre 15% y 20% en soja y maíz, 60% en trigo; una importante suba del tipo de cambio (51%); y en el caso de la oleaginosa, una menor carga de derechos de exportación, señala el informe.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario