Agroclave

Los tamberos elevan el tono de la protesta por el precio de la leche

Luego de la reunión de la mesa nacional de lechería, CRA, FAA y Coninagro reclamaron al gobierno que intervenga para ayudar al sector.

Sábado 14 de Julio de 2018

Pese al optimismo oficial por el repunte de la producción y las exportaciones, los productores tamberos están en pie de guerra por la crisis que los afecta y el bajo precio que reciben por la materia prima. Las diferencias estallaron durante la última reunión de la mesa nacional de lechería.

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) advirtió que los tambos se encuentran "al borde del precipicio", ya que la devaluación afectó seriamente los costos de producción del sector.

Según la entidad, la producción láctea "viene sufriendo una crisis prolongada, con frentes múltiples, que empujan la actividad a un callejón sin salida".

"Las situaciones climáticas, inundaciones, seguida por sequía, minaron el crecimiento potencial de la actividad, incrementando los requerimientos en el uso de insumos, así como también la necesidad de recuperar pasturas y reconstituir rodeos, debido a la alta tasa de descarte por problemas sanitarios", alertó CRA.

Además, en un comunicado, aseguró que esta situación "se complica con el panorama macroeconómico, por el incremento en el tipo de cambio".

Descapitalización. Si bien admitieron que esta situación debería facilitar en el mediano plazo la mejora en el frente exportador para la industria, "hecho que debería seguir su correlato con un aumento en el nivel de precio pagado al productor", advirtieron también que "en el corto plazo se incrementan los costos de producción en forma conjunta".

"Un 80 por ciento de los costos de producción se ven afectados por el tipo de cambio real: los costos de alimentación encabezan la suba, ya que el precio pizarra disponible de los cereales y oleaginosas tiene correlación directa con el tipo de cambio", añadió.

Y afirmó, también, que la brecha entre precio de venta y costo de producción "genera que el precio de hoy solo cubre el 73 por ciento del costo de producción, provocando una descapitalización del orden del 27 por ciento".

"Dicha brecha empuja al productor hacia planteos productivos defensivos y de cuasi subsistencia, disminuyendo la intensidad de insumos, retrasando actividades fundamentales dentro del planteo técnico que hieren la sustentabilidad del sistema a mediano y largo plazo", enfatizó CRA.

La entidad advirtió que "con estas distorsiones, la productividad se encuentra en jaque y los planteos productivos se retrotraen a los de 40 años atrás, no para aumentar la tan mentada competitividad sino solo para cambiar una muerte súbita por una agonía un poco más extendida en el tiempo".

"El agotamiento financiero se hace sentir en todo el espectro productivo pero principalmente en los productores pequeños y medianos: su tasa de desaparición sigue aumentando. Bajo este contexto, muchos productores pasan a tener una escala de subsistencia o desgraciadamente desaparecer", concluyó CRA.

El martes se reunió en Buenos Aires la Mesa de Lechería Nacional, con participación de entidades de productores, representantes de la industria, autoridades del Banco Provincia de Buenos Aires, Senasa, Afip, funcionarios de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires.

Mesa nacional. Por la Federación Agraria Argentina (FAA) estuvo Mariela Agüero, tambera y secretaria de Género de la institución. La dirigenta expresó su "bronca" porque en el encuentro el gobierno "expresó que no tiene voluntad de arbitrar entre la industria y el productor con respecto al precio".

"Plantea que debemos arreglarnos entre nosotros, lo cual obviamente no coincide con nuestra posición histórica, si el Estado no ayuda a poner equilibrio, los más chicos perdemos", agregó.

Dólares vs. pesos. Agüero rescató que hubo "algún compromiso" de a trabajar en el financiamiento, aunque alertó que no hubo "ninguna propuesta en concreto". Y recordó que, en nombre de la Federación Agraria, planteó que "sin precio, y mucho más en un contexto devaluatorio e inflacionario, los productores de menor escala seguiremos desapareciendo".

"Por el aumento y la dolarización de nuestros insumos, nuestras vacas comen dólares, pero producen pesos", sintetizó Agüero.

En la reunión se decidió armar una mesa de trabajo de emergencia para tratar algunos puntos coyunturales vinculados a la actividad tambera. El próximo martes habrá un nuevo encuentro y se habló de trasladar al presidente Mauricio Macri un documento con las demandas del sector.

Entre los temas que se mencionaron, está la necesidad de refinanciar los créditos que ya fueron tomados por los productores. También los plazos de cobro de la leche, para tener algún mecanismo que permita al tambero defenderse de los permanentes aumentos de costos. De todos modos, para la Federación Agraria, la sensación es que en este tipo de encuentros se va agotando el tiempo de los diagnósticos y que lo urgente es encontrar las medidas que brinden una solución", finalizó Agüero.

Coninagro. También el presidente de la Confederación Interccoperativa Agropecuaria (Coninagro), Carlos Iannizzotto, pidió al gobierno que "acompañe" al sector lácteo con una línea de financiamiento a tasas bonificadas hasta que pueda "recomponer" sus márgenes de rentabilidad ante una "difícil coyuntura".

"La devaluación no hizo más que agravar los problemas de competitividad que padecen los tambos, enfocados mayormente en el mercado local, ya que alrededor del 85 por ciento de lo producido en el país se destina a la plaza interna", argumentó el dirigente agropecuario.

Así, en un comunicado, la entidad sostuvo que "los tamberos necesitan créditos blandos para superar una difícil coyuntura".

Señaló que en ese escenario es necesario "recomponer los márgenes de rentabilidad, afectados por la suba de los costos internos ante precios estancados".

"Además de las tarifas de energía, por la sequía y la devaluación subieron los precios del pellet de maíz, de soja, avena o la pastura, que representan la mitad de costo de los tambos", subrayó Iannizzotto.

Pérdidas. Coninagro recordó que "un reciente informe del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) detalló que sólo de febrero a abril, la cadena láctea sufrió números negativos en términos de rentabilidad, del orden del 0,1 por ciento, 0,2 por ciento y 0,3 por ciento, respectivamente".

Según consideró, esa "negativa" situación "se hizo más crítica en mayo con la devaluación, y la falta de alimentos por la sequía".

"Como si fuera poco esta mala situación, ahora le inventan impuestos como el que le quieren aplicar a los tamberos de Trenque Lauquen, por la utilización de los caminos rurales", criticó Iannizzotto.

En ese sentido, la entidad pidió que la administración de Mauricio Macri "lance una línea de créditos blandos destinado a este sector para pasar este mal momento y que el buen precio del sector exportador llegue a los tamberos".

Exportaciones. A mediados de junio, el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, estimó hoy que este año el sector lácteo podrá incrementar sus exportaciones en un 25 por ciento hasta alcanzar los 670 millones de dólares.

"Podemos incrementar fuertemente las ventas al exterior. Hemos mejorado y facilitado los trámites necesarios para exportar y contamos con financiamiento en dólares para las industrias tanto grandes como pymes que quieran ser protagonistas del mercado externo", afirmó Etchevehere.

Según el ministro, en 2017 entraron desde el sector lácteo unos 536 millones de dólares en materia de exportaciones, y para este 2018, se estiman unos 670 millones de dólares.

La producción de leche se incrementó un 9,4 por ciento interanual en este primer cuatrimestre del 2018, según el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (Ocla) a partir de datos de su ultimo informe. Entre los meses de enero y abril de 2018, se produjeron en Argentina unos 3.211 millones de litros de leche cruda, unos 275 millones de litros más respecto a lo producido en el primer cuatrimestre del año pasado.

Caída de tambos. Una estimación del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (Ocla), que funciona en el marco de la Subsecretaría de Lechería de la Nación, advirtió sobre la caída de tambos.

"En 2017 existían 11.326 unidades productivas, de acuerdo al Senasa, y estimamos, según ceses de actividad relevados en algunas industrias, que en 2018 habría unos 10.873 tambos", señaló. Es un 4 por ciento menos respecto de 2017.

El Ocla también destacó que el 59 por ciento de los tambos son chicos o medianos (menos de 2.000 litros diarios) pero producen el 23,2 por ciento de la leche.

En cambio, los de más de 10.000 litros diarios, que son el 2,6 por ciento de los establecimientos, ya representan el 17 por ciento del ordeñe y siguen creciendo, en el marco de la concentración en tambos de mayor escala y tecnología que viene caracterizando a la lechería argentina, que cuenta con un rodeo lechero de 2 millones de vacas (1,3 millones en ordeñe, según datos del Inta).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});