Los precios van al ritmo de la incertidumbre global

China compra sólo a Brasil y Argentina y es difícil que pueda cerrar su volumen habitual.

Sábado 30 de Marzo de 2019

El consumo crece más rápido que la producción en las últimas dos campañas de granos a nivel mundial. Ante este escenario, Emilce Terré, jefa del departamento Estudios Económicos de la BCR, y Federico Di Yenno, economista de mercado del departamento de Estudios Económicos de la BCR, analizaron la "Situación internacional del comercio de maíz y soja" durante la jornada "Estrategias para una exigente cosecha gruesa" que organizó la Asociación Argentina de Poscosecha de Granos (Aposgran).

Di Yenno indicó que mientras que desde la campañas 12/13 la producción creció 5,9 por ciento, la demanda aumentó 3,76 por ciento. "Tenemos demanda de consumo animal y humano y en los últimos años tenemos consumo para biocombustibles", explicó.

El economista planteó que esta campaña está atravesada por el conflicto comercial entre Estados Unidos y China y dijo que "la incertidumbre en el mercado golpea al precio mundial de los commodities desde ambos lados del balance de oferta y demanda".

En ese sentido, señaló que a la muy buena cosecha en Estados Unidos le sigue una cosecha también muy buena en Brasil y Argentina. Pero indicó que el mercado internacional se pregunta qué pasará si el crecimiento de ambas potencias se ralentiza, y eso pone presión bajista al precio de soja y maíz y al resto de los granos en general.

El especialista también apuntó que debido al mayor consumo han caído los stocks de los cereales (maíz y trigo) en el mundo en las últimas dos campañas, pero no de soja. En este contexto, el precio de la soja en Argentina tiene una mayor relación con las compras anuales de China. El país asiático actualmente consumo 1/3 de la soja del mundo.

Sobre las perspectivas, Di Yenno apuntó que por primera vez en 16 años se espera que China empiece a importar menos soja. Ahora compra sólo a Brasil y Argentina y "es difícil que pueda cerrar lo que venía comprando año a año" por la disponibilidad. Como condimento a este escenario, los precios FOB de la soja a cosecha en Argentina son los más bajos desde la campaña 2007/8. "El aumento de la producción en Estados Unidos, y ahora en Argentina genera un incremento de los stocks a nivel global aplicando una presión significativa a los precios", señaló el economista de la Bolsa de Comercio de Rosario.

En ese sentido, explicó que como consecuencias de la guerra comercial entre Estados Unidos y China empiezan a despegarse los precios de soja del país del norte y Sudamérica, cae en EEUU y sube en Sudamérica. "En argentina hasta octubre era muy baja la compra de poroto de soja, después empiezan a llegar los pedidos y aparece la presión sobre los precios entre el subproducto y el poroto. Hubo exportación en un período anormal, lejos de la cosecha. En enero vuelve a valores normales porque se espera que empiece haber una resolución y que China compre poroto a EEUU", detalló Di Yenno quien agregó que este escenario bajista de soja arrastró el precio del maíz.

Sobre el cereal el analista de BCR apuntó que es que se estima que caigan stock finales de maíz ya que a pesar de tener una mayor producción aumento la demanda global. Eso llevará a una "mejora en los precio del maíz respecto a la soja" y dijo que "demanda forrajera genera caída de stock y piso de precio para el maíz".

En tanto, la jefa del departamento Estudios Económicos de la BCR recordó algunos de los números para esta campaña y dijo que el área sembrada de soja llegó a 17,8 millones de hectáreas y cayó, mientras que la de maíz subió a 6,7 millones de hectáreas "un récord histórico".

La economista indicó que esta situación tiene que ver con que por primera vez se volvió a apostar muy fuerte a maíz de primera y eso permite una gran cosecha disponible en marzo y abril. Las ventas de marzo superan las 4 millones de toneladas y esto da un pico de exportaciones en maíz temprano, cuando se venía dando a un fuerte de ingreso de cereal más al segundo semestre.

De esta forma, esta campaña será récord en producción y exportación de maíz y habrá muy buenas perspectivas para la soja.

Puntualmente sobre el escenario para soja en medio de la disputa entre Estados Unidos y China mencionó que hay que seguir con atención si continúa la creciente demanda de poroto. "El poroto no tiene gran cantidad de proteína, el nicho es vender barato, y eso tiene alguna implicancia negativa en los precios domésticos, puede poner un techo a los precios futuros de la soja. Las fábricas están operando a una gran capacidad ociosa y eso tiene que volver a algún punto de equilibrio en algún momento", detalló al tiempo que agregó que se espera para abril una fuerte llegada de camiones con a los puertos, movimiento que se retrasó un poco por las lluvias de marzo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});