Agroactiva 2019

Las empresas de base tecnológica llenaron la plaza

Las Agtech brillaron en la Tecnoplaza de Agroactiva. Semilleros, fertilizantes, drones, apps, blockchain. El campo en el celu

Sábado 06 de Julio de 2019

El segmento Agtech, de tecnología e innovación en el agro, ocupó un rol protagónico en la edición 2019 de Agroactiva, con espacios exclusivos como la Tecnoplaza y la carpa en el sector promocionado por el gobierno provincial, que este año amplió la convocatoria a startups y empresas del rubro. Además de charlas específicas, también hubo rondas de vinculación, muy valoradas por los actores ya que les permite identificarse, intercambiar y asociarse.

La Tecnoplaza Agtech contó en esta vigésimoquinta edición con la presencia de empresas y variadas charlas destinadas a darle un mayor potencial a las compañías y proporcionarle al público un ámbito para el intercambio de ideas. Empresas como KWS, Bioceres, Don Mario, Mist y entidades como Aapresid, Crea y el Polo de Innovación Tecnológica (PIT) formaron parte de este espacio.

Diego Reñicoli, del área de Desarrollo de Don Mario y jefe técnico para Zona Centro-norte de Argentina, Uruguay y Paraguay, indicó que es el primer año que participan de Agroactiva y explicó que "el objetivo es comentarle al público las novedades que tenemos para la próxima campaña en lo que es variedades de soja e híbridos de maíz. Esto nos permite mostrar un poco lo que es el posicionamiento y todo lo que es la línea de ambientación en el área de desarrollo para recomendarle al productor las variedades, con su correcto posicionamiento en base a los lotes y así darle la posibilidad de que tengan un mayor análisis y una mejor estrategia de siembra de lotes para maximizar los rendimientos".

Como novedad, en esta feria, Don Mario presentó una plataforma digital que permite al productor ver resultados y analizar las comparaciones de los 10 últimos años de ensayos de las estaciones de la empresa. "Logueándose en la página, con un clic se puede obtener información de su zona y recomendaciones de fechas de siembra, variedades, densidad, para cada zona o ambiente", sostuvo el jefe técnico.

Por su parte, Gabriel Lema, responsable del stand de la empresa Mist, destacó que "la Plaza Tecnológica nos da la posibilidad de poder traer novedades y divulgar nuestros productos y actividades y sinceramente ha sido un año muy satisfactorio". La compañía mostró un protocolo de soja que se venía elaborando hace dos años. "Siembre trabajamos con tecnología de punta, en este caso con una emulsión de nanopartículas minerales, que es un fertilizante que no tiene nada de síntesis química, con lo cual es perfectamente amigable con el medioambiente. En un suelo clase tres no muy bueno de la zona de Rafaela logramos una soja de 5.000 kilos, mostrando una diferencia de 1.000 kilos contra los testigos comerciales".

Angel Bertoia, uno de los responsables del stand de Consorcios Rurales de Experimentación Agrícola (Crea) se mostró satisfecho con la presencia en AgroActiva y destacó "Hemos hecho vínculos con otras regiones de los Crea y estamos muy contentos y pregonando nuestra forma de trabajo que estamos muy convencidos de hacerlo en grupos".

Daniel Viti, también miembro del stand de Crea, explicó que "la asociación de productores tiene 18 regiones en el país y son más o menos 180 grupos que representan a alrededor de 2.000 productores", que se reúnen mensualmente para abordar la problemática planteada por uno de los miembros y se hace un intercambio con el fin de aportar soluciones para esa dificultad.

Sector público. "Como siempre, Santa Fe tiene fuerte presencia en Agroactiva. En esta oportunidad con 150 empresas vinculadas principalmente a los agronegocios, energías renovables y emprendedurismo y 25 empresas vinculadas con la tecnología", señaló Carlos Braga, subsecretario de Comercio Exterior de la provincia y titular de Santa Fe Global.

El funcionario destacó la realización de las rondas de las empresas en las que intervinieron los ministerios de la Producción y de Ciencia y Tecnología. "Entendemos que no sólo tenemos que dar oportunidades de buscar clientes acá sino que el Estado también debe garantizar soluciones mediante la articulación con todo con el sector: tanto con el productor tradicional, el que hace fierros y el que hace tecnología". Tales encuentros "fueron muy positivos. Así lo valoraron las empresas, que se sienten acompañadas, ademas de que se mapean y se identifican los actores para seguir en contacto".

Dentro de la carpa circular Agtech promocionada por el gobierno provincial estaban el desarrollador Agustín Uranga y el ingeniero agrónomo Tomás Leber, promocionando Zoom Agri, un sistema de determinación de calidad física de granos utilizando inteligencia artificial. El emprendimiento, que se viene gestando y perfeccionando desde hace dos años, consiste en un scanner que procesa la muestra (hasta el momento sólo analiza cebada aunque se prevé incorporar soja y otros commodities), se toman imágenes y luego la inteligencia artificial determina su calidad.

El sistema de análisis de pureza de varietales de cebada se llama Zoom Barley, y está en marcha desde diciembre pasado. Uranga explicó que los análisis habituales de certificación de la especie "se realizan mediante electroforesis o ADN, y los resultados demoran de 5 a 10 días. Nosotros desarrollamos un método rápido para poder medir pureza varietal en 5 minutos, lo cual permite llevar análisis camión a camión en tiempo real, a una fracción del costo".

Por este método se analizó un 45 por ciento de la campaña de cebada en Argentina y se prevé adaptarlo para el mercado uruguayo, brasilero y europeo, con implementación concreta en España y Francia. También se apunta para fin de año llevar Zoom Agri a Australia, Alemania, Ucrania e India.

Agrointeligent, la fusión entre Agrospray y Tecso, llevó a la muestra un gran drone pulverizador de 3 metros de diámetro, desarrollado en el polo tecnológico de Rosario. El aparato permite incorporarle mapas de prescripción y hacer pulverizaciones focalizadas en los lotes, y por estos momentos se analizan las mejores opciones para otorgarle la mayor autonomía. "Hay muchos interesados en comprarlo y también en contratarlo como servicio, y antes de fin de año ya queremos lanzarlo al mercado", comentó Gustavo Ghirardi, gerente técnico comercial de Agrospray. Asimismo, la empresa ofreció en la muestra una serie de aplicaciones móviles para aportar trazabilidad en el agro y realidad virtual para capacitación de operarios de maquinarias pulverizadoras.

Una "granja conectada" es la propuesta de DVL Satelital, una empresa de 20 años de trayectoria en Santa Fe y Entre Ríos, que consiste en "una plataforma convergente en la que se sitúan los diferentes datos censados de una granja, establecimiento, empresa o fábrica, ya sean los que originan los vehículos, camionetas camiones o maquinaria, como las diferentes actividades que intervienen en todo el proceso productivo. Ello permite tener un lineamiento de toda la información y generar diferentes alertas que se plasman en estadísticas para el análisis y la optimización de los recursos", explicó el asesor comercial Leandro Di Pizio.

Sobre la demanda del producto, el referente de DVL comentó que "en el los últimos 3 años hemos abierto un gran mercado. Nos desarrollamos mucho y los mismos clientes se van renovando y agrandando la cartera de soluciones. El campo hoy tiene una apertura a este tipo de tecnología que antes no veía: antes un productor se resistía apagar un abono y hoy entendió que ello le permite reducir costos y no le genera un gasto sino una ganancia".

Dataterra, en tanto, se presentó en Agroactiva con sus servicios de monitoreo, inspección y control aéreo vía drones e imágenes satelitales sobre campos, lotes y estructuras civiles o áreas urbanas o periurbanas. El emprendimiento lleva sólo un año desde su creación, a partir de un proyecto de un grupo de cooperativas santafesinas, de reconvertir su estructura y brindar servicios novedosos e innovadores. Así nace Dataterra, con cinco socios fundadores: La Cooperativa Agrícola de Armstrong, de Alvarez y Piñeiro, de San Jerónimo Sud, la Cooperativa de Trabajo de Tecso y el ingeniero agrónomo Lucio Valacco.

"La idea era generar un diferencia con el resto de la estructura de las empresas. Empezamos con servicios dentro de las cooperativas y hoy estamos trabajando con el consejo de las cooperativas, que son los primeros productores que están innovando, probando los servicios y haciendo las primeras prácticas. Desde ahí queremos empezar a bajar a los socios de las cooperativas y que se se traccionen los servicios para con ellos, apuntando a bajar las cargas de insumos, los costos del productor", señaló Valacco.

Comercio y financiación. Dentro de la carpa Agtech provincial se incluyó a empresas dedicadas a facilitar con tecnología la comercialización de commodities y el acceso a financiamiento para el productor en la compra de insumos y maquinarias. Tal es el caso de Siembro Agrocréditos, que mediante una app que se utiliza en el momento y en el lugar de la compra "se logra acortar la brecha entre el comprador y la entidad financiera que le va a dar el dinero", indicó Gerardo Lagge, CPO de la firma.

Ingresando a la aplicación, "lo que hacemos es correr diferentes scoring crediticios y ver con cuál oferta de financiamiento se puede conectar el productor. A su vez le arma toda la caída de cuotas y le arma una solución al merchand, que es el vendedor de la maquinaria que no necesita usar su propio capital para financiar. Y así la industria financiera accede de forma más sencilla al cliente", resumió.

También Agree Market acercó a la carpa Agtech su plataforma de comercialización online de granos "que acerca al productor, acopiador y al corredor al mercado. Es una herramienta que funciona y sus beneficios inmediatos son que permiten poner órdenes de compra o de venta y esto es una gran vidriera para todas las empresas adherentes", explicó Juan Busto, director comercial de la empresa.

La plataforma, que utiliza blockchain, "es para negocios con entrega física, no es una herramienta de cobertura. Es para que realmente comercialice la cosecha. Una vez que cierro el negocio, se emiten dos contratos digitales: una confirmación del negocio y un historial del mismo, reportando beneficios comunes: transparencia, competitividad, eficiencia y trazabilidad", sintetizó Busto.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario