Agroclave

La transformación digital en los muelles

Sábado 29 de Septiembre de 2018

En el marco de las jornadas portuarias y dentro del bloque "Hacia la transformación digital", también disertó Matías Urbieta, sales manager de Flux IT Ports Argentina, quien realizó un diagnóstico y posiles soluciones a los "dolores"(tal como definió a los problemas comunes), desafíos y casos de éxito en terminales portuarias diseminadas en América latina.

Un puerto que pueda obrar sin papeleo sino de forma digital es el principal desafío planteado, al igual que el aprovechamiento al máximo del tiempo ocioso y mejorar la performance y dinámica del trabajo en las terminales, para evitar problemas, como por ejemplo las colas de camiones, que generan trastornos de toda índole.

"Hay negocios ineficientes. Hace falta optimizar operaciones eliminando el papel físico", critió Urbieta. Para ello la empresa que representa propone su sistema de reemplazo digital Smart Suply Chain.

Asimismo, "uno de los problemas es que las terminales están aisladas, no explotan la capacidad de integrarse con otras entidades para sistematizar el flujo de información. Entonces se necesita integrar sistemas, fuentes de datos a la terminal. Básicamente no se explota la posibilidad de pagos en línea, interacciones con bancos, con agencias nacionales. La aduana que es "el jugador" en este proceso y los depósitos donde la mercadería fluye y se necesita alguna documentación manual", detalló Urbieta.

"Otro problema detectado en otros puertos es que hay veces que los sistemas existen, están integrados, pero no hay un gobierno, que es conocer exactamente qué está ocurriendo con los sistemas y cómo se comunican. Hay algunos que están enredados, que se integran directamente con la aduana, con un medio de pago y cuando cambia algún actor genera un impacto negativo en otro sistema", señaló.

Para este inconveniente Flux IT Ports propone "un patrón a nivel portuario y corporativo de arquitectura donde se pone un intermediario entre los distintos sistemas por el que fluye la información. Y el intermediario absorbe el costo de un cambio para que no se sufra el impacto", explicó Urbieta.

Sobre la planificación de los recursos físicos y humanos con los que cuenta cada terminal, Urbieta destacó la necesidad de una gestión de capacidad, de manera que" la terminal modela la capacidad productiva y de turnos que tiene para realizar citas de camiones, scaneo, pesado, para recibir un contenedor, inspeccionar un vacío. Cruzando la disponibilidad de todos los recursos y haciendo una oferta concreta de ese turno, que después para el usuario final va a demandar simplemente hacer un click".

En ese sentido, el especialista observó que "no hay planificación sobre la relación entre el transportista y el operador aduanero. Para eso la receta habitual es un sistema de citas, asistir en el preaviso de una transacción de importación o exportación. Ahí nuevamente se cruzan datos del sistema operativo de la terminal, stock de mercadería, capacidad de turnos y operatividad que tiene la terminal, hay muchos cruces de información que se sintetizan en muy pocos datos".

Sobre el sistema de pagos, "la gente visita la terminal con un cheque en blanco para abonar los servicios o ese cheque lo envía una persona que podría no ser de confianza. Solución: pagos en línea".

"Otro problema son los procesos de negocios sin soporte", señaló Urbieta y destacó nuevamente la necesidad de digitalizar todo lo concerniente a las cargas, rectificación, stock, etiquetado mediante scanner, entre otras tareas por optimizar.

Continúa en la página 4

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario