Agroclave

La tecnología y la innovación local se mostró en el espacio de Santa Fe

Empresas en marcha, prototipos y todo tipo de proyectos tecnológicos tuvieron su lugar en la exposición.

Sábado 16 de Junio de 2018

Unas en marcha y otras en desarrollo pero con prometedores resultados, las empresas de agrotecnología santafesinas tuvieron un espacio de importancia en la extensa franja de stands que el gobierno de la provincia de Santa Fe presentó en la última edición de Agroactiva, celebrada en Armstrong la semana pasada. Detección, diagnóstico e intervención precisa y sectorizada son los principales objetivos de numerosas iniciativas orientadas bajo el fin supremo de lograr mayor rentabilidad, sustentabilidad y reducción de impacto medioambiental.

Entre los servicios del rubro, sin duda uno de los más llamativos es la de InteliAgro, que ofrece en forma gratuita una plataforma on line para aumentar la rentabilidad y controlar los riesgos de precio en los agronegocios, a la que los productores pueden acceder y aprovechar sus beneficios sin pagar costo alguno.

www.inteliagro.com es una aplicación web que no se descarga sino que se accede a través de navegador. El proyecto, encarado hace siete años por un grupo de profesionales rosarinos en su mayoría tecnólogos, ingenieros en sistemas, economistas y profesionales del agro, está disponible desde hace un año en su versión en línea, y "surgió a partir de una necesidad del productor de cubrir sus costos y de mejorar la rentabilidad y el manejo de su negocio, en los números y en los márgenes, lo cual se hace realmente difícil", explicó Gonzalo Verrone, CEO y co-fundador de la empresa.

"Con nuestro software apuntamos a ayudar a los productores a hacer un seguimiento on line a través de la nube. Cargando allí toda su información, pueden seguir con los mercados en línea y saber cuánto vale su producción, a cuándo debe vender para cubrir sus costos y sus objetivos. Nuestra idea es que puedan tener un aumento de su rentabilidad campaña tras campaña y que luego puedan cubrir o controlar los riesgos de precios que ocurren, por ejemplo, cuando hay sequía y los mercados se disparan, y no pueden aprovechar esos altos precios. Y peor aún, si no ha hecho ningún tipo de cobertura, al no tener granos porque hubo una merma en la producción, entonces pierde su rentabilidad", señaló Verrone.

En definitiva, "es una herramienta comercial, financiera y que interviene de lleno en los márgenes", resumió el empresario y aseguró que tiene muy buena recepción en los productores. Actualmente "cuenta con aproximadamente 400 usuarios registrados y en actividad, cargando sus operaciones, sus hectáreas con la siembra que tienen. Apostamos a seguir creciendo y en los próximos meses vamos a lanzar una versión premium de la plataforma.

Entre los emprendedores de la carpa Agtech de Santa Fe estaban los jóvenes creadores de DeepAgro, el sistema de pulverización inteligente ganador el año pasado del primer premio del Hackaton Agro, el encuentro nacional organizado por el Ministerio de Agroindustria, celebrado en septiembre pasado en la Bolsa de Comercio de Rosario.

"Esta herramienta pretende optimizar los recursos por medio de cámaras y filmaciones del campo en tiempo real instaladas en mosquitos y equipos pulverizadores. Mediante el reconocimiento de imágenes e inteligencia artificial se puede detectar lo que es cultivo de lo que es maleza. De esa forma, hacemos una pulverización selectiva, que permite ahorrar herbicida. Si bien éste depende de la cantidad de maleza que tenga el campo, se calcula de todas maneras que va de un 40% a un 80%", explicó Iván Regali, ingeniero electrónico, miembro del grupo de seis jóvenes profesionales de Casilda y de Rosario, que en estos momentos se están abocados de lleno al prototipo que prevén lanzar el próximo año al mercado.

"Para este año proyectamos empezar a hacer ensayos de campo en la próxima campaña de agosto a noviembre, buscando que el equipo tenga un buen rendimiento y que llegue a 18 kilómetros por hora. Esta tecnología es muy interesante porque no sirve sólo para detectar malezas, tiene un potencial para detectar otras enfermedades, insectos, optimizar herbicidas e insecticidas, ontar plantas, cultivos, hacer predicciones para las próximas campañas", auguró Regali, quien destacó que los beneficios que ello reporta "no son sólo económico sino para el medioambiente".

Drones. Los drones se vienen cada vez más grandes y suman utilidades. Tal es el caso de Biodrone, una empresa incubada por Cites Startups, del grupo Sancor Seguros, que también apunta al ataque selectivo de plagas mediante pulverizaciones realizadas con drones a combustión, detectadas previamente con trampas de monitoreo geolocalizadas.

La parte de las trampas está desarrollada y fue parte del doctorado de la bióloga y becaria del Conicet Luciana Bollati, quien explicó que las mismas funcionan las 24 horas mediante "el uso de feromonas específicas de la especie de insectos que se desee atrapar o censar, para que se atraigan entre sexos y los llevamos hacia la trampa. A través de sensores ópticos se va cuantificando cuántos van quedando atrapados, se procesa esa información mediante un software y cuando representan una amenaza, se genera un alerta. Dado que están geolocalizadas, el drone va y pulveriza en forma sectorizada", explicó la científica.

Daniel Sequeiras es el director de tecnología de la empresa. "Está dirigida a cultivos intensivos y también extensivos. Al ser a combustión, el drone tiene mayor capacidad de carga y autonomía que el eléctrico, que sin carga tiene una autonomía de 20 minutos, pero cargado se reduce a ocho. "Si tuviese que ir a un campo con muchas hectáreas tendría que tener una gran cantidad de baterías cargadas para ir reemplazándolas y eso es un cuello de botella porque son muy caras. Habría entonces que llevar un generador para cargarlas, y transformar combustión en electricidad. No tiene sentido", reflexionó.

El ingeniero trabaja por estos días en el desarrollo de un drone de 3 metros de envergadura y una autonomía de 40 minutos de trabajo con 20 litros de capacidad de carga. Dependiendo de la cantidad de plagas y de la extensión del campo, será el cálculo que deberá hacerse para la proporción de combustible y de agroquímico que deba llevar el aparato.

Desde ya, los especialistas aseguran que se puede hacer un ahorro de más del 50% de productos mediante este sistema de pulverización sectorizada y que reporta amplios beneficios: "el drone hace el trabajo solo. Entra al campo y sólo se necesita un operador que haga la carga y recarga de combustible y de agroquímico. Es el único sistema que no lleva un piloto a bordo, nadie está expuesto ni en riesgo. Es mucho más barato que una autopropulsada y ni qué hablar respecto de un avión. Si ha llovido y no tiene suelo, no es necesario que lo pise, y no necesita seguir el surco porque tiene un sistema vertical". En noviembre próximo está programada la presentación de este sistema para comenzar a comercializarlo el año que viene.

Mapeo. Otra oferta que involucra no sólo drones sino satélites y sensores remotos para recolectar y procesar información para optimizar el uso de insumos es la de PreSeeds, creada en 2014 y que desde el año pasado se dedica a vender drones y hacer mapeos para determinar, por ejemplo, la nutrición de un cultivo, posibles rendimientos y enfermedades. En caso de detectar anomalías, "le informamos al cliente en qué sector ocurre algún problema, se le dispara un correo electrónico, lote, latitud, longitud, para que vaya al lugar puntual y le recomendamos cómo proceder", comentó Gonzalo Goñi, dueño de la empresa rosarina.

"Vemos que hay un cambio disruptivo en la producción agropecuaria, y que eficientizar y acceder a esta tecnología para la agricultura de precisión agrega valor. Se suman tecnologías y el productor es muy conservador, le cuesta adoptarlas, pero ceden cuando les mostramos casos de éxito, que optimizamos insumos y cambia el margen de renta", observó Goñi, quien destacó y vinculó a estas consideraciones el crecimiento de su emprendimiento, especialmente en el último año, con miras a expandirse más allá de la zona núcleo. Su página web: www.agrodrone.com.ar.

Otra empresa en pleno funcionamiento y con 15 años de trayectoria que participó de Agroactiva es EfeyEfe Ingeniería, de San José de la Esquina, dedicada a la fabricación _con materiales nacionales para garantizar la disponibilidad de repuestos_ de monitores de siembra que controlan y garantizan la distribución adecuada de la cantidad de semilla que se lleva a la tierra; banderilleros que evitan la superposición de líneas y el desperdicio de líquidos y balanzas inalámbricas.

Balanzas. Sobre estas últimas Luciano Dimanghene, a cargo de ventas de la empresa, comentó que ésta "está incursionando en dos productos nuevos: balanzas en feed lot aplicada a los ganaderos que tienen muchos corrales para saber el horario y dosis que se están suministrando a cada comedero, y fuera del agro, balanzas para autos de carreras".

"Hoy estamos con una red de distribución muy grande por el país porque nuestros productos perduran en el tiempo. Brindamos asistencia técnica en el momento, cuando el productor tenga el problema y no después de 15 o 20 días y nos abocamos a desarrollar nuevas tecnologías", remató el ejecutivo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario