Agroclave

La siembra va por otro récord: 1,6 millón de hectáreas en la zona GEA

La siembra de trigo tomó impulso. En medio de las heladas, las sembradoras no paran. El aire seco y el tiempo soleado sostienen la siembra record de 1,6 millón de hectáreas, indicaron desde la Guía Estratégica para el Agro. Es más, en lotes muy afectados por el agua también si las condiciones meteorológicas acompañan se podrán llevar adelante las proyecciones de siembra.

Sábado 13 de Julio de 2019

La siembra de trigo tomó impulso. En medio de las heladas, las sembradoras no paran. El aire seco y el tiempo soleado sostienen la siembra record de 1,6 millón de hectáreas, indicaron desde la Guía Estratégica para el Agro. Es más, en lotes muy afectados por el agua también si las condiciones meteorológicas acompañan se podrán llevar adelante las proyecciones de siembra.

El escenario se apoya en que "durante la próxima semana se mantendrá el actual pulso seco", comentó el doctor en cincias atmosféricas José Luis Aiello, .

Sobre el tramo final, la siembra de trigo acaricia la promesa de romper otro récord: sembrar 1,6 millones de hectáreas. "La ausencia de lluvias de la última semana permitió avanzar en un 15 por ciento. El extremo sur santafesino y el norte bonaerense son las zonas más demoradas en las implantaciones del cereal", indicaron desde la entidad local.

A pesar de que hay localidades muy afectadas por los excesos de agua, como en El Trébol y Pellegrini dónde un 10 por ciento de sus intenciones quedarán fuera de pista, el resto de la región toma ventaja con el regreso del sol y el aire seco. En el resto de Santa Fe, no quedaran lotes sin sembrar por los excesos de agua, precisaron los ingenieros que ven fortalecer las decisiones de siembra. Incluso en Pergamino, área que recibió más de 600 mm en lo que va del año, "si las condiciones acompañan, se podrá sembrar la totalidad de los lotes programados", afirman los técnicos.

Además, sí las condiciones acompañaran, los pronósticos sostienen otra semana muy fría, incluso con heladas más intensas, pero sin nubes y con tiempo estable. Esto será clave para avanzar sobre las 250 mil hectáreas que faltan por terminar.

Por otra parte, el frío le quita de encima la marca de las enfermedades al trigo. El intenso frío detuvo en seco el avance de roya que se veía una semana atrás. El tiempo entró en juego en forma abrupta con intensas heladas y ahora el cultivo se observa sin plagas ni enfermedades y condición muy buena a excelente.

Monte Buey registró la marca más baja de la semana, con 2,2 grados bajo cero. En el 87 por ciento de los cuadros se observan los primeros foliolos desplegándose, mientras que el 10 por ciento se encuentran recién emergiendo pero sin problemas, pese las intensas heladas de los últimos días. Un 3 por ciento forma al pequeño pelotón de lotes adelantados que ya comienza el macollaje.

"El frío les va a dar un gran empujón para estimular el desarrollo de raíces y macollos", explican los ingenieros.

Por su parte, las heladas activaron la cosecha de maíz. En Monte Buey, el maíz tardío comenzó a cosecharse con 20 por ciento de humedad y rindes de 110 a 120 qq/ha en seco. La cosecha del maíz tardío y de segunda dejó de estar varada por el alto contenido de humedad de sus granos. Todavía falta bajar algunos puntos más para arrancar con todo, pero ya se pudo volver a la actividad de cosecha.

Los barbechos también recomenzaron para la soja, explicaron desde GEA. Vuelven a hacerse las aplicaciones de control de malezas en la región. Rama negra encabeza la lista de la más problemática en toda la zona, el yuyo colorado y el raigrás resistente le siguen detrás. Pero las heladas tambien colaboran en el control, y contribuyeron a frenar la presencia de soja "guacha".

En detalle, finalizó la siembra de trigo en Carlos Pellegrini. Sin embargo quedó un 10 por ciento del área que no pudo ser implantada por los excesos de agua. La mayoría de esos lotes van a pasar a soja. El nacimiento de los lotes sembrados es muy bueno, las plantas poseen entre una a 4 hojas desarrolladas. No se vislumbra presencia de enfermedades. Los ingenieros indican que se apostará a una mayor fertilización que el año pasado, apuntando a rindes de 40 qq/ha. Los maíces tardíos siguen aguardando a que baje la humedad de sus granos. Cómo las bajas temperaturas y las heladas ayudaran al proceso, tal vez en la próxima semana pueda comenzar la cosecha. Comenzaron los barbechos para los cultivos de verano con el objetivo de eliminar rama negra, la principal adversaria que encabeza los problemas de maleza que hay en la zona.

GEA señaló que queda un puñado de lotes por sembrar con trigo en el corredor que une Cañada de Gómez y Villa Eloísa. "Los lotes que estaban complicados, un 10 por ciento del área, por excesos de humedad pasaron a sembrarse con ciclos cortos y se terminaran por estos días. Las emergencias están siendo de buenas a muy buenas. No se observa presencia de enfermedades. "Las heladas vienen muy bien; el cultivo venía con una alta tasa de crecimiento por las altas temperaturas de junio. El frío estimula el desarrollo de raíces y macollos. Esto es importante para compensar las áreas que sufrieron pérdidas en el stand de plantas por granizo", explican los ingenieros. Por la mayor fertilización usada este año, se apunta a potenciales de rindes de 45 a 55 qq/ha. Aun no comenzó la cosecha de maíz tardío y de segunda. Las heladas ayudan a bajar la humedad de los granos, que es de un 20 por ciento. "En unos días más se evaluará la humedad y si se llega al valor de conformidad, se trillarán y se asumirán los gastos de secada", comentan. Arrancaron los barbechos de los cultivos de verano. Aún faltan aquellos lotes con problemas de piso. Rama Negra es la maleza más problemática. En muchos lotes no se han podido hacer los tratamientos en tiempo y forma, el desarrollo de la maleza ha tomado vuelo propio. Lo bueno, es que las heladas están ayudando a combatir la soja guacha.

En tanto, esta casi por finalizar la siembra de trigo en El Trébol; pero advierten, "hay un 10 por ciento de la superficie que no podrá ser sembrada por la falta de piso". Esos cuadros se destinarán a soja. El cultivo sembrado está creciendo en muy buenas condiciones, sin presencia de enfermedades. Se los ve hasta con dos hojas desarrolladas. La fertilización utilizada es mayor a la de la campaña pasada, ahora se va en busca de rindes de 40 qq/ha. Las heladas no están afectando al trigo. Los maíces tardíos y de segunda aun aguardan en el campo, esperando que baje la humedad de sus granos. "Se están haciendo los barbechos para soja y maíz. No hay malezas que compliquen. Las heladas ayudan a combatirlas", señalaron los ingenieros.

El Sistema de Estimaciones Agrícolas del Centro - Norte de la Provincia de Santa Fe que elabora la Bolsa de Comercio de Santa Fe destacó que "el trigo consolida su intención de siembra y va por más". Apuntaron en su informe semanal que la estabilidad climática se manifestó en la semana con temperaturas normales para la época del año, heladas, días soleados con alguna nubosidad parcial. Características que se concretaron en la totalidad de los departamentos del área de estudio.

Las condiciones ambientales favorecieron el desarrollo de las actividades del sector, solo los altos porcentajes de humedad ambiente y de grano generaron ciertas discontinuidades en los movimientos del proceso de cosecha de algodón, sorgo granífero y maíz de segunda. Para el caso de la siembra de trigo, ya con variedades de ciclo corto, continuó firme el proceso, consolidando la proyección e incrementándose la intención de siembra, la cual ascendería a 380.000 ha. Pero, por otro lado, el sector productivo reforzaría, aumentaría las dosis de fertilizantes nitrogenados que utilizaría.

Para el período comprendido entre el miércoles 10 al martes 16 de julio de 2019, los pronósticos de la entidad santafesina prevén desde su inicio, un período con condiciones de estabilidad climática, soleado, con un progresivo aumento de la nubosidad, con estabilidad en las temperaturas mínimas, con baja a nula probabilidad de ocurrencia de heladas. Situación que comenzaría a desmejorar, con manifestaciones de inestabilidad climática con altas probabilidades de precipitaciones, de bajas intensidades, en los diferentes departamentos del área de estudio, extendiéndose hasta en el sector oeste del área y hasta el sábado 13 en el centro y este.

El Sistema de Estimaciones Agrícolas indicó que ante la estabilidad climática, el proceso de siembra continuó a buen ritmo y según zonas llegó a su finalización. Quedando lotes, que ante la disminución de los porcentajes de humedad y probabilidades de ambientes secos, se llegaría a la concreción del proceso. Se logró un progreso de avance de siembra del orden del 94 por ciento, sobre la intención, lo que representaría unas 352.500 ha, un incremento de 10 puntos porcentuales intersemanal y 1 punto inferior, en comparación a la campaña pasada, para el mismo período. Las variedades de ciclo corto fueron las implantadas. La germinación se desarrolló sin problemas, evidenciando un muy buen poder germinativo de los materiales utilizados y en distintas áreas de los distintos departamentos se observó un importante incremento en la aplicación fertilizantes nitrogenados post-emergentes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario