Agroclave

La revancha del trigo: cada vez más cerca de una siembra récord

• Las tormentas de los últimos días generan en la zona núcleo la esperanza de que los cultivos crezcan entre un 15% y un 20% este año.

Sábado 05 de Mayo de 2018

El objetivo es mejorar Donde los rindes fallaron, las tormentas encendieron el entusiasmo por el trigo en la zona núcleo, donde la intención de siembra indica que la producción podría crecer entre un 15% y un 20% este año, yendo de este a oeste en la región, y con chances de concretar un implante récord de 1,3 millones de hectáreas, según la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario. "La recuperación de la humedad está en marcha. Se seguirán sumando milímetros en las próximas semanas", vaticinó el especialista del organismo, José Luis Aiello.
Esta semana ha marcado un antes y un después para el trigo. Las lluvias han llegado y los pronósticos ahora van a favor de seguir sumando milímetros en el suelo. El entusiasmo por el cultivo empieza a generar consultas de insumos en las zonas de mayores problemas productivos. Los márgenes negativos y la necesidad de financiamiento y liquidez que ha dejado la sequía pesan.
La posibilidad de repetir el éxito que se obtuvo con el trigo del año pasado alienta a sumar un 15% o más este año. Y en las zonas donde los resultados de la campaña han sido satisfactorios argumentan que las rotaciones y el combate a las malezas hará sembrar trigo en las misma proporción que el año pasado o con un 10% más. Si las lluvias siguen a favor y permiten comenzar con los perfiles con un 70% o más de agua útil en los suelos, la región núcleo se tomará muy en serio la revancha con el trigo.
Después de unos largos meses sin lluvias, las precipitaciones aparecieron, pero en plena cosecha gruesa. Si bien los milímetros son esenciales para la siembra de trigo, traen demoras en las tareas de recolección y dificultades en el tránsito de algunos caminos. Las ráfagas de viento que han acompañado a las tormentas han sido tan intensas que han afectado a numerosos lotes de maíz.
Según la medición del GEA, al 26 de abril último la cosecha de soja de primera había avanzado sólo 3 puntos respecto a la semana anterior, totalizando un 93%. La de maíz sólo adelantó 1 punto, cubriendo el 96% del área. Los rindes promedios seguían afianzándose en 32 qq/ha en soja de primera.
La gran variabilidad de valores seguía destacándose, y los mínimos de la semana pasada tocaron los 15 qq/ha y los valores máximos superaron 50 qq/ha en el 80% de la zona núcleo. El maíz temprano se consolidaba en los 90 qq/ha.
En tanto, avanza la cosecha de la oleaginosa de diciembre y los rindes sorprenden. El promedio de la última tanda cosechada aumentó 2 puntos respecto a lo que se venía midiendo, alcanzando los 20 qq/ha. En los alrededores de Carlos Pellegrini y El Trébol, al centro-sur de Santa Fe y en Marcos Juárez, este de Córdoba, los rindes promedios superaron los 30 qq/ha, alcanzando techos entre 40 y 50 qq/ha. Pero en las otras zonas los técnicos advierten que "lo que sigue será mucho peor".

Centro y norte. Según el Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) del centro-norte de la provincia, elaborado por la Bolsa de Comercio y el Ministerio de la Producción de Santa Fe, al 1º de mayo se presentaban en la región "situaciones contradictorias; complicaciones climáticas para la cosecha y óptimas precipitaciones para la próxima campaña de cosecha fina".
Las actividades más relevantes en la semana para toda el área estuvieron condicionadas por la situación ambiental caracterizada por los elevados porcentajes de humedad ambiente y con ello, altos porcentajes de humedad de granos, pisos de los lotes, accesibilidad a los mismos, situación que interrumpió la cosecha de los cultivos frenando los equipos y las cosechadoras. Los rendimientos continuaron revelando la gran heterogeneidad, siendo la principal característica que rigió y regiría en la campaña 2017/2018.
Prosiguió la cosecha en los distintos departamentos y en diferentes porcentajes en los siguientes cultivos: en arroz un 99 %, en algodón un 47 %, en sorgo granífero un 50 %, en soja de primera un 60 % y en soja de segunda un 15 %.
Las previsiones climáticas para estos días estarían condicionando la realización de las diferentes actividades en los distintos sistemas productivos, en el área con dicha inestabilidad.
En el área arrocera, el proceso de cosecha continuó en forma muy lenta, alcanzando un grado de avance del 99 % del total del área, representando aproximadamente unas 31.680 ha, con un progreso intersemanal de 2 %. No han decaído los rendimientos, manteniéndose estables con rindes de 6.000 a 6.500 kg/ha, siendo la calidad comercial del grano muy buena.
Gran preocupación expresó el sector arrocero por los elevados incrementos de las tarifas de un insumo primordial y fundamental: la energía eléctrica, para el riego del cultivo, alcanzando casi al 15 % del costo operativo del cultivo.
El proceso de cosecha de la soja temprana (de primera) logró un grado de avance del orden del 60 %, representando aproximadamente unas 540.000 ha, con un progreso intersemanal de 8 puntos y un retraso de 15 puntos porcentuales en referencia al ciclo anterior.
El proceso de cosecha de la soja tardía (de segunda) en los departamentos del sur y lotes puntuales en los departamentos del centro del área, avanzó a medida que las condiciones ambientales día tras día lo permitieron, el mismo logró un grado de avance del orden del 15 %, representando aproximadamente unas 75.375 ha, con un avance intersemanal del 7 % y un adelanto de 7 puntos porcentuales en referencia al año pasado en similar fecha.
El maíz tardío (de segunda): bajo desarrollo en altura, estructura y uniformidad de plantas, lotes desparejos y stand de plantas por hectárea, fueron las características e indicadores observados que presentó el cultivo luego de que las condiciones climáticas cambiaran y nuevamente la disponibilidad de agua útil en los suelos se hizo presente.
Un 80 % del área sembrada, manifestó distintos grados de afectación y síntomas característicos del estrés hídrico y térmico que padeció el cultivo desde su siembra hasta hace 20 días atrás, donde se revirtió el período seco y comenzaron las precipitaciones.

Cotizaciones. En el mercado, el trigo tocaba la semana pasada su valor más alto en casi 4 años, había renovado su impulso alcista tanto en el Mercado local como en los Mercados externos de referencia.
En tanto, los precios de la soja recuperaban su valor en la última semana alentados por mejores precios de los subproductos en el mercado externo.
El maíz cotizó a la baja, producto de precios de exportación a la baja, ajeno a la incertidumbre comercial que se cierne sobre el mercado por la relación China - EEUU.

los procesos en

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario