Agroclave

La maquinaria agrícola no ve la recuperación hasta 2020

• La producción del sector se desplomó casi 40 por ciento en ocho meses de 2019. También cayeron exportaciones e importaciones.

Sábado 09 de Noviembre de 2019

La producción de maquinaria agrícola se desplomó 39,3 por ciento en ocho meses del año y alcanzó los 6.360 equipos si se incluyen todas las categorías. Así lo informó la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES) durante su último informe semanal.

Las exportaciones en valores de maquinaria agrícola totalizaron, en los ocho primeros meses de 2019, u$s 78 millones, considerando la totalidad de las maquinarias destinadas a las tareas agrícolas y afines, una merma del 6,2 por ciento respecto de igual período de 2018. En volúmenes, medido por las toneladas despachadas, se verificó una disminución de 4 por ciento en este período analizado.

En el acumulado a agosto de 2019, las importaciones de maquinaria agrícola y del resto de los equipos afines para la agricultura totalizaron u$s 498 millones, una contracción del 50,2 por ciento respecto de igual período de 2018. Por otro lado, las toneladas importadas cayeron 54,3 por ciento en este período analizado.

En los ocho primeros meses de 2019, el bloque de países destino de nuestras ventas externas fue encabezado por Brasil, con el 70,2 por ciento del valor total exportado, seguido por: Uruguay (5,6 por ciento), México (4,8 por ciento) y los Estados Unidos (4,2 por ciento). Entre los países de origen de las importaciones en valores, Brasil continuó siendo el principal de ellos, con una participación del 47,7 por ciento. A mucha distancia, aparecen los Estados Unidos (15 por ciento), y Alemania (8,4 por ciento).

Para Alejandro Ovando, Director de IES Consultores "las perspectivas para el sector de maquinaria agrícola en el corriente año son negativas, ya que la recuperación prevista en el segundo semestre desapareció" tras la última devaluación.

Tras cerrar 2018 con una fuerte contracción en la producción y ventas de equipos, el peor año desde 2016, el sector de maquinaria agrícola exhibe una nueva caída en su nivel de producción y ventas de equipos agrícolas en los ocho primeros meses de 2019.

"La producción agrícola récord de 2018/19 no se tradujo en un aumento equiparable de la demanda de bienes de capital, y si bien desde abril se observa una desaceleración en el ritmo de caída en la producción y ventas por el impacto de la cosecha histórica, en agosto la actividad volvió a deteriorarse tras la brusca devaluación del peso", dijo la consultora.

Dentro del panorama negativo, el único segmento que exhibe un aumento en la fabricación y ventas es el de sembradoras. El tractores es el que registra la mayor caída.

"Asimismo, la fuerte devaluación del peso produjo un desplome de las importaciones de maquinaria agrícola en 2018 y lo que va de 2019, lo cual protege la producción y ventas de equipos nacionales, ya que permite mantener el empleo del sector estable", señaló el reporte del IES.

Así, en la coyuntura se mantienen los planes de producción local por parte de las grandes empresas, en reemplazo de líneas importadas. Es que, por ejemplo, la venta de cosechadoras nacionales creció en los primeros ocho meses del año, aunque la comercialización total cayó. En este mismo esquema, la colocación de tractores nacionales bajó pero menos que los importados en este período.

"El financiamiento sigue siendo un problema para reactivar las ventas, en un escenario de altas tasas de interés que atentan contra la recuperación del sector", indicaron los analistas de IES.

La merma productiva de los ocho meses de 2019 se originó en la caída de la fabricación de los grandes equipos como cosechadoras y tractores, pero también por la reducción en la fabricación de equipos pequeños (implementos, cabezales de cosechadoras y pulverizadoras), dado que creció solamente la producción de sembradoras.

Los tractores, que son el principal segmento fabricado por las unidades producidas, exhibieron un descenso productivo del 54 por ciento, mientras que la producción de cosechadoras tuvo una caída del 53,9 por ciento en este período.

En cambio, la fabricación de sembradoras registró un crecimiento del 9,1 por ciento en línea con la siembra de trigo y cebada de 2019/20.

Si bien la caída de ventas afectó la producción de equipos, el retroceso en la fabricación del corriente año también podría obedecer a la necesidad de las fábricas de deshacerse de sus stocks acumulados (en enero, la producción había caído anualmente 93,3 por ciento y casi no se fabricaron equipos).

Al analizar las ventas de los principales equipos en los ocho meses de 2019, se verifica una caída de las ventas de cosechadoras (4,4 por ciento), mientras que los tractores exhibieron una merma mayor en este período (13,3 por ciento) respecto de igual período de 2018, aunque en ambos segmentos se observa una recuperación de las ventas en el segundo trimestre de 2019.

El nivel de ventas de ambos segmentos en el período enero — agosto de 2019 está por debajo de los mismos meses de 2016 y de 2017, que fue un año récord, pero es mayor al volumen vendido en 2015 y en 2014. En valores, las ventas totales de maquinaria fueron por $ 23.855 millones en el acumulado a junio de 2019 (para los cuatro segmentos de maquinaria), según datos oficiales, con una suba nominal de 74,6 por ciento respecto de 2018.

De acuerdo a la consultora que dirige Alejandro Oviedo, las perspectivas para el sector de maquinaria agrícola en el corriente año son negativas. "La posible reimplantación de retenciones a las exportaciones para financiar al fisco, debilitarán al sector agrícola en la campaña 2019/20, al afectar a su rentabilidad, y, por ende, la capacidad de inversión", agregó. Subrayó que la producción y ventas de equipos caerán en 2019, a pesar de una cosecha histórica en el ciclo 2018/19.

Además, explicó que las elevadas tasas de interés atentan contra una mejora de la demanda en 2019, situación que "probablemente cambie en 2020, con líneas de inversión productiva y tasas de interés más bajas en términos reales por cuestiones regulatorias, factor que puede ser el sostén sectorial para el próximo año".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario