Agroclave

"La lechería es inviable sin ayuda financiera"

•El secretario de Lechería de Santa Fe sostuvo que el sector enfrenta un panorama complicado. Alerta por la concentración de tambos

Sábado 16 de Junio de 2018

Azotado por dos inundaciones seguidas en menos de un año y luego la sequía, con costos de producción cada vez más elevados, las eternas desventajas de precio respecto de las industrias, con ayuda financiera insuficiente, el sector tambero presenta cuanto menos un panorama "complicado", según el secretario de Lechería del ministerio de la Producción santafesina, Roberto Tión. Pese a que el gobierno provincial sostiene que la producción lechera en Santa Fe puede ser sustentable a manos de tambos pequeños y medianos, lo cierto es que los más grandes los van fagocitando y concentran la producción.

El funcionario detalló que en la provincia quedan 2.700 tambos (en 2015 había 3.657) y hoy se producen 6 millones de litros diarios, por lo que desde la gran crisis hace dos años y medio, cuando la producción cayó a 4,5 millones diarios, sólo se recuperó un millón y medio. En 2015 la producción se estimaba en 11 mil millones de litros diarios. Según el secretario de Lechería, hoy el 70 por ciento de los tambos están produciendo por debajo de los 2 mil litros diarios, y en su mayoría son medianos productores.

Si bien rescató que "últimamente la producción no baja, se mantiene", y que "hay algunos tambos que están creciendo", lamentó que otros siguen desapareciendo y eso preocupa". El funcionario vinculó el fenómeno a los problemas de rentabilidad, características de los campos, volúmenes de producción, "y a la decisión de cada productor de salir del sistema, sabiendo que una vez que se va, es difícil que pueda volver"

Tión garantizó que "la producción de leche no va a correr riesgo", pero abogó por una actividad lechera que en la provincia de Santa Fe sea posible con pequeños y medianos tambos. "Hay que buscar que sean sustentables: manejando números, inversiones, costos y amortizaciones", djo.

Actualmente "si un productor quiere crecer con la propia producción o con las tasas normales, es imposible el crecimiento. Toda la poca rentabilidad de los tamberos está volcada a la alimentación y a sosotener una cantidad determinada de leche. Muy poco se destina a inversiones, por lo que es inviable sin ayuda financiera, salvo que tengan una actividad paralela que ayude a sostener", consideró.

Precisamente, observó que los tambos más grandes, que de alguna manera absorben lo que dejan de producir los más pequeños, "revelan un crecimiento pero se ve que no es plata de tamberos sino de productores que destinan parte de su renta de otra actividad y la inyectan en los tambos".

Financiamiento. La lechería "no está ajena a lo que está ocurriendo en el país con las producciones, fundamentalmente el caso de la provincia de Santa Fe donde es una de las más importantes junto con la agricultura y la ganadería. Es un sector que en de aquí a tres años atrás el factor climático fue lo que más golpeó con dos inundaciones y ahora con una sequía.

En materia financiera, "en los últimos meses los costos para producir leche han aumentado muchísimo y hoy otra vez hay problemas de rentabilidad, auque hay algunas empresas que hoy están pagando un precio que uno puede llegar a pensar que mejoraron, pero igual los altos costos de producción hacen que el sector no pueda salir ni despegar de esta situación complicada", señaló Tión.

La asistencia financiera prometida el año pasado a los tamberos en el marco de la emergencia a raíz de las inundaciones está en rojo. El gobierno nacional iba a aportar 250 millones de pesos y la provincia, 150 millones. Esta última aportó ese monto y agregó 100 mil pesos más, pero "hasta ahora la Nación todavía adeuda 150 millones de pesos a la provincia para terminar con la solicitud de los préstamos que pedían y que necesitaban los tamberos hace un año y medio atrás. Se había prometido que lo saldarían en marzo de 2017, pero seguimos sin novedades", renegó Tión.

"Ya se empezó en mayo con los recuperos de los primeros préstamos otorgados. La idea es mantener ese importe provincial y nacional como un fondo rotatorio para atender ésta y otras actividades productivas que tienen problemas con los costos", comentó el funcionario.

Tasa y sequía. De todas maneras, el sector lechero sigue sin ayuda acorde a las circunstancias. "Estamos mal porque en este último mes no hay un crédito que pueda llegar a salvar la situación, por lo contrario. Un crédito que supere un 25 por ciento o el 30 por ciento en estos márgenes tan chicos que tiene la producción es casi impagable", indicó.

Para colmo, "las pasturas están atrasadas por sequía y los productores han tenido que consumir muchas reservas y lo que han tenido que comprar ha sido a muy altos costos, fundamentalmente el maíz, expeller de soja con proteína y la parte de fibras también muy caro. Esto vuelve muy poco rentable la actividad para quienes no tengan un buen manejo de costos", advirtió.

Precios. Para Tión es preciso que haya un blanqueo de precios en el marco de la pelea entre producción versos industria para llegar a una cotización justa.

"Sabemos que manejar los precios no es la solución (a la crisis del sector) sino fundamentalmente los costos, producción y volumen. Es necesario trabajar fundamentalmente tranqueras adentro. En Santa Fe estamos realizando controles de sanidad, recorriendo industrias, evaluando el nivel de competitividad y haciendo un relevamiento actualizado de tambos para elaborar nuestras propias políticas", señaló, y remarcó que desde el gobierno provincial la tarea primordial es mejorar caminos e infraestructura.

Venta de Sancor. Por último, el secretario de Lechería dijo que está "mirando con preocupación" la demora en la formalización de las negociaciones por la venta de más del 90 por ciento de las acciones de Sancor a la empresa Adecoagro. Pese a que "está hecho el compromiso" que la empresa láctea continúa recibiendo leche, en promedio alrededor de 1,4 millones de litros diarios, y la producción marcha en carriles normales, el traspaso de mando no se realizaría por problemas impositivos y crediticios.

"Esperamos que se pueda regularizar la situación y empezar a trabajar. Mientras tanto estamos en la búsqueda de leche para la empresa, proponiendo trabajar en capacitación y trabajo asociativo entre los tamberos, porque la cooperativa como figura va a continuar existiendo con ese remanente de los productores", explicó Tión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});