ganadería. cotizaciones en baja por la coyuntura climática

La hacienda de invernada sintió el efecto de la falta de agua

• La crisis hídrica y la suba del precio interno del maíz generaron una baja que se reflejó en el último remate de Rosgan

Sábado 21 de Abril de 2018

Los coletazos de la sequía seguirán aún mostrando sus efectos en el corto plazo. Según datos del mercado ganadero Rosgan, el valor de las categorías de invernada cayó más del 30 por ciento medido en moneda maíz, por la seca y la suba del precio interno del cereal, lo que demuestra una tendencia a la baja en la negociación ganadera.

"Terneros y terneras, ambas categorías, medidas en valor maíz, registraron una caída del 31 por ciento y 33 por ciento, respectivamente, versus abril de 2017", indicaron los especialistas de Rosgan.

La devaluación que promovió un ajuste importante en los valores del maíz junto con la mayor oferta de animales provocada por la sequía siguen promoviendo reducciones del precio de la hacienda.

El último remate televisado de Rosgan estuvo marcado por los efectos de la falta de agua en todo el sector agropecuario, que no sólo afecta los rindes de los principales cultivos, como son la soja y el maíz, sino que pega muy fuerte en casi todos los espacios territoriales donde se desarrolla la ganadería.

Los precios en la subasta de más de 26 mil animales sufrieron la tendencia bajista del sector, en casi todas las categorías. Sin embargo el mercado pudo resistir muy bien los embates de una coyuntura complicada, donde a pesar de esa caída y la sequía, se pudo colocar la hacienda.

En invernada, los terneros hicieron en promedio $39,54 y en el remate habitual de marzo había sido de $41,98, es decir una baja esperada, pero a su vez importante.

En tanto, las terneras hicieron $37,36, contra los $40,86 de marzo y los lotes mixtos $39,07, en comparación a los $40,13 también del tercer mes del año.

A la hora de analizar la razón por la cual se da esta tendencia bajista, el director ejecutivo de Rosgan, Raúl Milano explicó que "en la franja central del país se siente el impacto de la seca y las decisiones productivas y económicas se mueven al compás del clima a excepción de las provincias del norte, que tuvieron lluvias lo suficientemente importantes para garantizar pasturas subtropicales Gatton Panic".

El remate, que tuvo un gran volumen, con más de 26.200 cabezas, registra un resultado entendible "por la abundancia de oferta, con más de 17.600 cabezas exclusivamente de terneros y terneras, que debieron sortear la demanda de un sistema de confinamiento demasiado abastecido", expresó Milano.

En tanto, "en la vaca de invernada se notó claramente el interés por aquellas de más de 400 kilos y que están suficientemente encarnadas, las más livianas y con mayor deterioro corporal casi no consiguieron compradores", describió Milano.

Los valores promedio fueron: terneros $39,54; terneras $37,37, terneros y terneras $38,98; novillos de 1 a 2 años $34,81; novillos de 2 a 3 años, $30,76; novillos de más de 3 años $28,14 el kilo.

cambio de ciclo. Sin embargo, más allá de la coyuntura climática que comenzará a revertirse según todos los pronósticos a partir de este mes, el mercado mundial muestra señales de optimismo para la ganadería argentina

La consolidación de las compras de China y la expansión de la economía global, muestran un escenario de crecimiento del 4 por ciento en el comercio de carne experimentado durante el año 2017 y con un escenario favorable para 2018.

Así lo consignó el director del sitio Valor Carne, Miguel Gorelik para quien "el mercado mundial trae optimismo" al sector.

"El dato más alentador, es que tras la caída del comercio iniciada en 2014, los números al cierre de 2017 muestran una plena recuperación, con un crecimiento del 4 por ciento en relación al año previo", resaltó.

Explicó que "la mejora se refleja en el comportamiento de seis de los principales países exportadores (India, Brasil, Australia, Estados Unidos, Uruguay y Paraguay) que representan el 80 por ciento de las ventas mundiales de carne vacuna y que, aunque con distinta intensidad, muestran un desempeño positivo".

"El grupo viene creciendo bastante parejo. En los últimos seis meses, Brasil se destaca por un incremento interanual de 30 por ciento; los demás mejoraron entre 5 y 9 por ciento, salvo Uruguay que lo hizo en un 2 por ciento", dijo Gorelik.

"El promedio ponderado de estos países arroja una suba del 12 por ciento en la misma comparación", indicó.

Por otra parte consideró que "este escenario se apoya en la consolidación de las compras de China y Rusia, y el fortalecimiento de la economía de países ricos, como Japón y Corea, además de la expansión de la demanda en otros mercados no tradicionales, que también favorece la integración del negocio de la industria frigorífica" argentina.

la guerra comercial. Sin embargo, la guerra comercial desatada entre Estados Unidos y China aparece como una amenaza latente para todos los mercados y la Argentina no es ajena.

"En lo inmediato, la principal amenaza está dada por la disputa comercial que están amagando Estados Unidos y China", dijo Gorerlik al referirse a la amenaza de ambos países de establecer aranceles a las importaciones bilaterales.

Hace diez días, el país asiático informó que subirá los aranceles a la importación de más de una centena de productos norteamericanos, entre ellos la carne vacuna.

"Sin embargo, un aliciente es que menos del 1 por ciento de estas exportaciones se dirigen a China, por lo que la medida, de concretarse, no tendría un impacto directo sobre el comercio internacional de carnes vacunas", manifestó Gorelik.

El especialista evaluó que los cambios en las condiciones económicas y de reglas de juego para la actividad de ganados y carnes a partir de diciembre de 2015, le permitieron a la Argentina aprovechar parte de este nuevo escenario global.

Esto está demostrado en sus embarques que, "luego de estar estancados en unas 200 mil toneladas durante los últimos cuatro años del gobierno de Cristina Kirchner, alcanzaron las 230 mil, en 2016, y las 310 mil, en 2017. Para 2018 se pronostica una nueva suba hasta las 350/360 mil toneladas. Es decir que en tres años habrán crecido un 75 por ciento", dijo.

"Hoy, una de las principales limitantes que tiene la Argentina para aumentar sus exportaciones es la escasez de novillo pesado, principal categoría que da origen a la carne que se comercializa internacionalmente", destacó el especialista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario