Agroclave

La crisis del sector lechero se profundiza en los tambos

El 80% de los costos del sector está dolarizado. Los productores se quejan por la falta de precios de referencia y un mercado poco transparente.

Sábado 03 de Noviembre de 2018

"La descapitalización y endeudamiento de los tamberos para poder subsistir es acumulativa. Tan creciente que podría poner a la actividad en la antesala de la crisis lechera más larga de la historia productiva de Argentina".

La observación corresponde a Andrea Passerini, coordinadora de la Comisión de Lechería de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap).

Según sus datos, la situación supera a la crisis del ciclo 2001/2003 donde el precio de la leche cruda tardó 13 meses para alcanzar un equilibrio con el dólar.

Por otra parte, Passerini entiende que cuando a fines del 2015 asumió la actual administración, otra vez el desfase –para empatar los costos- se extendió hasta mediados del 2017.

"Ahora, nos encontramos frente a la salida del derrumbe internacional del precio de la leche entera en polvo, sumada a una mega devaluación del gobierno argentino y atenuadas retenciones de principal insumo del tambo que es el maíz. La situación es terminal y explosiva", resaltó la especialista.

Asimismo, comentó que desde hace 4 años los productores no han podido levantar cabeza y es posible que el país cierre el año con 1.000 tambos menos; la mayoría ubicados en la provincia de Buenos Aires, una de las regiones donde se registra la más alta tasa de destrucción del rodeo lechero con el envío de hacienda overa a faena.

También, alertó que no es necesario dar tantas vueltas, ya que la plata que le falta al tambero para empatar sus costos está en la cadena láctea. Es decir, "mientras el Estado se siga llevando entre cargas impositivas de nación, provincia y municipios un 42 o 45 % en impuestos; además de otros tributos junto a la posición dominante y cartelizada de la industria, ya solución seguirá estando demasiados lejos".

Pobre consumidor. Desde hace un tiempo, Dardo Chiesa, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), decidió retirarse de las negociaciones a nivel nacional con la Mesa de Competitividad Lechera, entendiendo una factura en el diálogo por la ausencia de resoluciones.

El pedido, que vino desde las bases graficaba la situación crítica del segmento con productores que asumen altos costos en dólares, la industria y el comercio complicados y el Estado que no encuentra las instancias para una solución. "Al final está el pobre consumidor que ya no sabe cómo hacer para comprar un litro de leche o 1 kilo de queso en cualquier tienda de consumo.

"Mientras tanto, el tipo de cambio aumentó por encima de un 118% en lo que va del año y el precio por litro de leche al productor no alcanzó a subir más de un 30 o 35 %", reconoció Passerini agregando que el valor dolarizado de los alimentos balanceados no se complementa con los 8 pesos por litro suministrado que percibieron durante el mes de septiembre.

Entidades critican la falta de políticas oficiales

La mesa de enlace agropecuaria cree que no se ha comprendido cabalmente el deterioro que viene padeciendo el sector lechero. Así lo expresaron en un documento en el cual indicaron que "a la coyuntura le sumamos la imposibilidad de resolver desde el Estado el grave problema que afecta a los productores".

Según dijeron "se viene sufriendo una crisis prolongada con frentes múltiples que empujan la actividad a un callejón sin salida. Este año se han perdido tambos todos los días" y "no se ha trabajado en la integración de la cadena, ni en mejorar o atemperar los efectos de la crisis a sus actores".

Según la mesa de enlace, "cada litro que produce el productor le genera pérdida" y pese a que los valores se recuperaron "se corre atrás de los costos de producción". También señalaron que "pareciera que la prioridad es confeccionar un tablero de monitoreo y control y forzar su funcionamiento en una cadena que transita otra realidad".

Por eso enfatizaron que "hoy la cadena de la leche, enfrenta un mercado interno contraído, una exportación errática, incertidumbre cambiaria, altas tasas de interés, conflicto de intereses, productores trabajando a pérdida, y las respuestas no son suficientes". Y ante esto, "creemos que es hora de definir y coordinar políticas públicas en el ámbito financiero, de mercado interno y de exportación, que permitan recuperar la actividad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});