Agroclave

John Deere redefine el uso de la tecnología aplicada al campo

• El nuevo equipo corrige dificultades en la cosecha en minutos. Brinda granos de más calidad y baja el consumo de combustible. Fácil uso.

Sábado 10 de Agosto de 2019

La agricultura de precisión da un paso más en los campos argentinos. John Deere lanzó la nueva serie de cosechadoras S700 y con este equipo integrado con un importante paquete tecnológico apuesta a demostrar que la agricultura digital llegó para quedarse y los beneficios que aporta son clave para ganar productividad.

Con el foco puesto en #JohnDeereConecta la tecnología aplicada al campo, las personas, la información y el servicio de posventa la marca del ciervo se juega por una nueva forma de trabajar la tierra y que la información que generan los "fierros" se utilice rápidamente para lograr mayor eficiencia.

La compañía John Deere presentó oficialmente hace unos días en su planta de Granadero Baigorria la nueva serie de cosechadoras S700, aunque la máquina ya se había podido ver en la última edición de Agroactiva. El flamante equipo de alta tecnología, que permite ganar eficiencia durante la actividad en el campo al corregir dificultades en minutos, se produce en la fábrica de la localidad santafesina.

Con el lanzamiento de esta cosechadora la compañía redobla su apuesta en el campo de la tecnología aplicada al campo, ya que permitirá que los productores agropecuarios sean parte de un ecosistema que lleva a la toma de decisiones inteligentes.

Fernán Zampiero, gerente Comercial de John Deere, resumió en pocas palabras el espíritu de la compañía: "No vendemos más fierro. Vendemos algo más que fierros".

La nueva cosechadora, de características exteriores muy similares al modelo anterior pero con tecnología muy superior, llega al campo de la mano del centro de operaciones de John Deere que permite optimizar el uso de la máquina. También favorece el mantenimiento preventivo, la simplicidad en la gestión de la información, la reprogramación y actualización, planificación de las operaciones, diagnóstico remoto, reducción de costos operativos, monitoreo y soporte proactivo y aumento de productividad.

Algunos de los contratistas que participaron de la presentación y ya probaron algunos de los nuevos modelos de la serie S700, que está integrada por la S760, S770, S780 y S790, destacaron que tuvieron un 10 por ciento menos de pérdidas, redujeron el consumo de combustible y mejoraron la calidad de los granos gracias a los ajustes automáticos que realiza la cosechadora cada 3 minutos para optimizar su paso por el campo.

"John Deere tiene 180 años de vida en el mundo. Arrancó como un fabricante de arados. John Deere fue una persona de carne y hueso que en 1837 diseñó un arado autolimpiante que revolucionó el cinturón maicero de Estados Unidos. La empresa evolucionó para convertirse en una empresa multiproducto que cubre todas las soluciones del campo, en todo el mundo. Lo que nació en Moline, Illinois, con un monoproducto, hoy se transformó en un porfolio enorme. La compañía se dio cuenta de que esos fierros para ser más productivos necesitan más tecnología incorporada, y conectividad entre ellos y con las personas. Esa conectividad permite tomar decisiones mucho más certeras, más rápidas, que las que tomabas antes. En ese camino estamos, por eso decimos que no vendemos más fierros", describió Zampiero, quien también recordó que la compañía cumplió 60 años en Argentina.

Precisión. El gerente Comercial de John Deere consideró que "la agricultura de precisión ha revolucionado la agricultura y la va a seguir revolucionando". Es justamente esa información la que le va a permitir al hombre de campo tomar muchas mejores decisiones respecto de cómo producir más, con menos insumos.

"El hombre de campo argentino ha logrado sobrevivir a un montón de variables climáticas, políticas, económicas y necesita de la tecnología para poder ser sustentable, eficiente y productivo", puntualizó.

No obstante, mencionó que desde la firma se están encontrando que muchas veces el hombre de campo no sabe cómo utilizar la tecnología, no sabe cómo integrarla, y por eso John Deere se propuso brindar el conocimiento necesario al productor agropecuario, al contratista, al ruralista. "Ahí es donde entramos con nuestras capacitaciones. Si te compraste un fierro hay un montón de cosas de la tecnología que necesitas entenderlas para poder exprimirlas. Las capacitaciones son un vehículos para poder expresar todo el potencial del fierro", contó.

Además, Zampiero remarcó que en el centro de operaciones está la conectividad que le permite al concesionario estar monitoreando permanentemente ese fierro para que no pare y destacó que en esa misma plataforma se almacena un montón de información de la máquina y agronómica para después de la compañía tomar decisiones respecto de la próxima siembra. "Cualquiera que hoy maneje un celular puede manejar un tractor o una cosechadora y hacer uso del centro de operaciones. Ahí vemos que a través de la capacitación y del concesionario tenemos que tratar de facilitar y que la gente empiece a perder el miedo al uso de la tecnología", subrayó.

La traba de las tasas. Lo nueva cosechadora S700 deslumbra con solo mirarla, es imponente. Los contratistas que participaron del lanzamiento que se realizó en la planta de Granadero Baigorria quedaron más que deslumbrados al verla, y tentados en llevarse una a casa. Lo cierto es que se trata de un equipo que demanda una importante inversión y el costo del financiamiento actual dificulta las operaciones. Los hombres de campo estaban acostumbrados a tasas fijas, en pesos, subsidiadas por la banca pública en gran parte y hoy la realidad es diferente.

Si bien Zampiero recordó que John Deere tiene una compañía financiera, John Deere Financial, "que siempre está" y hoy brinda "planes para estas cosechadora en dólares, a tasas muy accesibles", destacó que "hay una parte del público que estaba muy acostumbrado a ir renovando con tasas en pesos del banco Nación u otros bancos que hoy ya no están disponibles".

"Para poder comprar una cosechadora le tenés que hacer 3 mil, 3.500 o 4 mil hectáreas, sino no la pagas. Es importante el apoyo de John Deere Financial pero además por más que haya una muy buena cosecha hasta que las tasas en pesos no vuelvan a niveles razonables hay una parte del público que no está dispuesta a endeudarse en dólares. Especialmente los contratistas y los chicos prefieren posponer un poco la compra y ver qué pasa con la financiación en pesos", relató Zampiero sobre la realidad financiera de estos tiempos al tiempo que destacó que a 30 días de lanzada la nueva cosechadora ya cuentan con una importante cantidad de ordenes de ventas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario