Agroclave

Granos gruesos: el exceso de humedad impulsa la resiembra

El climatólogo de GEA, José Luis Aiello, aseguró que bloqueos húmedos y secos protagonizarán la campaña 2018/19.

Sábado 24 de Noviembre de 2018

"Los bloqueos húmedos y secos protagonizarán la campaña 2018/19", advirtió el José Luis Aiello, el climatólogo de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) que depende la Bolsa de Comercio de Rosario. Su análisis se conoció en los días en que la región productora agrícola recibía, la semana anterior, una cantidad de lluvia anormal para esta época del año. En sólo 72 horas, Santa Fe recibió las lluvias de toda la primavera.

El epicentro del bloqueo húmedo dejó en el 20% del área santafesina lluvias de 220 a 350 mm. Los registros de 60 años indican que la primavera tiene una media de 300 mm en Rafaela. Aiello advierte que habrá efectos no favorables para la producción de soja y maíz.

"Ya se dieron 2 episodios, un pulso prolongado seco y las últimas lluvias convectivas muy intensas, son fenómenos de efectos opuestos pero señalan que en el periodo que va de noviembre del 2018 a mayo 2019 veremos efectos no favorables para las producciones nacionales", analizó.

Advirtió que "el estado de circulación atmosférica en niveles altos está incrementando los bloqueos". Estos dos eventos son ejemplos claros. "Son fenómenos que los modelos numéricos no tienen la habilidad de pronosticar. Por eso hay que estudiar las ondas en niveles altos de la atmósfera, es la única manera para anticiparse a algún bloqueo prolongado", añadió.

El especialista subrayó que se cumplen sus previsiones respecto de la alta volatilidad de la campaña. Por un lado, el Pacífico ya se encuentra en el principio de un Niño de baja intensidad, lo cual es favorable para la provisión de lluvias. Esto augura precipitaciones intensas. Pero al mismo tiempo, "como está dada la situación atmosférica" no se puede descartar que se instale algún bloqueo seco.

Según el informe GEA de la semana anterior, entre 300 mil y 500 mil hectáreas de soja "podrían haberse perdido por el último temporal. El daño por anegamientos y el efecto de planchado alcanzaría el 10 a 17% del total de hectáreas que se habían sembrado. En trigo, aumentaron los cuadros regulares, pasaron de 10% al 35% del área. Según los especialistas, de 10% a 17% del total de hectáreas sembradas con soja podrían tener que resembrarse.

Se habían implantado casi 3 millones de hectáreas con oleaginosa de primera en la región núcleo. La mitad de esta área recibió en el último temporal lluvias por encima de los 100 milímetros de agua. "Lagunas, campos sumergidos y caminos intransitables en el centro-sur santafesino, noreste bonaerense y este cordobés, estos sectores, en apenas 48 horas recibieron montos de precipitaciones que superaron el promedio mensual", señaló servicio de estimaciones agrícolas de la Bolsa de comercio de Rosario.

El centro sur de Santa Fe es la zona más afectada por los excesos de agua. Se registraron acumulados superiores a los 300 milímetros.

Si bien el maíz es el cultivo menos afectado por el temporal por estar en una etapa vegetativa avanzada, entre 6 a 8 hojas, los daños dependerán del tiempo que duren los anegamientos causando asfixia radicular. Al sur de Marcos Juárez y en San Genaro la tormenta de granizo fue tan intensa, que dejó importantes daños en maíz. Muchos lotes no podrán recuperarse e irán a resiembra. Un 5% del total se los encuentra en condiciones regulares.

"Después de las fuertes lluvias que se registraron en gran parte del área agrícola el mercado espera para ponderar las consecuencias", señaló Daniela Reale, analista de mercados en BLD, para "Escenarios granarios".

Indicó que los precios del cereal "no respondieron a los eventos climáticos con grandes sobresaltos". De hecho, el futuro enero del Matba "se mantiene en los u$s 186 desde comienzos de mes".

"Lo que sí está claro es que por diferir la entrega del cereal hacia marzo o julio se pueden capturar tasas atractivas. Por ejemplo, la tasa implícita a marzo es cercana al 35% anual en dólares, muy interesante para analizar alguna otra forma de financiarse en cosecha para no vender el trigo y ponerle precio para marzo", señaló.

A nivel internacional, el tema del momento sigue siendo el conflicto entre Estados Unidos y China ya que el mercado tiene la esperanza de que en la reunión del G20 a fin de mes puedan reunirse ambos presidentes y retomar las negociaciones.

"El comportamiento de los precios de la soja va a depender de si se llega o no a un acuerdo y en función a eso, a cómo se reparte el flujo internacional", dijo. Recordó que Estados Unidos prácticamente ya termina de cosechar una producción récord y que el Usda, en el último informe, si bien recortó los rindes también bajó la demanda de exportación justamente por menores ventas hacia China. Esto llevó los stocks finales al nivel más alto de la historia. "Es decir, el panorama desde los fundamentales es pesado para la soja y hay que sumarle los más de 170 millones que se esperan desde Sudamérica", alertó.

Centro norte santafesino. Pasados los eventos climáticos que arrojaron complicaciones por excesos hídricos por corto tiempo (tres días) las condiciones ambientales cambiaron y generaron características de estabilidad climática, en el centro norte provincial, según el último relevamiento del Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) que elabora la Bolsa de Santa Fe y el Ministerio de Producción.

"Las condiciones ambientales permitieron retomar el proceso de siembra del algodón,sorgo granífero-forrajero, y soja de primera. También se continuó con la cosecha del trigo en todos los departamentos", indicó.

Respecto de este último cereal, la cosecha fue incrementando el ritmo y los mayores avances se registraron en los departamentos del norte, lográndose en el total del área un poco más del 50% de avance. En la región, hasta la fecha, el estado sanitario del cultivo continuó siendo muy bueno, sin expresión de enfermedades ni plagas.

La soja de primera logró un progreso de siembra del orden del 50% sobre lo proyectado, unas 462.500 hectáreas. Con un incremento intersemanal de 15 puntos porcentuales y un retraso de 18 % en comparación a la campaña del año anterior. El implante estuvo muy condicionado por los escenarios de cada lote muchos de los cuales manifestaron encharcamiento y saturación de suelos. Otro indicador que debería monitorearse, en los próximos días, serían los excesos hídricos que llevarían a la evaluación de un plan de resiembra o no, considerándose la situación particular de cada predio. La intención de siembra sería similar o levemente superior a la superficie implantada en 201772018, alcanzando las 925.000 hectáreas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});