Frutihorticultura: buscan fortalecer buenas prácticas
• La iniciativa, que fue consensuado con el sector privado, será de aplicación obligatoria en 2020 para frutas y en 2021 para las verduras.
Agroindustria busca fortalecer las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) en los productores frutihortícolas para mejorar la producción de la actividad.

"Fuimos los que propusimos las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) en el sector de la frutihorticultura, un poco a pedido del sector privado", indicó Mercedes Nimo, directora de Alimentos y Bebidas,

La obligatoriedad de su puesta en funcionamiento será en 2020 para las frutas y en 2021 para las hortalizas.

"Ocurre que en los productores de fruta hay grandes que son los que cumplen y en las hortalizas hay una multiplicidad de pequeños y medianos y es más difícil que hagan los deberes" de las BPA, dijo.

Por eso en esta primera etapa se trabaja en capacitación para profesionales y técnicos que puedan transmitir a los productores qué son las Buenas Prácticas Agrícolas y así las implementen.

En este orden, el Ministerio de Agroindustria, ahora secretaría tras los últimos anuncios de esta semana, lanzará el 24 de septiembre, un curso de capacitación online para técnicos y profesionales del área de incumbencia para implementar las BPA, con una duración de ocho semanas.

Podrán inscribirse hasta el 11 de septiembre en la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) y descargar el instructivo en Senasa, en tanto que las vacantes son limitadas.

Se trata de saber sobre la aplicación de los productos fitosanitarios; el tipo de agroquímicos necesarios; el uso adecuado del agua y las rotaciones de los cultivos para favorecer la sanidad de los suelos y alejar las plagas, entre otros factores.

La medida de la obligatoriedad de aplicar las BPA saldrá en el Boletín Oficial porque el "sector privado nos pedía un trabajo equilibrado y de inocuidad", consignó la funcionaria.

Mientras que la información oficial brindada en la semana dio cuentaque Agroindustria, en un trabajo conjunto con el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Alimentaria (Senasa) y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), aprobó la incorporación de las BPA al Código Alimentario Argentino (CAA) para la actividad frutihortícola, con el objetivo de afianzar la inocuidad de los productos que se consumen frescos.

En tanto, la cartera agroindustrial lleva adelante una serie de acciones de promoción de las BPA como el lanzamiento en junio del Nuevo Programa Nacional de Buenas Prácticas Agrícolas Sustentables en Productos Frutihortícolas, que tiene por finalidad asegurar la inocuidad de los alimentos, así como también la preservación y el manejo racional de los recursos suelo, agua y energía.

Las BPA mejoran la eficiencia en la producción y disminuyen las pérdidas por desperdicio, que en el caso de la horticultura alcanza muchas veces al 60 por ciento y favorecen la inocuidad y la calidad de los productos agroalimentarios.

Por otro lado, fomentan la transparencia en la comercialización de los productos y mejoran las condiciones de trabajo de los productores y sus familias.

Las áreas de Agricultura, Ganadería y Pesca y la de Alimentos y Bioeconomía son las que supervisan y coordinan las acciones de este Programa que tienen como destinatarios a todos los actores de la cadena de valor hasta llegar al consumidor.

Asimismo, al ser prácticas respetuosas del medio ambiente favorecen la sustentabilidad de las producciones al disminuir el impacto ambiental.

Los consumidores podrán tener un mayor conocimiento de estos productos inocuos al conocer su trazabilidad.

La producción hortícola, en el país, oscila entre los 8 y 10 millones de toneladas, de las cuales nueve especies: papa, tomate, cebolla, batata, zapallo, zanahoria, lechuga, poroto, ajo representan el 65 por ciento.

Participan con el 20 por ciento otras ocho especies: acelga, mandioca, zapallito, sandía, melón, choclo, berenjena y pimiento y unas y otras revisten una importancia decisiva para la alimentación de la población; además emplean 350 mil personas en el eslabón productivo.

Mientras que la producción de frutas suma 7.472.000 de toneladas; en total la cadena frutihortícola exportó 2.500 millones de dólares en 2017. Con el fortalecimiento de la BPA las cifras pueden crecer.