Agroclave

En el remate del primer lote de soja, la Bolsa criticó al gobierno nacional

Alberto Padoán retomó la presidencia de la institución tras la investigación por la causa de los cuadernos. Un discurso con reclamos.

Sábado 27 de Abril de 2019

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) aprovechó el remate del primer lote de soja de la campaña 2018/19 que marca el inicio formal de la etapa de comercialización de la oleaginosa para "reflexionar acerca del sector agropecuario, su situación y sus perspectivas". En la ocasión, la entidad le planteó al gobierno nacional que las medidas fiscales adoptadas en septiembre de 2018, cuando los hombres de campo ya tenían planificada la cosecha gruesa, "causaron gran preocupación pero sobre todo una enorme decepción".

El presidente de la entidad, Alberto Padoán, destacó que "en esta campaña 2018/19 el sector productivo ha respondido con una notable cosecha, que constituirá un nuevo récord histórico". Pero "cuando todas las cartas estaban jugadas" se tomaron nuevas medidas fiscales que afectaron toda la cadena de comercialización, pero en especial de la soja.

El titular de la Bolsa de Comercio de Rosario, que retomó recientemente sus funciones a cargo de la entidad luego de ser investigado en la causa de los Cuadernos, dijo que la suspensión de la reducción mensual escalonada de la alícuota de retención, junto con la nueva imposición de $ 4 por dólar, tanto para el poroto, como el aceite y la harina de soja "impactó en el sector".

Padoán interrumpió la licencia que había pedido tras el fallo de la Cámara Criminal y Correccional Federal Sala 1 de la Capital Federal del 15 de abril en el que se decretó la falta de mérito por el delito de asociación ilícita que se lo imputaba, aunque aún queda pendiente la situación por dación de dádivas.

Durante el acto —que se realizó ayer en la Bolsa de Comercio de Rosario y contó con la participación de Jesús María Silveyra, subsecretario de Mercados Agropecuarios de la Secretaria de Agroindustria de la Nación; el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz; la intendenta Mónica Fein; y diferentes referentes del mercado agrícola— Padoán reiteró que "la eliminación del escalonamiento arancelario en el complejo sojero es una medida que desalienta la industrialización de productos agropecuarios, acota los destinos de las exportaciones y no favorece a los ingresos de los productores agrícolas".

En ese sentido, apuntó que "la igualdad en las alícuotas obliga a tributar un mayor derecho de exportación en términos absolutos sobre las ventas externas de productos industrializados que de granos, castigando así el agregado de valor en origen".

También expresó el malestar del sector por la demora en las obras de infraestructura anunciadas. "El sustancial incremento de la cosecha gruesa y el consecuente aumento de los volúmenes que se exportarán desde el complejo portuario del área metropolitana de Rosario, traerán a la mesa nuevamente los cuellos de botella que presenta la infraestructura de transporte para acceder a las terminales de embarque. Este año arribarán a los puertos de esta región alrededor de dos millones y medio de camiones. Y lamentablemente el estado de la red vial sigue igual", disparó.

Recordó que se adjudicaron, bajo el sistema de Participación Público Privada (PPP), las obras para el denominado corredor "E", entre las que se incluyen la autopista de la ruta nacional A 012 y la variante de la ruta nacional Nº 11 que facilitará el tránsito a los accesos a las terminales portuarias de Puerto General San Martín y Timbúes,."Sin embargo, las tareas no se han iniciado aún", recriminó.

Si bien el titular de la Bolsa reconoció como aciertos del gobierno nacional la puesta en marcha del Sistema de Turnos Obligatorios para Descarga en Puertos (Stop) y el sistema "Cosecha Segura", que se implementó por tercer año consecutivo entre las áreas de Seguridad, Agroindustria y Transporte de la Nación y el acompañamiento de las provincias, la tensión con la gestión de Cambiemos quedó sobrevolando en el recinto.

La mirada oficial. Frente a los reclamos, el subsecretario de Mercados Agropecuarios de la Secretaria de Agroindustria de la Nación tomó el guante. "Hay muchos que atacan a nuestro gobierno diciendo de que todo se hizo mal y que somos unos ineptos, por eso es bueno revisar algunas de las cosas que hemos hecho y afectaron al sector agropecuario", disparó

Silveyra recordó que "se quitaron los ROEs y los cupos de exportación que afectaban principalmente al trigo, maíz y carne, se unificó el tipo de cambio, en su momento se quitaron las retenciones del 23 por ciento al trigo, el 20 por ciento al maíz, también a la carne y se disminuyó las retenciones a la soja".

Aclaró que "si bien es cierto que el año pasado por las circunstancias que todos ustedes conocen se fijó un derecho de 4 ó 3 pesos por dólar exportado para todos los productos y se eliminaron los diferenciales del complejo sojero, esto representa hoy un 9 por ciento par el trigo y el maíz y el 27 por ciento para el complejo sojero, existe el compromiso de quitarlos en diciembre de 2020".

"Todas estas cosas que para algunos se hicieron mal produjeron el siguiente resultado: dos récords históricos de producción de granos en los últimos tres años, pun mayor cultivo de trigo y maíz con una mejor rotación y cuidado del suelo (este año Argentina pasará ser la segunda exportadora mundial de maíz, con un saldo de más de 30 millones de toneladas). Al mismo tiempo se incrementó fuertemente el uso de fertilizantes y la renovación de la maquinaria agrícola. Por otra parte las obras de inversión en infraestructura viajes y ferroviarias avanzaron como nunca antes pese a que sabemos que algunas faltan, como mencionó el señor Padoán", resaltó el referente de la secretaría de Agroindustria que comanda Luis Miguel Etchevehere.

Silveyra invitó a los presentes "a mirar un poco para atrás y recordar todo esto y valorar, pero también a pensar en el futuro y en los desafíos que nos esperan".

Propuesta. Por otra parte, el presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario consideró que no se deberían olvidar los golpes de la sequía histórica y posterior inundación que afectó al sector en la campaña anterior, determinó pérdidas para el país por un equivalente a u$s 8.000 millones.

"En este contexto de alta volatilidad climática, la Bolsa de Comercio de Rosario estima muy necesarias la formulación e implementación de instrumentos que mitiguen el daño económico causado por fenómenos climáticos extremos o severos. Compartimos con la Asociación Latinoamericana para el Desarrollo de Seguros Agropecuarios (Alasa) la iniciativa de agregar un atributo a la actual ley de emergencia agropecuaria, por el cual, en caso de cumplirse ciertos criterios preestablecidos para los riesgos de sequía e inundación, los productores adheridos y efectivamente damnificados, recibirían, además de los beneficios que la ley ha venido brindando, una compensación económica en función de la superficie afectada", detalló.

En otras palabras, explicó que en caso de declararse la emergencia en un distrito, los productores adheridos podrán recibir un monto fijo por hectárea sembrada. Padoán aclaró que se trata de un proyecto de ley.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});