Agroclave

El trigo viene marchando, con precios y clima a su favor

• La Bolsa estimó que el área de siembra crecerá 3,5 por ciento en la próxima campaña. El mercado internacional da buenas señales.

Sábado 28 de Abril de 2018

El Departamento de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales porteña pronosticó esta semana que si se recompone la humedad en los suelos agrícolas, la campaña de trigo 2018/19, pronta a comenzar, se incrementará 3,5 por ciento en el área de siembra respecto del ciclo anterior

En la campaña 2017-2018 se cosecharon 17.750.000 toneladas, con una superficie de 5,7 millones de hectáreas: "Bajo este panorama, los resultados preliminares del relevamiento indicaron una posibilidad de expansión del 3,5 por ciento, ante un escenario de mejora climática que recomponga la humedad en los perfiles para el comienzo de la siembra"

Esto permitiría "al productor responder a los incentivos económicos dados por la suba del precio del cultivo para la campaña nueva y la mejora de la relación insumo producto".

"Frente a esta situación, el área destinada al cereal alcanzaría las 5,9 millones de hectáreas durante la campaña 2018-2019", señalaron los autores del informe.

Pero hicieron la salvedad de que "en un escenario donde la evolución climática no acompañe durante la ventana de siembra del trigo, la superficie a implantarse se reduciría a 5,4 millones de hectáreas, un 5 por ciento inferior al ciclo previo".

Los técnicos también ajustaron la producción final de la campaña 2016-2017 a 17,6 millones de toneladas, sobre un área sembrada de 5,4 millones de hectáreas.

clima. Respecto del panorama climático, acotaron que "si bien durante las últimas semanas se registraron precipitaciones sobre el centro y sur del área agrícola nacional, gran parte del norte argentino mantiene un estado hídrico regular a escaso que limitaría la expansión del cereal".

"Sobre las regiones NOA y NEA, las labores de siembra se extenderían entre los meses de mayo y junio, y de no registrarse precipitaciones durante las próximas semanas, la implantación de los primeros lotes podría verse demorada, impactando sobre la intención de siembra final", manifestaron.

Por otra parte, durante el mes de abril la provincia de Buenos Aires logró recomponer parte de la condición hídrica para la nueva campaña, principalmente sobre el sector centro y sudeste de la región. De mantenerse esas condiciones, las labores de implantación comenzarían durante el transcurso del mes de junio con un incremento interanual en la superficie sembrada con el cereal.

precio. Respecto del precio del trigo, frente a la fuerte demanda externa, mostró un significativo incremento en los últimos meses, tanto para las posiciones disponibles como para toda la curva de futuros. n el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), la posición disponible registró un incremento del 30 por ciento en promedio para el mes de abril en comparación con igual mes del año anterior.

Leandro Pierbattisti, asesor de la Federación de Acopiadores, señaló que "es la primera vez después de 6 años que los stocks globales de trigo bajan. Esto es muy positivo para nosotros porque va a implicar una mayor firmeza en los precios".

congreso. El 10 y 11 de mayo, la Federación de Acopiadores llevará a cabo la octava edición de A Todo Trigo en Mar del Plata. Se trata del congreso que cada dos años reúne a toda la cadena agroindustrial y pone en blanco sobre negro las perspectivas del cereal. Pierbattisti será uno de los especialistas en mercados internacionales que aportará sus conocimientos durante el encuentro.

En su opinión, las perspectivas comerciales para el trigo son "aún más positivas" que las del año pasado, ya que el favorable contexto local además será acompañado por una caída de stocks a nivel global. "Si bien todavía faltan 3 meses para definir rindes en el Hemisferio Norte, hoy ya se están previendo caídas de stocks para el año próximo, algo que no se daba desde la campaña 2012/2013. Es la primera vez después de 6 años que los stocks bajan. Esto es muy positivo para nosotros, porque va a implicar una mayor firmeza en los precios. Si bien de acá a enero falta mucho tiempo, hoy el precio ronda los 190 dólares la tonelada, valores que durante el año pasado a la misma época del año estaban por debajo de los 160 dólares", expresó.

exportación. En el plano local, Pierbattisti destacó el aumento de las exportaciones nacionales. "Argentina mantiene un ritmo impresionante, del 1º de diciembre al 28 de febrero se embarcaron más de 6 millones de toneladas de trigo". Esto quiere decir que en tres meses ya se colocó la mitad del saldo exportable. "Un dato que explica la firmeza de los precios y nos invita a seguir focalizándonos en la competitividad, que no es ni más ni menos que la conjunción del precio, la calidad y la atención al utilizador final", sostiene el especialista.

Paralelamente, agregó que la intención de siembra para este año es muy firme y supone que el área seguirá creciendo en la medida en que se recuperen los aportes hídricos.

Pierbattisti explicó que durante los últimos años hubo un aumento de la productividad mundial de trigo, ya que fue la forma que los productores encontraron para hacerle frente a la caída de precios y a los aumentos de costos. Pero alertó que podría haber un quiebre en esa tendencia. "Se está especulando con que el pleno empleo americano podría generar un fenómeno inflacionario en EEUU y eso trae aparejado no sólo la incertidumbre en los inversores a la hora de colocar sus fondos sino también un renovado interés orientado a las materias primas agrícolas".

"Hay en los mercados muchísima volatilidad que va más allá de la cantidad de toneladas que se produzcan; a su vez, las disputas comerciales entre China y EEUU, pese a que muchos digan que no pasará a mayores, pone muy nerviosos a los inversores. Si bien este es un factor que afecta más a la soja, todo tiene que ver con todo y los commodities copian comportamientos", señaló.

El experto remarcó el crecimiento en el mercado triguero durante el último tiempo de Rusia, que alcanzaría los 40 millones de toneladas de exportaciones de trigo en esta campaña 2017/2018. Hoy es el principal exportador y participar con un cuarto del mercado mundial.

"Ya se terminó el mito de que el trigo ruso no tiene calidad, esto para la Argentina es peligroso, en el sentido de que podemos perder presencia, principalmente en destinos latinoamericanos en los cuales", advirtió el especialista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario