Agroclave

El mercado de granos, pendiente del Usda y la guerra comercial con China

• A las puertas de la siembra de soja, hay esperanza de vender más al mercado asiático.Aumentó la producción mundial.

Sábado 15 de Septiembre de 2018

La profundización de la guerra comercial entre Estados Unidos y China redefine el mapa internacional del comercio de granos, especialmente de soja, donde Sudamérica comenzaría a jugar un rol preponderante como gran proveedor de granos y harinas al gigante asiático en desmedro del país del Norte. Estos cambios en el escenario internacional se producen en un momento en el cual en la Argentina los productores están a punto de encarar la siembra de la oleaginosa, enfrentado a las dificultades de una faltante de semilla por problemas de calidad que arrastran del ciclo anterior y frente a las decisiones del gobierno nacional que fijó un nuevo esquema de retenciones a las exportaciones.

También el productor argentino, que jugó todas sus fichas al cultivo de trigo, está en alerta por la falta de agua en algunas zonas productivas, en un momento crítico para el cereal. ´De todos modos, los últimos reportes indican que llegarán algunas lluvias a sectores con déficit hídrico como el caso de La Pampa, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, que permitirán recomponer los perfiles, aunque en la provincia mediterránea _una de las más afectadas_ las precipitaciones no serán significativas.

El último informe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario, advirtió la semana pasada que el trigo corría riesgo de pérdidas importantes en Córdoba si no llegaban las lluvias especialmente para el cereal en etapa de encañazón.

De hecho, el trigo comenzó a encañar sin agua ya que agosto se despidió con un 60 por ciento menos de lluvias que el año pasado.

El Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) de la Bolsa de Comercio de Santa Fe señaló que la última semana mostró una estabilidad climática pero con progresivo aumento de las temperaturas medias, las que generaron buenas condiciones ambientales, acrecentándose así los procesos de evapotranspiración.

"La buena disponibilidad de agua útil en los suelos cubrió la demanda de los cultivos, la que fue en aumento con el desarrollo de los estados fenológicos, principalmente de los cultivares de trigo y en menor grado o proporción en girasol y maíz de primera", detalló el informe.

El cultivo de trigo en el centro norte santafesino "continuó manifestando en un 95 por ciento de lo implantado, estado bueno a muy bueno con muchos lotes en estado excelente, un 5 por ciento en estado bueno a muy levemente regular", indicó el SEA.

Entre los productores coincidieron que los dos factores que incidieron directamente en los estados fenológicos (macollaje y preemergencia floral) en que se encontraron los cultivares fueron las condiciones ambientales que se registraron (precipitaciones y temperaturas) y la tecnología utilizada (eficiencia en procesos de fertilización y dosis adecuadas).

Hasta la fecha el estado sanitario del cultivo fue muy bueno, sin manifestación de enfermedades ni la presencia de plagas. Sin embargo, en algunos lotes se observó en la semana la mancha amarilla del trigo (Drechslera triticirepentis), situación que con el transcurso de los días se monitorearía cada predio con mayor frecuencia.

la guerra comercial. Mientras la campaña fina sigue abriendo interrogantes, los productores se preparan para encarar la siembra de soja, que podría alcanzar las 57 millones de toneladas para la campaña 2018/19.

"Las tensiones comerciales entre las dos economías más grandes del mundo en busca de equilibrar el creciente déficit comercial que mantiene Estados Unidos con China, abren un nuevo escenario para el mercado mundial de soja", señaló el especialista de Intagro y docente de Agroeducación, Pablo Pochettino, quien además señaló que el país asiático, principal importador del mundo, encuentra hoy como principal proveedor de poroto a Brasil, mientras que analiza importar harina de soja de Argentina y aumentar la producción nacional en búsqueda de resolver sus necesidades de proteína.

"A medida que este conflicto siga sin encontrar un acuerdo entre las mayores dos potencias mundiales, el mercado de soja ira redefiniendo su flujo comercial tradicional y Sudamérica será el principal proveedor de la creciente demanda de proteínas de China", aseguró.

Informe del Usda. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda) publicó el miércoles su nuevo informe mensual de estimaciones sobre oferta y demanda de granos. Mientras el mercado esperaba una reducción en la cifra de la cosecha de maíz estadounidense hasta los 369,05 millones de toneladas, el organismo la volvió a incrementar, ahora a 376,62 millones. El incremento productivo también tuvo su correlato en las existencias finales, que quedaron en 45,06 millones,. El resultado de estas nuevas cifras es bajista para los precios del cereal.

Para la soja el incremento productivo estadounidense no resultó sorpresivo, pero superó el promedio esperado por el mercado, al ubicarse en 127,73 millones de toneladas, contra la expectativa de 126,53 millones de los operadores. Según las cifras del Usda, la campaña 2018/2019 dejará un stock 114,15 por ciento mayor al del ciclo anterior, de 10,74 millones.

El Usda sorprendió al mercado al elevar su estimación sobre la cosecha de trigo de Rusia, de 68 a 71 millones de toneladas. Además, mantuvo en 35 millones su previsión sobre las exportaciones rusas. Esto está generando bajas importantes en los precios.

Las condiciones agronómicas no deparan mayores sorpresas sobre la presencia de fenómenos de Niño o Niña. Según detalló Diego Mañas de Agrofy News, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, informó que hasta el momento, el escenario más probable para el ciclo 2018/2019 (en un 70 por ciento de probabilidad) es que se mantenga un estado "neutral levemente cálido", en el Pacífico Ecuatorial, mientras que el Atlántico continuaría en una situación levemente cálida, dando como resultado una evolución mucho más cercana a lo normal que las temporadas precedentes".

maiz 2017/18. Por otra parte, esta semana se conocieron los números finales de la cosecha de maíz con destino grano comercial 2017-2018, con una recolección total de 31 millones de toneladas, por debajo de campañas anteriores.

"Si bien aún quedan algunos lotes remanentes en pie en el extremo sur del área agrícola nacional, los mismos no modificarán nuestra actual estimación de producción", indicó el Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. El volumen final recolectado d se ubicó en 31 millones de toneladas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario