Agroclave

Combate a hormigas cortadoras

Sábado 09 de Noviembre de 2019

Agencia CyTA-Fundación Leloir

Las hormigas cortadoras de hojas son consideradas una de las principales plagas agrícolas y forestales. Ahora, científicas de Bariloche identificaron un compuesto volátil de manzanas y ciruelas frescas con un "potente" poder de atracción de estos insectos, lo cual habilitaría su incorporación en cebos alimentarios tóxicos.

La molécula, heptil butirato, ya se encuentra disponible de manera comercial en otros países como trampa química para avispas y actúa como feromona. Pero el mismo compuesto también atrae a las hormigas, según descubrieron la bióloga Micaela Buteler y otros científicos del Instituto de Investigaciones en Biodiversidad y Medio Ambiente (Inibioma), en Bariloche. Y podría emplearse como alternativo o complemento al atrayente que más se utiliza junto a insecticidas en cebos, la pulpa de naranja y otros cítricos.

"La pulpa de cítricos puede perder eficacia si las hormigas aprenden a asociarla con el pesticida en el cebo, por lo cual el heptil butirato podría usarse en una estrategia de manejo donde se roten atrayentes", expresó Buteler. Las científicas realizaron experimentos en Dina Huapi, una localidad rionegrina, colocando cebos con distintas dosis de heptil butirato cerca de nidos de poblaciones naturales de hormigas cortadoras, Acromyrmex lobicornis, predadora temida de hojas y brotes de árboles como eucaliptus, olivos, algarrobos. Los resultados fueron alentadores. En comparación con los cebos que solo contenían azúcar, los heptil butirato al 1 por ciento atrajeron 92 por ciento más de hormigas. Y fueron tan efectivos como los que tenían pulpa de naranja. "El próximo paso es realizar estudios a campo para evaluar un cebo que incorpore este compuesto", agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario