Agroactiva 2019

Biocombustibles: las pymes en una coyuntura crítica

Las pymes de biocombustibles "están bajo la línea de equilibrio", dijo la secretaria de Energía de Santa Fe, Verónica Geese, al definir la situación que atraviesan alrededor de 18 firmas pequeñas y medianas de Santa Fe, afectadas por la regulación de las tarifas en ese segmento que estableció el gobierno nacional, que las deja fuera de negocio.

Sábado 06 de Julio de 2019

Las pymes de biocombustibles "están bajo la línea de equilibrio", dijo la secretaria de Energía de Santa Fe, Verónica Geese, al definir la situación que atraviesan alrededor de 18 firmas pequeñas y medianas de Santa Fe, afectadas por la regulación de las tarifas en ese segmento que estableció el gobierno nacional, que las deja fuera de negocio.

La funcionaria aseguró que por esta situación estas empresas están atravesando un proceso de "suspensiones y recortes de turnos de producción", pero advirtió que "si no se toman definiciones claras en los próximos meses que permitan llevar el precio del biocombustible al costo real, muchas van a dejar de producir porque no tienen la espalda financiera de las grandes compañías".

Entre otras cuestiones, el desfase se profundiza porque mientras las tarifas están reguladas, las pymes del sector tienen que comprar el aceite de soja _su insumo primario_ a las aceiteras a un precio dolarizado. "Ahora que el precio del dólar bajó ésto debería reflejarse en el precio del aceite y del metanol, que son dos insumos esenciales del biodiesel y esperemos que pase para que las empresas que puedan seguir", agregó la funcionaria.

Geese cuestionó duramente la política energética que lleva adelante el gobierno nacional en la gestión de Gustavo Lopetegui, a quien acusó de "intentar concentrar el mercado del combustible en pocas manos y en beneficio de la industria petrolera".

La funcionaria diferenció la gestión de Lopetegui de la que condujo Aranguren a quien valoró por tener una política a favor de los biocombustibles con exenciones impositivas. De todos modos, se mostró crítica por las "idas y vueltas" sobre las medidas para el sector que "no permiten tener reglas claras", agregó.

Para Geese, la situación de las pymes santafesinas es el resultado de "una concentración de los actores" que promueve el gobierno nacional en el cual "las pymes, que son las que producen para el mercado interno, molestan", agregó.

Para la actual cartera energética nacional "es mejor tener pocas empresas concentradas en pocas manos y eso, en materia de energía, es un grave error de concepción porque estratégicamente a un país nunca le conviene que alguien pueda fijarle el precio de ninguna energía porque es el costo base de cualquier actividad", agregó.

Además, hizo hincapié en la discrecionalidad de la política energética nacional sobre los biocombustibles. "Es el único sector de los combustibles que está regulado", dijo y destacó el bajo impacto que este tipo de valores tienen sobre el índice inflacionario. Actualmente, el 80 por ciento del biodiesel con el que se corta el gasoil en el país lo producen estas pymes del sector y 8 grandes cerealeras, que participan del negocio.

La funcionaria destacó el trabajo de la Liga Bioenergética, que Santa Fe integra junto a las provincias de Jujuy, Tucumán, Salta, Santiago del Estero, Córdoba, Entre Ríos y Buenos Aires, además de las cámaras que reúnen a pequeños y grandes productores. Y señaló que siguen pujando por "establecer un marco regulatorio con una nueva ley que de estabilidad que le quite la posibilidad de tomar decisiones arbitrarias como éstas (en referencia a la regulación del precio) a cualquier gobierno".

"Hablamos de industrias que invierten miles de millones de dólares y que para hacerlo tienen que tener seguridad jurídica", agregó Geese.

Biobus y la cadena sojera. Geese señaló que la integración de la cadena de valor que va desde la soja hasta el biocombustible tiene su expresión más clara en la experiencia del Biobus, una iniciativa que se lanzó a principios de este año en varias ciudades de la provincia, entre ellas Rosario, a través de la cual se fomenta la utilización de biodiesel en unidades del transporte urbano de pasajeros. En la ciudad hay 310 colectivos que usan de 25 por ciento a 100 por ciento de ese combustible para su funcionamiento.

Esa iniciativa la llevaron a Agroactiva, la megamuestra a campo que se realizó en Armstrong, donde el gobierno de Santa Fe destinó un espacio en su gigantesco stand a las energías renovables. "Antes nos enfocábamos en proyectos de energía solar pero nos dimos cuenta que también había mucho para mostrar en biocombustibles", dijo la secretaria de Energía de Santa Fe.

Un impulso desde abajo también fue el programa que Energía encaró con el Ministerio de Educación, a través del cual instalaron 105 biodigestores en escuelas rurales. "Allí comprobamos que había toda una movida con la comunidad. El productor llevaba sus residuos y se interesaba sobre el funcionamiento del sistema y veía en concreto la transformación", dijo.

Sin embargo, la experiencia del Biobus le dio otra escala. "La llevamos a Expoagro primero y ahora a Agroactiva porque está muy relacionado con el campo, toda la cadena de producción de los biocombustibles está vinculada a la actividad primaria y eso es algo que a veces los productores mismos no conocen aunque los involucra porque son los que producen la soja o el maíz, que luego industrializado termina siendo biodiesel o bioetanol", relató Geese.

En poco tiempo, el gobierno provincial realizará un relanzamiento del Biobus cuando el transporte público de la ciudad de Santa Fe, al igual que Rosario, llegue a usar 100 por ciento biodiesel, sin cortes. "Es importante esta iniciativa, que es una política de Estado del Frente Progresista, porque estamos ahorrando muchos litros de gasoil, lo que es sustentable desde el punto de vista ambiental y económico", dijo Geese y destacó que el biodiesel es 10 pesos más barato que el gasoil.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario