Agroclave

Agroactiva: la pulseada entre el clima y las tasas

• Los productores obtuvieron una buena cosecha que generó buen ánimo, pero el alto costo de financiamiento modera la inversión

Sábado 29 de Junio de 2019

Los actores productivos del interior volvieron a encontrarse en Agroactiva, la muestra que le mide el pulso a los agronegocios entre la vieja y la nueva campaña agrícola. El clima y la economía juegan a fondo. El primero cumplió su parte y contribuyó a redondear una muy buena cosecha 2018/19, que permitió una recuperación de los empresarios del sector. Pero el segundo aspecto es todavía fuente de incertidumbre.

La buena producción y las alentadoras perspectivas agronómicas alientan la voluntad de compra de los productores. Sin volver a los niveles de hace unos años atrás, los proveedores de bienes y servicios aspiran a remontar, al menos, parte de las ventas que se perdieron en las recientes crisis económica y productiva. Pero las tasas de interés y la restricción de crédito conspiran contra ese objetivo. Cosechadoras, sembradoras, camionetas, tractores, implementos, son equipos de valor considerable, que no se venden al contado.

"Lo que está faltando es el crédito y eso hace que las inversiones se analicen mucho más", detalló Horacio Carlachiani, gerente comercial de la fábrica de maquinaria agrícola Ombú. El ejecutivo de la firma de Las Parejas se quejó porque que "cuesta llegar con una línea de financiamiento accesible para el productor". Eso complejiza la comercialización de máquinas que "necesitan de créditos a largo plazo para amortizar la compra".

Lo que el clima dispone, la financiación lo traba. "Este año comenzó distinto, con una gran cosecha récord en la gran mayoría del país pero lamentablemente hoy no tenemos el apoyo de los créditos, ese es el punto débil", dijo Juan Manuel López, gerente comercial de Pauny, la fábrica de tractores de Las Varillas. "Teniendo ese apoyo tendríamos un 2019 excepcional", detalló el referente de la fábrica y reconoció que si bien "estamos teniendo ventas, son complicadas porque el productor no tiene el 100 por ciento del capital para comprar la maquinaria y necesita un financiamiento blando".

Aunque en Agroactiva se observó la presencia de bancos oficiales, y no pocas empresas de maquinaria agrícola exhiben los carteles de entidades ofreciendo créditos, lo cierto es que la financiación es el punto crítico a la hora de cerrar negocios. Más que la disponibilidad económica del productor agrícola. Por ello, los fabricantes de bienes de capital despliegan una serie de estrategias para acercar al cliente a la decisión de compra. Financiamiento propio, a no muy largo plazo y con gran esfuerzo del fabricante, subsidios compartidos con los bancos, canje de cereal, acuerdos en dólares para algún segmento del mercado.

"Le buscamos la vuelta recibiendo un usado, con algún canje de cereal o financiación directa con 10 o 12 cheques, que hoy, con la tasa arriba del 50 por ciento es altísimo y no es buen negocio", explicó, López de Pauny.

La vicepresidenta de la firma Erca, Marcela Silvi, abundó: "Tenemos convenios con bancos privados y trabajamos con una financiera ofreciendo financiación a una tasa fija en pesos del 24,5 por ciento a dos años, y seguimos con el plan canje cereal pagando el grano un 20 por ciento más", dijo y aclaró que son "agregados de valor para que el cliente decida desprenderse del grano y al menos pagar una parte de la sembradora de esa manera".

La ejecutiva de la empresa de sembradoras con sede en Armstrong dijo que este año fue de "mucha incertidumbre y con un contexto económico especial", aunque aseguró: "Si bien no desbordan las ventas, desde febrero arrancamos", agregó. Según dijo Silvi, hubo dos variables contrapuestas: "Por un lado buenas cosechas, pero por otro, tasas de financiamiento en pesos imposibles y en dólar muy altas", dijo. A estas últimas "algunos productores se animan a tomarlas porque cobran en esa moneda, pero son muy complicadas para los contratistas" que se manejan en pesos.

Desde la división camiones de la compañía Volkswagen, Diego Hernández, gerente de posventa, se mostró optimista por "el presente del agro". Pero la expectativa es a mediano plazo. Por ahora, su sector pasó los primeros cinco meses del año con una realidad distinta a los pronósticos. "Proyectábamos una industria de 21 mil unidades y hoy la proyectamos en 18 mil tanto para transporte de pasajeros como de cargas", dijo y aseguró que desde la compañía siguen con atención el nivel de actividad, la estabilidad cambiaria y la financiación. "Tenemos que mejorar esas variables, lograr un dólar más estable, líneas de créditos con tasas que empiecen a bajar", dijo y señaló que están "expectantes de que ese combo se pueda dar en el segundo semestre".

Más allá de la economía, el lanzamiento de novedades y la incorporación de tecnología, complicada en muchos casos por costos atados a un dólar nervioso, es el menú obligado para desembarcar en la exposición. La agricultura de precisión, la dominancia de la electrónica, las nuevas aplicaciones, el mundo digital y las Agtech marcan el paso de los innovadores.

Una de las sorpresas en ese sentido fue la presencia de un tractor Pauny que se trasladaba sin conductor por un lote. Se trata del desarrollo de un piloto automático de la compañía Plantium _que tiene otros similares con distintas empresas_ que se aplica a distintos equipos, y es ideal para reducir la fatiga del operario que comanda la máquina.

Pero también el regreso de viejos problemas formatea los negocios del agro. Desde hace ya más de un lustro, la resistencia de las malezas al glifosato modificó la economía de los productores, al incrementar notablemente los costos, y también la de los proveedores, tanto de insumos, como de maquinaria. Hace tiempo que los discos volvieron a mostrarse en el paisaje agropecuario, y en Agroactiva no son pocas las empresas que ofrecen maquinaria con soluciones para el problema agronómico más importante de los últimos tiempos.

Pero las soluciones no son exactamente las mismas a las de antaño. Hay pequeñas y medianas empresas que ofrecen una vuelta de tuerca sobre el tema. Es el caso de Seri Rural, de Chaco, que llegó a Agroactiva por segundo año consecutivo con su equipo para control de maleza BES (Beneficio Económico Sustentable) cuyo paradigma es "reducir el consumo de agroquímicos". Así lo señaló su titular, Juan Pablo Seri. "Con estos equipos estamos realizando ensayos en Inta Oliveros y en otras experimentales del país, ya hay testeos y números que permiten mostrar que realmente anda", dijo.

El equipo repasa el lote y elimina las malezas a 4 centímetros por debajo del suelo, cortando sus raíces. Tiene un cruce de 12 centímetros entre reja y reja y una remoción mínima. "Esto atrae al productor porque no altera la cobertura ya que deja más del 95 por ciento en superficie", dijo Seri y aseguró que, como una variable más económica ,le ofrecen la tecnología al productor para que pueda adaptarla a cualquier sembradora. "Le vendemos la ingeniería y el productor puede armarla", dijo. Mencionó que hay dos operativas en San Jerónimo y Firmat, además de las de prueba en el Inta y otras en Chabás, Zavalla y Firmat, que son equipos que posee el Ministerio de Producción de Santa Fe con el cual la empresa tiene vínculo.

MUCHO Y VARIADO. La oferta de fierros en Agroactiva es más que literal. Emplazada en el corazón del cluster de la maquinaria agrícola, la cercanía ayuda para que las máquinas se expongan en dimensiones de hipermercado. No exponen algunas unidades. La presencia de equipos es desbordante. También se despliegan, como siempre, las automotrices, con una fuerte oferta de pick ups y camiones.

En ese marco, Volkswagen presentó todo su «line up». "No podía faltar la línea Delivery lanzada el año pasado, ni el 17.320, un camión mediano y único en su tipo en el mercado", detalló Martín Simonpietri, jefe de producto de VW Camiones. También estuvieron con el modelo 17.280 "que fue el modelo más elegido por los argentinos tanto en el 2017 como en 2018 y otros más pesados utilizados para la actividad el traslado de cereal", agregó.

Para poder hacer frente a eso, desde la compañía llegaron con dos herramientas para facilitar las ventas. "Tenemos líneas de 12, 24 y 36 meses, y estamos poniendo más foco en la primera porque es a tasa 0 por ciento y se financia el 60 por ciento de la unidad", detalló Hernández. Por otra parte, ofrecieron a los clientes una bonificación de la mano de obra en los servicios de mantenimiento durante los dos años del período de garantía.

Muchas industrias respiran algo aliviadas en 2019, luego de un 2018 crítico. Desde el punto de vista productivo, utilizan un poco más de la capacidad instalada y mantienen el personal. Están lejos de las mejores épocas, aunque con la soga un poco más floja. A mediano plazo, no se atreven a hacer pronósticos.

"Estamos mejor que el año pasado, pero peor que hace tres años", detalló Carlachiani de Ombú y explicó que entonces se fabricaban entre 2.000 y 3.000 máquinas al año y ahora apenas alcanzan las 1.800. "Vamos a cerrar bien el semestre, mantuvimos la gente y la variedad de productos que fabricamos (la planta también realiza equipos de higiene urbana y residuos) siempre nos permite mantener el nivel de producción", agregó.

Por otro lado, la nueva ley de escalabilidad de los remolques benefició la actividad de compañías que se dedican a este segmento como Ombú. "Está trabajando el 100 por ciento del personal, pero tratamos de no incorporar gente personal porque no sabemos el escenario de aquí adelante", dijo.╠

■□También López, de Pauny, aseguró que la empresa está trabajando al 100 por ciento. Los primeros meses estuvimos con reducción horaria, se trabajaban cuatro días a la semana por la baja de ventas de 2018", dijo y recordó que venían de "un 2017 récord, fabricando 200 tractores mensuales y el año pasado vendimos un promedio mensual de 140".╠

■□En Erca mantuvieron los niveles de ventas similares a 2018 y esperaban repuntar este año pero "el financiamiento no nos acompañó", dijo Silvi. Aseguró aseguró que actualmente la fábrica trabaja en forma normal y sólo hay horas extras cuando se tienen que afrontar entregas, especialmente en los meses de agosto y octubre.╠

■□La percepción de los empresarios coincide on los resultados del Ag Barometer, la medición que realiza el Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral sobre la confianza de los empresarios agropecuarios, en su presente y sus expectativas.╠

confianza e inversión. Según ese indicador, la confianza de los productores agrícolas alcanzó en junio el mayor nivel desde octubre de 2018. Por ejemplo, la mayoría, el 35 por ciento, piensa que su situación financiera es mejor que la de un año atrás. El 73 por ciento manifiesta que los resultados de la campaña estuvieron dentro de lo esperado o mejor. Igual, y a pesar de que mejoró este indicador respecto de un año atrás, el 71 por ciento de los consultados piensa que no es buen momento para la realización de inversiones.╠

■□La voluntad y la crisis se debaten en todos los aspectos de los agronegocios. La muestra que cierra hoy en Armstrong es escenario de esa batalla. Fue descriptiva, en ese sentido, la presentación de Mercosoja en el stand institucional de Santa Fe. Con la presencia de la ministra de Producción, Alicia Ciciliani, y del titular de Acsoja, Rodolfo Rossi, se presentó el gran congreso internacional de la cadena sojera. Un evento de envergadura global, que se realiza cada ocho años, y que se desarrollará en septiembre próximo en Rosario. Tendrá un día menos de duración, debido a las dificultades económicas.╠

■□El espacio institucional de Santa Fe es uno de los más grandes. Y es el de mayor superficie que la provincia presentó en la exposición, en sus 25 años de vida: seis lotes que reúnen 13.800 metros cuadrados. Más de 150 empresas de todo el territorio santafesino exponen en ese espacio, que cuenta con lotes especiales para energías renovables y agtech, las startups de tecnología aplicada al agro. Entre pymes emprendedores y la presentación de políticas publicas, los funcionarios también respiran el clima de transición política en la provincial, luego de las elecciones a gobernador.╠

■□Además de la provincia anfitriona, Córdoba, Chaco y numerosos municipios de la región pampeana se hicieron presentes en Agroactiva. La cooperativa AFA se mantiene firme en la expo y consolida la creciente participación de la ganadería. Este año, la Bolsa de Comercio de Rosario volvió con un stand. El entramado productivo, social y político del interior se exhibe a escala en esa muestra de cuatro días que se realiza hace 25 años y que nació, precisamente, de la iniciativa de industriales y entidades de Armstrong y Las Parejas para mostrar lo que saben hacer.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario