..

A fin de año comenzarían las obras de canalización del Salvat y el Ibarlucea

Los trabajos de saneamiento y profundización de los cauces van a prevenir futuras inundaciones. En Funes el consejo consultivo anunció el inicio de las tareas entre noviembre y diciembre

Lunes 30 de Junio de 2008

Funes.— Entre noviembre y diciembre comenzarían los trabajos de canalización de los cauces del Ibarlucea y Salvat. Así se hizo saber en esta ciudad en la última reunión del consejo consultivo de la cuenca del arroyo Ludueña realizada hace unos días y en la que participaron vecinos, representantes de distintas localidades y referentes tanto del Ministerio de Aguas y Asuntos Hídricos como de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

Del cónclave participaron vecinales funenses como Funes R y La Esperanza, vecinos autoconvocados, chacareros y productores de Ibarlucea, funcionarios municipales de Roldán y representantes de vecinales rosarinas de los barrios Empalme Graneros, Nuevo Alberdi, Lisandro de la Torre, organizaciones como Nunca Más Inundaciones (Numain) y Vecinos Solidarios Zona Oeste.

"La idea fue escuchar opiniones y hacer un seguimiento conjunto de las futuras obras complementarias para recuperar el nivel de protección de la cuenca", detalló la directora provincial de Protección Urbana contra Inundaciones, Marisa Montura.

Los proyectos están a cargo de la Facultad de Ingeniería de la UNR, mediante un convenio con el Ministerio de Aguas. Montura recordó que "en la década del 80, estaba prevista la presa de retención, canales, entubamiento y la descarga al Paraná, pero faltó concretar el nexo entre presa y entubamiento, en eso se avanzó con las últimas obras que se licitaron".

Límite rosarino al oeste. "Faltan las obras de los canales Ibarlucea y el Salvat desde el límite de Rosario hacia el oeste, cuyo pliego está en el circuito administrativo y que se licitaría antes de fin de año. La idea es que las obras comiencen entre noviembre y diciembre", aventuró la funcionaria.

En tanto, las obras de arte —los puentes—, la canalización del Ludueña hasta calle Baigorria y la rectificación de su embocadura ya fueron licitadas y se están ejecutando.

Alfredo Manavella, de la Dirección General de Hidráulica y Saneamiento de Rosario, remarcó que "en los últimos 20 años hubo cambios en el uso del suelo tales como impermeabilizaciones y canales clandestinos, por lo que debemos contar con una nueva radiografía del problema. Además, la lluvia de 2007 demostró que aún estamos por debajo del nivel de seguridad. Por eso se están realizando obras adicionales".

"La licitación de fin de año prevé canalizar media sección del Ibarlucea, porque por ahora no estamos en condición de trasladar a las 100 familias que se hallan en la embocadura del Ludueña", dijeron los funcionarios y aseguraron que "la situación va a mejorar en Nuevo Alberdi, no va empeorar para Empalme Graneros, y Funes se verá beneficiado recién cuando se inicie la canalización del Salvat dentro de su territorio".

Además, confirmaron que la semana entrante llegan las máquinas para limpiar el tramo de descarga de los entubamientos del Ludueña hasta el Paraná, frente al Hospital de Niños Zona Norte de Rosario, donde por la acumulación de sedimentos hasta se formó una isleta.

Falta mucho. "Estamos trabajando para mejorar, pero falta mucho", reconoció Montura. Por su parte, Manavella consideró "muy raro" que vuelvan a repetirse las últimas lluvias intensas, "pero todavía continúa siendo una zona vulnerable".

Por último, remarcó que "los vecinos suelen aportan datos importantes que a veces con los estudios macro no se alcanzan a visualizar".

Por su parte, el municipio de Roldán se ofreció para ser sede del próximo encuentro del consejo consultivo y el jueves recibirá a los técnicos de la UNR para entregar informes sobre cotas de niveles que elaboró la Secretaría de Obras Públicas.

En una gran palangana. Jorge Cribb, presidente de la Asociación Civil Vecinos Solidarios Zona Oeste de Funes, anfitriona de la reunión, remarcó que sus mayores demandas radican en el saneamiento del canal Salvat.

Asimismo explicó que los barrios San Alberto, Las Quintas, Santa Isabel norte y sur y la zona de Ibarlucea, "son la gran palangana para el agua que viene de los campos".

Además el vecinalista denunció que "los primeros 130 metros del canal Salvat se encuentran dentro de un loteo, y llevamos 13 años esperando que se termine el tramo entre calle Miramar y ruta 9, donde no se puede avanzar porque hay una vivienda y dos eucaliptos".

"Además, cuando el agua cruza la ruta 9 hacia el norte, vuelca sobre un canal de más de dos metros de profundidad ubicado a la vera de calle Paysandú y que está frente a varias viviendas. En este lugar faltaría instalar un vallado de seguridad", puntualizó Cribb.

Además también explicó que "en los 12,5 kilómetros y medio de longitud que tiene Funes sólo hay dos pasos de agua; el ubicado a la altura del Gauchito Gil y el del arroyo Ludueña".

Cribb agregó que "el famoso canal Neruda, hecho hacia el sur del distrito para llegar al canal de la Media Legua, se cerró a pedido del dueño de los campos cuando se terminó la emergencia hídrica, porque el municipio se olvidó de hacer el decreto de afectación. Para esta obra, se gastó un subsidio de 100 mil pesos".

Clandestinos

"Hay que lograr que los canales clandestinos no se hagan. En condiciones muy críticas se podrían cerrar, pero tenemos que tomarlos como una situación de hecho y hacer los cálculos del caudal que están generando en la cuenca", remarcó la directora de Protección Urbana contra Inundaciones provincial, Marisa Montura.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario