Ovación
Jueves 16 de Junio de 2016

"Yo me fui sólo por Bermúdez"

Gamboa aprovechó la oportunidad para echar luz sobre su salida de Newell's en 2008. El Negro contó detalles para que el hincha rojinegro entienda aquella situación, cuando arrancó el primer período de la gestión Lorente. Apuntó como exclusivo responsable a Eduardo Bermúdez y desligó a cualquier otro nombre propio. "Yo me fui sólo por Bermúdez, por nadie más", recalcó enfáticamente.

Gamboa aprovechó la oportunidad para echar luz sobre su salida de Newell's en 2008. El Negro contó detalles para que el hincha rojinegro entienda aquella situación, cuando arrancó el primer período de la gestión Lorente. Apuntó como exclusivo responsable a Eduardo Bermúdez y desligó a cualquier otro nombre propio. "Yo me fui sólo por Bermúdez, por nadie más", recalcó enfáticamente.

"La gente de Newell's quería que yo me quedara. Y yo me quería quedar más que nadie", comenzó a explicar Gamboa. "Les aseguro que yo fui el que más sufrió esa situación, pero no podía estar al lado de Bermúdez, porque es una persona que le hizo muy mal a mí y a toda mi familia".

Y amplió: "Bermúdez se portó realmente muy mal. Cuando yo era jugador, muy chico, nos hizo firmar un contrato absolutamente leonino. No respetó lo que habíamos arreglado con mi padre, que ya falleció. Me prometió que iba a cuidar y planificar mi carrera y no hizo nada de eso. En ese momento yo lo consideraba como un segundo padre y me falló. Me traicionó de tal manera, me hizo tanto daño, que no quería volver a encontrármelo en mi vida". Y se extendió: "Cuando ganó Lorente, me llamaron a una reunión en la casa de Dezotti. Ahí estaba toda la comisión y Bermúdez. Le di la mano por respeto, pero le dije que era la peor persona que conocí en mi vida. En ese encuentro me plantearon que Bermúdez iba a ser el nexo entre el técnico y los dirigentes. Y yo sentía que no podía aceptar eso". Y recordó: "Yo quería seguir, habíamos salido terceros y podíamos aspirar todavía a más. Además me quedaban seis meses de contrato. Pero por una cuestión humana sentía que no podía convivir con esa persona, que para mí era como el Diablo. Y estando él cerca sentía que no podía darle el ciento por ciento que necesita Newell's. No quería perjudicar al club que amo, donde nací, me crié, gané campeonatos, y donde quiero volver a estar".

Comentarios