Edición Impresa
Viernes 25 de Enero de 2008

Y un día volvió

Se sabe: Hermes Binner prometió mudarse a Santa Fe si ganaba las elecciones y cumplió. Por eso ya no se lo ve en los sitios que solía frecuentar cuando residía en Rosario.

Se sabe: Hermes Binner prometió mudarse a Santa Fe si ganaba las elecciones y cumplió. Por eso ya no se lo ve en los sitios que solía frecuentar cuando residía en Rosario. En el gimnasio de Oroño al 1400 al que concurría, por ejemplo, donde sin embargo lo vieron reaparecer el viernes pasado. Cuentan que cumplió con una rutina física no muy distinta de la época en que era habitué. Pachi, el profe que tanto extraña a Sergio Pezzotta, esta vez al menos se dio el gusto de darle indicaciones al gobernador.

¿Sólo vándalos?

Desazón. Es lo que sentían ayer los funcionarios municipales de Esperanza al ver cómo quedaron La Ciudad de los Niños y las veredas de las calles Laprida e Irigoyen. No es la primera vez que ocurre y en el entorno de la intendenta Ana Meiners hay quienes apuntan a un acto deliberado. ¿De quiénes sospechan? Las fuentes no lo dicen pero es fácil adivinar si se considera que la dama, del PJ, rompió años de hegemonía local de otro partido. ¿Será una exageración?

Comentarios