Edición Impresa
Sábado 29 de Diciembre de 2012

Y el tiempo les dio la razón a las quejas

Estudiantes y profesores se pusieron al frente de los reclamos por los planes de estudio del magisterio en vigencia desde 2008. Fue desde que salió a la luz el plan que tenía la ex ministra de Educación Elida Rasino para la formación docente.

Y el tiempo les dio la razón. Durante cuatro años, las quejas se multiplicaron por toda la provincia y éste más. Como muestra basta recordar que en septiembre pasado, más de 500 estudiantes y docentes de distintos profesorados de nivel inicial y primario se reunieron en un encuentro histórico que tuvo como objetivo hacer lo que el Ministerio se negó en todo este tiempo: ver qué pasaba con la formación de los maestros. Como era de esperar las mayores críticas se las llevaron las cátedras experimentales, sobre las que afirmaron derivan en "una formación precaria, de dudosa calidad académica". Esa jornada se llamó "Primer encuentro de análisis de la marcha de los planes de formación docente para educación inicial y primaria". Las conclusiones principales miraron la necesidad de revisar los planes, rescatar sus fortalezas y corregir los errores, "con participación real".

Los docentes y directivos presentes aprovecharon la oportunidad para denunciar la pérdida de autonomía que desde 2008 padecían los institutos, ya que se los redujo a lo académico y se les quitó las funciones históricas de extensión y capacitación.

En ese encuentro, una de las más aplaudidas fue la doctora en educación Liliana Sanjurjo. La experta había integrado la primera comisión que encabezó los cambios para los nuevos planes en la preparación de los futuros docentes, pero a la que debió renunciar, junto a un número importante de educadores, por las "diferencias" con la ex ministra Rasino.

Sanjurjo advirtió en esa reunión que una de las mayores dificultades de la política ministerial iniciada en 2007 es haber tenido "una actitud fundacionista", es decir pensar que "todo lo hecho hasta el momento estaba mal, había que hacerlo de nuevo y con gente nueva, no contaminada", para luego concluir que "es grave que alguien que no crea en el sistema educativo se haga cargo del mismo".

En esos reclamos también cuenta la ruidosa manifestación que los estudiantes llevaron hasta Zona de Aprendizajes el 27 de septiembre último, para pedir, con un petitorio en mano, mejor calidad educativa en su formación. Fue cuando los recibió la funcionaria Maltaneres y les anticipó que finalmente se evaluarían estos planes.

Comentarios