Escenario
Sábado 14 de Mayo de 2016

"X-Men: Apocalipsis", el día que el mundo se hundió en el infierno

Michael Fassbender protagoniza La séptima entrega de la saga que se estrena el jueves y Destacó el giro que da la trama.

A Michael Fassbender lo persiguen los villanos. El actor de origen alemán dio muestras de una notable sutileza para componer algunos notables ejemplos. Entre los más recordados, están los de "Bastardos sin gloria", "Shame. Sin reservas", "12 años de esclavitud ", "Macbeth" y hasta "Steve Jobs". Ahora regresa a su primer personaje basado en uno de los cómics más célebres de Marvel. Fassbender vuelve a interpretar a Erik Lensherr o Magneto, uno de los villanos de "X-Men: Apocalipsis", que se estrena el jueves en Argentina, y la séptima entrega de la saga.

   "Días del futuro pasado", el sexto y último de la saga hasta ahora, podrá haber quedado en el pasado, pero llegan días difíciles para varios personajes de "X-Men". Corre el año de 1983, diez años después de los sucesos de la última película, y para algunos la vida transcurre en paz. Otros siguen encontrando su camino en el mundo y luchando con las relaciones entre los humanos y los mutantes. Pero la existencia de todos se ve alterada cuando uno de los primeros mutantes ?posiblemente el primero? regresa después de un milenio pasado en hibernación. Apocalipsis (Oscar Isaac) revisa el mundo que han creado los humanos y lo juzga menos que aceptable. Reclutando a compañeros mutantes como sus "Jinetes", Apocalipsis se propone destruir a la civilización actual y construir algo que le parezca más apropiado a sus ancianos ojos.

   Lensherr, el hombre también conocido como Magneto y a cargo de Fassbender, está en crisis. El personaje, que a lo largo de la historia creada por los legendarios Stan Lee y Jack Kirby, fluctúa entre los extremos del héroe y el antihéroe, está tratando de olvidar su pasado mutante, aceptando su lado humano y viviendo discretamente en Polonia con familia. Cuando llega la tragedia y Apocalipsis aparece para reclutarlo a su causa, Erik arde en sed de venganza y dolor y acepta convertirse en la criatura que es como deidad.

   Mientras espera el estreno de "Weightless", de Terrence Malick; la inquietante "Assassin's Creed", de Justin Kurzel, "Alien: Covenant", de Ridley Scott y "The Snowman", de Tomas Alfredson, Fassbender -nominado al Oscar en dos ocasiones- compartió con buen humor algunos de los aportes que quiso hacer a un personaje emblemático de la serie, así como del futuro posible luego de esta séptima entrega de la exitosa saga.

   —¿Cómo te convencieron el director Bryan Singer y el guionista Simon Kinberg para sumarte por tercera vez al proyecto?

   —En realidad no hablé mucho con Bryan, para ser sincero. Pero Simon y yo estábamos en un avión a Moscú para una proyección de "Días del futuro pasado" y empezamos a lanzarnos algunas ideas y yo le mencioné a Simon que la historia con Magda (la esposa de Magneto en los cómics) siempre fue algo que me interesó con Erik, cómo había perdido a esa familia, y que tal vez había algo qué explorar ahí. Quizás había dejado atrás sus poderes y ya no los estaba utilizando... Sin embargo está trabajando en una fábrica de acero, ¿y no sería genial si estuviera haciendo las cosas manualmente sin sus poderes, algo así como trabajos forzados? ¿Cómo sería verlo con una familia, que se haya enamorado y haya tenido un hijo? Así que en realidad así fue cómo empezó y luego Simon se fue a escribir muchas cosas, fue lo máximo. Y eso fue todo. Después llegué ¡y empecé a aprender polaco!

   —De esas primeras charlas, ¿qué quedó en el libreto? ¿Erik está en Polonia con su familia y es feliz?

   —Sí, absolutamente feliz. Y haciendo un trabajo muy honesto, marcando el reloj a las 9 y su salida a las 5 y manteniendo a su familia. Una pequeña casa en el campo, todo muy simple. Es la primera vez que lo vemos satisfecho y cómodo, con algo de armonía en su vida. Pero desde luego no dura mucho... ¡son los X-Men! Pierde prácticamente todo, así que está de regreso en donde comenzó, o hasta peor que eso, porque ha invertido todo nuevamente en una familia después de haber perdido a sus padres. Está en su punto más bajo, y cuando llega Apocalipsis, es casi como si le estuviera rogando a Dios por una respuesta. Esa es una idea que me dio Oscar (Isaac, el intérprete de En Sabah Nur o Apocalipsis). La pusimos en la escena donde pierde a su familia, es casi como si estuviera desafiando a Dios a mostrarse. Y luego en la siguiente escena, llega Apocalipsis. Entonces esta idea de los mutantes teniendo un dios o un ancestro, me pareció que era un excelente concepto con el que podíamos jugar. Apocalipsis le ofrece la forma de acceder a un poder más profundo en su interior, pero sólo puede hacerlo como parte de este equipo con Apocalipsis y los Jinetes, que quieren usarlo como la oportunidad de extinguir la raza humana de una vez por todas y vengarse definitivamente de ellos. Así que ésa es básicamente la historia en esta ocasión.

   —"Apocalipsis" se desarolla en los ochentas. James McAvoy dijo que Charles (el profesor Charles Xavier) se asemeja en algo a "División Miami". ¿Cuál es el estilo de los ochentas de Magneto?

   —Me encanta lo que hace James con Charles. Va totalmente contra lo que pensarías normalmente del personaje. Es fantástico, realmente se metió en los '80 y ahora tiene un mameluco lila con cuelo en V que creo que luce excepcionalmente bien. Desafortunadamente, Erik (Magneto) no sigue mucho el curso de la moda, hasta el final de la película. Uso un cuello de tortuga con un traje. Me lo perdí, porque Erik es tan sólo un hombre trabajador en Polonia, así que es un estilo muy polaco, pantalones de lana y camisa de obrero. Siempre pensé que tendría un Porsche en los '80, pero no. ¡Creo que conduce un Trabant!

   —¿Cuánto polaco debió aprender para este trabajo?

   —Soy excelente hablando en polaco. Puedo cantar en polaco, puedo bailar en polaco, ¡puedo preparar comida polaca! No, para ser sincero, soy bastante malo. Si una persona es un polaco nativo, se va a quedar perplejo, pero le puse mi mayor empeño. Al comienzo tenían páginas y más páginas y dije, "no hay forma de que vaya a lograr esto en una semana..." Así que lo dividimos y trabajé en eso lo mejor que pude. ¡Siempre estoy abierto a las críticas! ¡Les doy la bienvenida! Estoy seguro de que habrá malas pronunciaciones por todos lados, pero lo hice lo mejor que pude. Quiero acumular idiomas, porque cuando Magneto finalmente vuelva a ser Erik, va a necesitar un empleo, y yo creo que puede dedicarse a los idiomas y ser intérprete o algo así. ¡Para la ONU! Ya sabe hablar francés, alemán, ahora polaco e inglés.

   —Pero en el momento en que se incorpore a la ONU, algún monstruo terrible atacará el lugar y lo incendiará...

   —¡Eso es correcto! ¡Tenemos la siguiente historia! ¡Esa es la próxima!


Comentarios