Edición Impresa
Domingo 08 de Febrero de 2009

Will blog 4 food

Un muchacho y una chica sostienen improvisados carteles con leyendas referidas al desempleo. La imagen apareció en blogs y diarios de todo el mundo. La publicó el Financial Post y también La Capital. Es una de las miles de fotos que tuvo la crisis mundial. ¿O no?

Un muchacho y una chica sostienen improvisados carteles con leyendas referidas al desempleo. La imagen apareció en blogs y diarios de todo el mundo. La publicó el Financial Post y también La Capital. Es una de las miles de fotos que tuvo la crisis mundial. ¿O no?

Me llamó la atención el cartel que sostenía la muchacha. "Will blog 4 food", decía; "voy a bloguear por comida", sería la traducción literal. Una rápida búsqueda por internet despejó mis dudas. De hecho, es cierto, no tienen trabajo, pero no salieron a la calle a buscarlo: Tania Khadder (bloguera incansable) y John Henion ("desempleado crónico", se define a sí mismo) estaban promocionando el blog Unemploymentality.com. Financial Post y La Capital les hicieron publicidad gratuita con la foto que Reuters distribuyó a las redacciones de todo el mundo.

El marketing viral no es otra cosa que el viejo boca a boca, sólo que magnificado por internet. Tania y John difundieron masivamente su blog sin gastar un sólo centavo. Son apenas parte de una larga lista que logra que cualquier despistado termine por dudar de todo lo que aparece en la web.

Antes de ser una película, "The Blair Witch project" fue una página de internet. Contaban la historia de un grupo de chicos que había muerto intentando dar con una casa embrujada, aunque sin advertir que era el guión de un filme próximo a estrenarse. El resultado: un éxito de taquilla para una atrapante película de muy bajo presupuesto, gracias a una campaña publicitaria basada en marketing viral.

Un tal Esperma d'Or se presentaba en su blog como un joven de 24 años, "con estudios universitarios, cuatro idiomas, sano (con certificados médicos de garantía), no fumador y cosmopolita". Buscaba subastar su esperma "para facilitar el proceso de fecundación a lesbianas y solteras". Luego de que la noticia diera vuelta al mundo, Jesús Revuelta reveló que su única intención era demostrar que era muy fácil hacerse famoso. A mediados de 2007 fue contratado por la agencia publicitaria DoubleYou, la tercera más importante de Europa.

Lonelygirl15 supo ser una de las chicas más populares de YouTube. Decía ser una adolescente aburrida, sin muchos amigos, cuyo pasatiempo favorito era subir videos a internet con reflexiones de todo tipo. Sí, eso fue suficiente para volverse famosa: sus videos sumaron más de dos mil millones de visitas. Por supuesto, era un engaño. Jessica Rose llegó a Hollywood buscando trabajo y un guionista y un director le ofrecieron "armar" su historia para YouTube. Conclusión: fama instantánea. Aunque, en su caso, también efímera. Hay quienes siguen buscando en YouTube a Lonelygirl15 y otros opinan que la muchacha murió.

Sólo una más: muchos nos sorprendimos con este video del día de furia de un oficinista. Claro, era una campaña de marketing viral, idea del director ruso Timur Bekmambetov.

Comentarios