Cartas de lectores
Miércoles 07 de Septiembre de 2016

WhatsApp

Mensajes recibidos en la redacción del diario +54 9 341 255 0763

••
Santiago y Montevideo. Pregunto, ¿por dónde cruzan los peatones?
••
Marcha Federal. Una de las cosas por las que protestaban es contra el hambre. Entonces, ¿por qué no juntar el dinero de la excesiva cantidad de bombas de estruendo que explotaron y se lo entregaron a comedores como el de la hermana Jordán? Así hubieran matado dos pájaros de un tiro: paliar en algo el hambre y no asustar tanto a las mascotas. ¡Horrible e injusto! Las bombas de estruendo son carísimas y tiraron infinidad. Mal. Beatriz Sacchi.
••
Imposible comunicarse telefónicamente a la terminal de ómnibus. Un desastre. Prueben 437 3030.
••
Leo el artículo de los beneficios que trajo no entregar bolsas en los súper. Detallan las ventajas ecológicas pero no escriben sobre los cientos de miles que ahorraron los negocios en ningún momento. No sólo no bajaron los precios sino que no les importó y siguieron aumentando
••
A propósito sobre los adultos mayores, quiero compartir una inquietud. En Rosario, tan solidaria, ¿por qué hay tantos ancianos que no tienen nadie que los saque a disfrutar de los hermosos parques? Y sí hay tantos perritos para los cuales la gente se consigue el tiempo para el paseo diario.
••
Un gesto para imitar. Gracias Daniel, del quiosco de venta de diarios de Sarmiento y Córdoba, por guardar y devolverme el dinero que se me había caído hace tiempo.
••
Mi negocio está ubicado en Roca y Amenábar. Los vecinos estamos cansados que el servicio que brinda la EPE en nuestra zona sea deficiente a pesar de que Santa Fe posee la energía de mayor costo del país. Sufrimos cortes permanentes aún en época invernal, no discimina monofásica o trifásica la deficiencia; el tendido de cables no es subterráneo y son un riesgo para la integridad física, dado que se queman en forma permanente los cables. Hemos hechos reclamos sin ninguna solución, con el agravante de que suman más cables colgados. Quizás por este medio se aboquen a resolver con nuestros impuestos las verdaderas necesidades de los ciudadanos. Néstor Faccinatto

Comentarios