Micaela García
Miércoles 19 de Abril de 2017

Wagner confesó que con su jefe salieron de "cacería", se llevaron a Micaela y la violaron "por turnos"

El acusado contó detalles de lo ocurrido la madrugada del 1º de abril. Complicó aún más a su jefe, con quien afirmó que consumaron el crimen.

Sebastián Wagner reveló que con su jefe, Néstor Pavón, salieron de "cacería" en medio de una noche de excesos, secuestraron a Micaela García y se turnaron para violarla camino a un balneario, tras doblegar la resistencia física de la joven. Asimismo, admitió que entre él y su patrón mataron a la joven y luego ocultaron el cuerpo camino a Victoria, según publicó hoy un matutino porteño.
Así fue como Sebastián Wagner, de 30 años, imputado como coautor del crimen de Micaela García, de 21 años, describió sus últimas horas, en aquella madrugada del 1° de abril, donde además admitió que entre él y su jefe mataron a la chica y ocultaron el cuerpo camino a Victoria.
En la confesión que brindó la semana pasada ante el fiscal Ignacio Telenta, el violador se limitó a hablar sobre lo que pasó esa noche. Dijo que consumió mucho alcohol y que estaba bajo los efectos de las drogas (se sabe que es adicto a la cocaína). Se quebró, y en más de una oportunidad, lloró.
"Wagner contó que comenzaron a abusar de Micaela por turnos durante el trayecto hacia el lugar donde luego la mataron"
Confesó haber abusado y asesinado a Micaela junto a Néstor Pavón, de 35 años, su jefe, dueño del lavadero de camiones y gomería ubicado en el cruce de las rutas 11 y 12, en Gualeguay. Aunque nadie en la sala se lo creyó, aseguró sentirse arrepentido y pidió disculpas a la familia de la víctima.
Los investigadores aseguran que ya tienen probado que Pavón estuvo con Wagner antes y después del crimen, cuando ambos lavaron el auto, y también que su patrón contactó al acusado con el camionero que lo llevó a Campana y que se puso en contacto con su madre, Gabriela Wagner y el concubino de ésta, el ex policía local Fabián Ehcosor (hoy detenido por encubrimiento).
Wagner contó que comenzaron a abusar de Micaela por turnos durante el trayecto hacia el lugar donde luego la mataron. En ese punto fue donde, después, aparecieron su short y una sandalia, camino al balneario Paso de Alonso, en la zona de Primera Sección Chacras.
Su cuerpo fue hallado a dos kilómetros y medio de allí, en Estancia 6 Robles, camino a la localidad de Victoria. El acusado no quiso entrar en más detalles: dijo que por el estado en el que estaba no se acuerda de algunas cosas.

Comentarios