Cambiemos
Domingo 28 de Agosto de 2016

"Vuelvan al Frente para la Victoria, los esperamos con los brazos abiertos"

Lo dijo Máximo Kirchner en el acto de cierre de la movilización de 24 horas convocada por las Madres en contra de las políticas del macrismo.

Sacrificial, heroico. Bajo una tormenta de viento y lluvia que no paró nunca, las Madres de Plaza de Mayo reeditaron luego de una década la maratónica Marcha de la Resistencia (24 horas ininterrumpidas). Que volvió para intervenir en la discusión política de hoy y del futuro, con la consigna "por el derecho a trabajar, resistir sin descansar, Cristina conducción". Hebe de Bonafini, junto al puñado de madres sobrevivientes y a unos 10 mil militantes que ayer a las cinco de la tarde ocupaban la parte central de la plaza, se acompañó en el final de la jornada con los discursos de Máximo Kirchner, Agustín Rossi, Edgardo De Petri y el intendente de Ensenada, Mario Secco.

   "A los compañeros diputados que tienen los cuadros colgados de Perón y de Evita en sus despachos y que se fueron del FpV pensando en que llegaría un «segundo semestre» les abrimos los brazos, no somos patovicas de boliches eligiendo quién entra y quién no, les pedimos que recapaciten y que vuelvan. Sabemos perdonar", definió el hijo de la ex presidente, orador final del acto.

   Por su parte, y antes de Máximo, Agustín Rossi había advertido que el próximo paso de la Rosada, luego de instalar una "falsa campaña de desestabilización, será declarar el Estado de sitio, para quitar aún más derechos a los argentinos".

   Máximo Kirchner debutó ayer hablando en la plaza. Y describió al presidente como un hombre "que le ha mentido al pueblo argentino, que habló de no devaluar, de hambre cero, de crear trabajo, y está haciendo todo lo contrario". Y agregó: "El plan económico que llevan adelante es vacío, gélido y frío como la mirada de Mauricio Macri".

   Finalmente, el diputado por Santa Cruz le respondió a la ofensiva gubernamental y mediática en el sentido de asociar el acto de ayer del kirchnerismo a un presunto plan para desestabilizar a la Casa Rosada: "Llevamos adelante actos democráticos, nos manifestamos, expresamos nuestras posiciones, y resulta que a eso los medios de comunicación del gobierno le tienen miedo. Quiero recordarles que a Cristina le hicieron 200 cortes de ruta, y que los medios los fogoneaban y celebraban. Y que a Cristina le promovían saqueos, y los medios de comunicación amigos también los impulsaban y celebraban", gritó Máximo en su segundo discurso masivo ante la militancia en Buenos Aires. Había hecho su debut, durante la presidencia de su madre, en un acto de La Cámpora en el estadio de Argentinos Juniors.

   Mientras los militantes daban vueltas y vueltas a la plaza, cantando bajo la lluvia y a la espera de que el reloj de la vuelta al día, las 24 horas, Hebe y las madres esperaron el momento de subir al escenario protegidas de la lluvia, pero no del frío, por una modesta carpa. El techo de lona blanca se hundía con el agua. Pero Hebe, de poncho rojo, como si nada, acostumbrada a muchas batallas, esperó el momento salir, caminó hasta el escenario, y le habló a la multitud.

   "Me emociona volver", abrió su discurso la mítica mujer que enfrentó al terrorismo de Estado en esa misma plaza en 1977. Lejos de ofrecer un discurso de mujer "desquiciada", como la calificó Macri hace pocas semanas, Hebe pidió solidaridad con los argentinos que se quedan sin trabajo, "compartan con los desocupados, lo que tengan, van a ver que se sentirán muy bien", exhortó.

   La titular de Madres reivindicó a Néstor y a Cristina Kirchner, recordó que un "54% de los desaparecidos eran trabajadores", y le recomendó a la militancia "no mirar los programas" (de televisión) que atacan el legado del kirchnerismo y protegen a Macri. Bonafini, cree, además, que las marchas de la resistencia volvieron para quedarse.

   Antes de Hebe, habló Agustín Rossi, y fue directo al punto: "Como dije cuando hice el discurso de cierre en Diputados el día de la reestatización de YPF, con aplausos o con huevazos, nosotros defendemos las mismas ideas". Fue celebrado por la militancia

   Aun con el momento político complejo que vive el FpV, en medio de debates internos y divisiones, el Chivo ve "más kirchnerismo en la gente que en los dirigentes". Luego advirtió sobre el deterioro social que está produciendo el plan económico de Cambiemos: "Llevaron la desocupación en el Gran Rosario a casi el 12%, retrocedimos 10 años en ocho meses", disparó.

   Previamente, y siempre bajo la lluvia, hablaron el diputado nacional Edgardo de Petri, que le pidió a la CGT "que convoque a un paro general contra la política económica de Macri". Secco, por su parte, le pidió a los dirigentes peronistas que "le pongan el cuerpo a las ideas, y que no voten en el Congreso contra el pueblo".

Comentarios