Cartas de lectores
Jueves 08 de Septiembre de 2016

Vivir en la utopía

En el comienzo del día, al despertar, cuando abrimos los ojos y al primer paso en firme, en ese momento aparecen nuestros registros inconscientes de los sueños a los que aspiramos en nuestra vida.

En el comienzo del día, al despertar, cuando abrimos los ojos y al primer paso en firme, en ese momento aparecen nuestros registros inconscientes de los sueños a los que aspiramos en nuestra vida. Cómo avanzar en el camino para poder alcanzar esos sueños; vaya si es una tarea difícil. Desde que tengo uso de razón ese camino de sueños se ha empobrecido a medida que han pasado los años, a pesar de tener una gran familia, los sinsabores de una sociedad que se inspira en los antagonismos sucesivos que nos va marcando la historia de nuestro país año a año. Sin importar el color político han prometido a ultranza mejorar la salud, la educación, la economía y por estos últimos años hacer desaparecer la inseguridad. Hemos vivido de promesa en promesa, tratando de creer que algo sucederá, pero las políticas de Estado brillan por su ausencia y la sociedad toda sigue aspirando alcanzar esa utopía de vivir mejor. Mentores políticos que sin importar si nos empobrecemos siguen predicando su miserable discurso que mella en el ridículo a sabiendas que sus promesas quizás jamás se cumplan. Hemos pasado de honrar a nuestros próceres hasta dejar que una mujer impresentable insulte públicamente al jefe de Estado. Realmente es ahí desde donde podemos ver que nuestra utopía de ser una Nación con todo lo que eso implica, lejos está de concretarse en realidad. Politólogos y sociólogos parecen ya no encontrar definiciones para caratular en qué estado se encuentra nuestra sociedad, lastimada, vapuleada y sin margen para ver algún cambio a corto plazo. Pero que el sinceramiento no nos cierre el paso en el camino. El pensar en un nuevo paradigma como país debería ser el pensamiento de aquellos que tienen la responsabilidad de que aparezcan esas políticas de Estado que tanto se necesitan para que esta Nación tenga sus poderes bien aceitados para el desarrollo de gobernabilidad sin tropiezos y encaminados hacia un nuevo rumbo. El que hemos transitado hasta hoy ha tenido la cantidad de roturas necesarias para justificar un verdadero cambio, y creo que en esto se debe inmiscuir mucho más la juventud que son parte de ese futuro que nos espera, pero sabiendo que generar un nuevo paradigma de crecimiento de un país no se promueve haciendo politiquería barata, se hace con responsabilidad, basándose en pilares sólidos donde los principios de convivencia entre los ciudadanos deberá ser una de las herramientas fundamentales para que la sociedad acepte semejante desafío. Pensar que los distintos poderes trabajen en forma realmente independiente y así lograr que esa hegemonía nos alcance como una sociedad madura y nos separe de los juegos de corrupción a que nos tienen acostumbrados los gobiernos de turno. Ejemplificar no es una tarea fácil, pero es la forma más fácil de mejorar cuando los seres humanos no tienen la capacidad de aceptar que vivir en un Estado de Derecho significa respetar las leyes, y que a ese modo de interpretación se suma que primero tenemos obligaciones para poder tener derechos que podamos hacer cumplir. Esperanza es lo último que debemos perder, pero debemos trabajar para que esa utopía de un país mejor sea realidad.

Guillermo V. Ferreyra

DNI 13.588.802


Una marcha más, y van...

Todos los días las noticias predominantes son los hechos de inseguridad, que lamentablemente los padecemos todos en más o en menos grado, pero ver el desgarrador sufrimiento cuando alguien pierde a un ser querido en algún hecho delictivo, da una impotencia y una bronca por la falta de medidas que erradiquen de fondo el delito de parte no sólo del poder político si no también del Poder Judicial. Esta falta de medidas demuestra que tanto políticos, policía, jueces y todos los encargados de brindarnos seguridad no están a la altura de los cargos que ocupan, y tenga que salir la sociedad a pedir justicia en tantas marchas que son un desahogo de dolor para los familiares, ya que en la mayoría de los casos no se logra conseguir ese derecho que nos pertenece a todos. Es hora de que los que tienen el deber se hagan cargo, en estos tiempos que está en boca de todos la reforma de la Constitución de la provincia, se unan todos los poderes y se pongan de acuerdo en reformar la Justicia para que las penas sean más duras para cada delito, bajar la edad de imputabilidad, como principales cambios, y no preocuparse por la reelección a gobernador. Que las condenas sean un ejemplo, especialmente para los jóvenes, que se den cuenta de que la única forma de progresar sea con el trabajo y no ver como el ladrón o el narco se enriquecen impunemente. Y dejarse de joder con la legalización de la droga y combatirla con todas las fuerzas. Lamentablemente por la ineptitud de los gobernantes, las medidas que toman nos son las esperadas por la sociedad, así que además de las marchas pidiendo seguridad es necesario llevarles propuestas o medidas que deben tomar. En mi humilde opinión se deberían tomar medidas a corto, mediano y largo plazo. Hoy la urgencia a corto plazo es la instalación de Gendarmería y más policías, a mediano es la reforma del Código Penal y obras de infraestructura en los barrios, abrir y asfaltar calles, iluminación, entre otras cosas. Y a largo plazo, es la creación de fuentes de trabajo, porque el trabajo da dignidad a la gente, y la educación en las escuelas, que tiene que mejorar y mucho.

Germán Paci


Las fechorías del ex gobernador

¿Alguien tiene alguna duda de cuantas fechorías ha cometido José Alperovich desde que se "avivó" cómo hacerse millonario y poderoso aprovechando ser el privilegiado ser humano capaz de obnubilar a la sociedad tucumana subestimada por creerla "opa", decrépita e indolente? Un "geniecillo" de la Gaceta (diario de Tucumán) descubrió que el día que asumió como gobernador, el 29 de octubre de 2015, Juan Manzur firmó 93 decretos con designaciones de ministros, secretarios y subsecretarios de su gabinete. Todas se publicaron en el Boletín Oficial menos una, la 41/1. Pasados los 311 días ante la solicitud por escrito de ese medio, el funcionario del Ejecutivo, Pablo Yedlin, accedió a darlo a conocer. El niño prodigio José Alperovich, había sido designado como "asesor" ad honorem con rango de ministro del Poder Ejecutivo. El descubrimiento nos indica que, el senador José Alperovich y "ministro ad honorem del Ejecutivo" le marca la cancha a su discípulo Manzur, que sólo oficia de "figureti". José Alperóvich ha demostrado una vez más ser, como todos lo denominan, un pulpo con largos y poderosos tentáculos que se las cobra, cuando "no le rinden culto". Pero, ¿y la dignidad? Hubo un cambio, lo indigno rinde mejores apetencias y duró más de doce años K.

Alejandra Pérez Ortega

DNI 10.115.142

Tucumán


Adiós a la hepatitis C

Es bueno saber que el doctor Fernando Bessone, quien es investigador y un reconocido referente internacional en hepatitis virales, hace ya más cuatro años que está dirigiendo una investigación con medicamentos que recién ahora se venden en farmacias. Ese medicamento pudo curar a un grupo grande de pacientes dentro de los cuales estaba yo, con dos de esos remedios (Daclatasvir y Asunaprevir). Uno de esos medicamentos forma hoy parte de uno de los esquemas utilizados para curar la hepatitis C. Agradezco infinitamente al doctor Bessone que me convocó para ser parte de esta posibilidad de curar la hepatitis C crónica y en avanzado estado. Un tratamiento muy controlado y con análisis permanentemente para cuidar la calidad de vida mientras ingeríamos las tres moléculas diarias. A los 15 días ya mi hepatitis era indetectable, sin consecuencias secundarias. El doctor Bessone es actualmente profesor titular de la cátedra de Gastroenterología del Hospital Centenario y continúa haciendo investigaciones que han ayudado a muchos enfermos, y se han curado antes de que estas drogas lleguen al mercado. Convoco por este medio a toda la población a que se hagan la detección de la hepatitis C. Hoy hablamos de cura definitiva.

Griselda Francioni de Alasia

DNI 4.400.140


Nunca es tarde para aprender

Somos un grupo de alumnos de entre 17 y 75 años del Centro de Alfabetización y Educación Básica para adultos N° 152 de Villa Constitución. Asistimos diariamente de 18 a 21, y nuestra meta es poder culminar los estudios primarios. Ese es un espacio en el que nos sentimos protagonistas ya que allí pasamos gratos momentos compartiendo saberes, historias, anécdotas, cosas de la vida cotidiana de cada uno. Además, es de mucho valor cada tema que podemos aprender junto a las docentes, cada opinión que intercambiamos, cada investigación que realizamos. Nos sentimos muy felices de poder asistir al centro donde también tenemos capacitación laboral: allí confeccionamos bolsos para hacer los mandados, pintamos sobre telas y frascos, construimos trabajos en madera, y muchas otras manualidades. Hoy, jueves 8 de septiembre, es el Día de la Alfabetización y estaremos de festejos compartiendo una tarde de mates y juegos con los compañeros de los demás centros del Núcleo 1.029 de Villa Constitución. Por distintas razones de la vida no habíamos podido lograr la meta de terminar la escuela primaria y aquí estamos cumpliendo el sueño. También este es el espacio para que cada uno de los que aún no pudieron culminar lo hagan. ¡Los esperamos!

Rosa Graciani, Débora Reinoso, Gabriela Mansilla y Guadalupe Sánchez

Alumnos Centro N° 152. Núcleo 1.029 Caeba Villa Constitución


"Si yo fuese presidente..."

Las esporádicas y repentinas apariciones políticas de Daniel Scioli y los deplorables comentarios contra el actual gobierno nos dan muestras claras de quienes son los artífices de las mencionadas amenazas a la gobernadora María Eugenia Vidal. Conocemos de sobra su desfachatez y el enorme deseo de apoderarse de la Presidencia de la República Argentina. Como en sueños repite en los medios televisivos; "si yo fuese presidente...". El agravante es su amnesia que dejó el poder del Estado más importante del país en la ruina, con enormes faltantes de fondos públicos, sumado a los millones de bonaerenses en la pobreza, y la infraestructura de hospitales y escuelas destrozadas. El currículo de su decadente gestión es extenso y no hace nada para lavar su decaída imagen política. Sin embargo, Scioli quiere darle consejos al presidente Mauricio Macri, que está realizando enormes esfuerzos para reinsertar a la República Argentina en una economía transparente y holgada que beneficie a todos los ciudadanos que han sabido reconocer como nos estafó una banda de delincuentes disfrazados de "funcionarios".

Maria Emilia Farros

DNI 14.784.332

Mar del Plata

Comentarios