la_region
Viernes 28 de Octubre de 2016

Violento robo en un local de telefonía en Casilda: maniatan a la empleada

Los delincuentes ingresaron sin armas y a cara descubierta, fingiendo ser clientes. Una chica fue asistida por emergencia médica.

Un nuevo episodio de inseguridad se produjo en pleno centro de Casilda cuando dos delincuentes irrumpieron en un comercio de telefonía celular y tras reducir a las empleadas del lugar sustrajeron una importante cantidad de equipos y dinero cuya suma no trascendió.

El episodio se produjo anteayer, cerca de las 16, en el local ubicado en calle Buenos Aires al 2300 entre España y Mitre donde los malhechores ingresaron sin portar armas y a cara descubierta simulando ser compradores para terminar sorprendiendo a los empleadas que maniataron con precintos y amordazaron con cinta de embalar para perpetrar el atraco y luego fugarse.

Aunque el caso en el que interviene el Ministerio de la Acusación de Casilda es materia de investigación trascendió que además de los dos hombres que entraron al negocio para apropiarse de unos 30 equipos de telefonía celular y dinero en efectivo también habría formado parte del grupo delictivo una mujer de unos 30 años que los esperaba afuera "haciendo de campana".

Movimientos extraños. La policía llegó al lugar tras ser alertada por una comerciante de la zona que se comunicó al advertir movimiento extraños y gritos de auxilio de una de las trabajadoras que fueron inmovilizadas aunque sin ser golpeadas.

No obstante debieron ser asistidas por un equipo de emergencias médicas a causa de una crisis nervio provocada por la traumática situación.

Si bien se montó un fuerte operativo los resultados, al menos hasta el cierra de ésta edición, fueron nulos aunque estarían avanzados las tareas investigativas para intentar esclarecer el suceso.

En tal sentido la fiscal interviniente, Marianela Luna, dispuso una serie de medidas entre las que se destaca verificar las imágenes registradas en las cámaras de seguridad del local así como de la vía pública en procura de identificar y facilitar la búsqueda de los delincuentes.

Antecedente. Un hecho similar se produjo en julio en un comercio del mismo rubro situado en cercanías del comercio robado ahora, razón por la cual no se descarta que una vinculación entre ambos episodios. "Estamos trabajando y esperando los resultados de algunas actuaciones que consideramos fundamentales para la causa", dijo ayer una fuente de la investigación.

Trascendió que el propietario del comercio robado posee locales en otras localidades santafesinas que también fueron blancos del delito y que hoy reabrirá las puertas del ubicado en Casilda aunque sin exhibir aparatos y poniendo a disposición del público catálogos de consultas de los equipos como ya implementó en otras sucursales para prevenir nuevos hechos delictivos.

El caso se suma a otros hechos policiales que generaron preocupación en otras localidades del departamento Caseros como Arequito, San José de la Esquinas, Arteaga y Chabás. Y ayer se supo que la Justicia además de estar trabajando causas por robos recientes investiga cinco denuncias radicadas contra un sujeto de unos treinta años que habría manoseado a mujeres casildenses que abordó en distintos sectores de la ciudad tanto de día como de noche, lo que agregó un ingrediente más para potenciar la intranquilidad y malestar social por la creciente inseguridad.

Comentarios