Ovación
Jueves 29 de Septiembre de 2016

Violencia que sigue manchando al club

¿Por qué? La pregunta es la que muchos leprosos volvieron a hacerse tras el explosivo que tiraron unos delincuentes el martes por la noche.

¿Por qué? La pregunta es la que muchos leprosos volvieron a hacerse tras el explosivo que tiraron unos delincuentes el martes por la noche. Y que por esas cosas de la vida no sucedió nada porque en ese lugar no había nadie. Entonces el hecho fue menos grave para algunos, más allá de que es imperioso que alguien actúe y se desactive esta ola de episodios violentos. Todos los caminos conducen a que estos amedrentamientos vienen por la determinación de erradicar a las barras de la institución, una determinación saludable y que hoy sólo está instalada en Newell's a lo largo del país. Parece ser una prueba piloto que le está costando y mucho a la entidad, que transita por momentos de zozobra.

Y eso que Newell's está sumando puntos, no pierde y es protagonista en el torneo, a tal punto que es el único escolta del líder Estudiantes. Si los resultados fueran adversos quizás esa violencia que se presentó antes del arranque del campeonato y que parecía que se había desvanecido en las últimas semanas estaría presente —lamentablemente— en su máxima expresión.

La lucha no es fácil, tampoco imposible si es el Estado el que lucha con todo su poder y aplica la ley con intensidad. Aunque hasta el momento la pelea viene siendo dura.

Comentarios