Frente Progresista
Viernes 11 de Noviembre de 2016

Villa G. Gálvez apunta a volver a disfrutar de la costa del río Paraná

El Concejo aprobó una ordenanza que declara de interés público y social la recuperación de sectores que estaban abandonados

Villa Gobernador Gálvez se comenzó a plantear la recuperación de su costa sobre el río Paraná como un espacio para el deporte y el esparcimiento público, luego de años de olvido y de darle la espalda. Así surge de un proyecto de ordenanza del bloque del Frente Progresista, y aprobada por unanimidad en el Concejo Deliberante, que establece como de "interés público y social la recuperación de la costa". Según explicó el edil socialista Carlos Dolce, uno de los autores de la iniciativa, ya están en marcha tres proyectos, con diverso grado de avance, para la intervención en los terrenos que pertenecieran a La Vigil, el club Ibaiondo y el Círculo de Canotaje.

Según indica la ordenanza aprobada la semana pasada, la ciudad tiene 5.700 metros lineales de costa sobre el Paraná, de los cuales 2.800 están ocupados por industrias y emprendimientos privados (Swift, Paladini, Unilever y Cargill), 1.200 metros donde se ubican viviendas, principalmente de pescadores, y 1.700 metros que se encuentran libres. Estos últimos están actualmente convertidos en baldíos pero que cuentan "con posibilidades de ser disfrutados por la población en general".

Esta declaración de interés público de la costa pretende "el recupero de los espacios libres para la utilización, el goce y disfrute del río y sus espacios costeros para la población en general, priorizando, además de la recreación, al deporte y las actividades de inclusión; la recuperación de los valores históricos, teniendo en cuenta los lugares y sitios que sean parte de la historia de la ciudad y de nuestro pasado; y la implementación de programas y circuitos comerciales que incluyan a los pescadores locales".

De esta manera, faculta al Departamento Ejecutivo Municipal "a la gestión de recursos por parte del gobierno nacional y/o provincial para la puesta en marcha de los proyectos que de esta normativa pudieran surgir", y a "celebrar convenios con organismos internacionales de cooperación". Añade que en el abanico de posibilidades "se permitirá además la tercerización de servicios o convenios en las zonas a cambio de las obras de infraestructura necesaria y de los cánones que el Concejo Deliberante aprobará".

Es claro que el espejo en el que se miran los villagalvenses es Rosario y el proceso de recuperación de la costa para el uso público que se viene desarrollando en los últimos 30 años. También miran en su propio pasado cuando la costa era un espacio de uso habitual para actividades náuticas o de pesca, con diversas instituciones deportivas y sociales que por estos días buscan recuperar el lugar que tuvieron hasta hace 20 ó 30 años atrás pero que se había perdido.

Los detalles. El concejal socialista Dolce, coautor de la iniciativa con su compañera del bloque del Frente Progresista Ema Camiscia, indicó a La Capital que "lo que buscamos es recuperar los espacios en desuso, no avanzar sobre otros lugares donde hay viviendas o familias de pescadores", por eso "en este proyecto marco lo que planteamos sí es integrarlos al circuito comercial y hacer mejoras en los barrios".

Destacó que "como villagalvenses, para ir al río nos vamos a Rosario o a Pueblo Esther, porque si bien hoy podemos acceder pero no hay ni infraestructura ni medidas de seguridad, por eso lo primero que hicimos es empezar a trabajar con las organizaciones".

"Hoy, para uso recreativo no hay nada. Sólo hay emprendimientos privados de industrias o puertos, o bien la usurpación de viviendas, pero no hay nada que tenga una comodidad. Por eso surge este proyecto que —destacó Dolce— tuvo el visto bueno de todos los concejales. Algunos están presentando algunas ideas a partir de este proyecto marco, pero fundamentalmente estamos satisfechos por la repercusión que tiene y que lo vive también la gente".

También destacó que al proyecto "lo manejamos en sintonía con el Ejecutivo porque se necesitan los recursos y las cuestiones legales, pero hay voluntad de ambos cuerpos para trabajar en esto".

Tres proyectos. En ese sentido, los proyectos a futuro son tres. "El que está más avanzado es un espacio lindante a Alvear donde está el Círculo de Canotaje, que existió muchos años atrás, y ahora los antiguos socios lo están reflotando, y la idea es recuperar ese espacio". Añadió que "es un proyecto en conjunto del Municipio y el Círculo, que son unos 200 metros de costa entre el puerto de Cargill y el límite con Alvear". Allí, "la idea es generar un lugar para el Círculo de guardería de kayaks y otras embarcaciones a remo, y por otro lado que el club se encargue de limpiar ese espacio, poner parrilleros y arbolado para que la gente lo pueda usar, porque hoy es un baldío". Ese club funcionó durante muchos años, pero las últimas décadas fue languideciendo hasta desaparecer.

Dolce señaló que otro proyecto que empieza a caminar es la recuperación del club de pesca Ibaiondo, que también está en desuso y cuyo sector de costa —unos 400 metros— se ubica entre las plantas industriales de Unilever y Cargill. En este caso los viejos socios también están tratando de recuperar la personería, tarea para la cual resulta indispensable el respaldo del Estado municipal.

El tercer sector a recuperar es una zona que perteneciera a la Biblioteca Constancio C. Vigil, terrenos que actualmente son propiedad del Municipio aunque existe un litigio con la entidad mutual rosarina. Allí, "al día de hoy viven muchas familias de pescadores y queda una parte que por ser baja no hay casas", relató Dolce, y añadió que justamente "ahí queda un buen lugar para aprovechar si se hace una buena intervención pública o privada".

Opciones de instrumentación. Sobre el modo en que se implementará esa recuperación, el edil consideró que "se pueden generar varias opciones: puede existir la posibilidad de firmar convenios con terceros a cambio de la recuperación, pero a nosotros nos interesa que la gente pueda aprovechar el río".

Por lo pronto, la idea es el uso de la costa para actividades de camping, pesca, y guardería y puerto de embarcaciones a remo, pero no para el uso como balneario.

En ese sentido, un inconveniente es la contaminación y además que en el sector de La Vigil hay un remanso en el río que lo vuelve muy peligroso, por lo que "debería hacerse un estudio del lugar, donde planteamos una intervención que va a requerir una inversión más grande".

Comentarios