Edición Impresa
Domingo 13 de Noviembre de 2011

Víctimas inocentes

Hoy escribo desde el dolor y la impotencia que me provoca ver a un bebé de menos de un año estar expuesto a los rayos del sol y padecer el calor agobiante que hizo en la ciudad el 8 de noviembre pasado.

Hoy escribo desde el dolor y la impotencia que me provoca ver a un bebé de menos de un año estar expuesto a los rayos del sol y padecer el calor agobiante que hizo en la ciudad el 8 de noviembre pasado. Fue en la esquina de bulevar Oroño y San Juan. No es la primera vez que observo la terrible escena: una joven mujer con un niño en brazos pidiendo limosna. He pasado muchas veces por ahí, y le he dado algo de dinero en muchas ocasiones y otras tantas he pasado apurada e indiferente como la mayoría de la gente Pero hoy no puedo más, mi corazón ya no resiste tanta violencia, tanta injusticia y me pregunto ¿qué puedo hacer? ¿Qué hacemos como sociedad que permitimos que esto suceda?

Comentarios