El Mundo
Lunes 14 de Noviembre de 2016

Venezuela: críticas opositoras al acuerdo

Líderes de la oposición y la cúpula de la Iglesia católica venezolana criticaron los acuerdos alcanzados el sábado por el gobierno de Nicolás Maduro y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). El principal mediador de estos diálogos es el Vaticano. Sectores que responden al encarcelado Leopoldo López y a la ex diputada María Corina Machado ya se habían apartado de las mesas de diálogo convocadas por el Papa Francisco y tres ex presidentes extranjeros. Las críticas mayores son que se ha resignado el reclamo de libertad para el centenar de presos políticos y se ha archivado el referendo revocatorio de Maduro, bloqueado por las instituciones de su régimen.

Líderes de la oposición y la cúpula de la Iglesia católica venezolana criticaron los acuerdos alcanzados el sábado por el gobierno de Nicolás Maduro y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). El principal mediador de estos diálogos es el Vaticano. Sectores que responden al encarcelado Leopoldo López y a la ex diputada María Corina Machado ya se habían apartado de las mesas de diálogo convocadas por el Papa Francisco y tres ex presidentes extranjeros. Las críticas mayores son que se ha resignado el reclamo de libertad para el centenar de presos políticos y se ha archivado el referendo revocatorio de Maduro, bloqueado por las instituciones de su régimen.

Dentro de la oposición, el partido Voluntad Popular (VP) de Leopolodo López tomó distancia de los negociadores. El diálogo es "inoficioso" y no resuelve "la principal aspiración del pueblo venezolano" que es "elegir un nuevo gobierno", opinó VP en un comunicado. VP llamó a formar un "gran movimiento cívico de defensa de la Constitución" para conseguir que la Asamblea Nacional destituya a Maduro. El movimiento estudiantil coincidió en que los acuerdos no arrojaron "resultados suficientes a las exigencias del país" y reclamó un "cronograma electoral claro que permita a los venezolanos ejercer su derecho constitucional al voto". También tomó distancia Henrique Capriles, de los líderes del ala moderada de la MUD. "Los corruptos no quieren revocatorio ni elecciones; 80 por ciento del país sí quiere; ¿qué hacemos?", se preguntó Capriles en Twitter y respondió: "¡Seguir luchando! ¡Tenemos que retomar de inmediato la agenda de movilización popular en todo el país!". La Iglesia Católica también se distanció de los acuerdos. El arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa, opinó que es un "gravísimo error" no haber acordado la realización del revocatorio, que es "el instrumento que está a la mano para que la crisis se pueda resolver". El enviado del Vaticano, monseñor Claudio Celli, anunció que el gobierno y la MUD acordaron cinco puntos, entre ellos "combatir toda forma de sabotaje o agresión a la economía" y "avanzar en la superación del desacato de la Asamblea Nacional" al Tribunal Supremo. Este vocabulario es idéntico al del oficialismo, algo que generó indignación entre muchos opositores.

Comentarios