La Región
Miércoles 09 de Noviembre de 2016

Venado: prisión preventiva a un acusado de esclavizar sexualmente a adolescente

Un hombre de 33 años, cuyas iniciales son A.L.S., quedó detenido con prisión preventiva sin plazo en el marco de una investigación que encabeza el fiscal Mauro Blanco por abuso sexual y violencia de género.

Un hombre de 33 años, cuyas iniciales son A.L.S., quedó detenido con prisión preventiva sin plazo en el marco de una investigación que encabeza el fiscal Mauro Blanco por abuso sexual y violencia de género. La medida cautelar fue ordenada ayer por el juez de Investigación Penal Preparatoria (IPP) de Venado Tuerto, Benjamín Revori, a pedido del Ministerio Público.

El fiscal Blanco imputó a A.L.S. los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado, aborto, corrupción de menores, facilitamiento, promoción y explotación de la prostitución agravado, lesiones graves dolosas, abandono de persona, amenazas coactivas agravadas por el uso de arma de fuego, y extorsión.

Los hechos imputados comenzaron en 2010 y se extendieron hasta marzo de este año. A pesar del tiempo transcurrido, la víctima hizo la denuncia la semana pasada.

Los hechos. "La adolescente comenzó a sufrir las agresiones cuando tenía tan sólo 12 años. Su madre la abandonó y la dejó a merced de un supuesto amigo de 27 años, que inmediatamente se transformó en quien la sometió durante seis años", relató el fiscal Blanco. "La adolescente indicó que fue obligada a dejar la escuela, no podía tener amigos, ni salir a la calle si no era con el hombre denunciado. Cuando se iba a trabajar la encerraba con llave y le cortaba Internet", agregó el fiscal, quien también indicó que "si la víctima no cumplía con las órdenes, era golpeada ferozmente".

"No sólo era abusada sexualmente por el imputado, también era obligada a ejercer la prostitución con hombres y mujeres y participar de fiestas sexuales con varias personas", precisó el fiscal.

"A raíz de las reiteradas violaciones, la adolescente quedó embarazada a principios de este año. Sin embargo, promediando el cuarto mes de embarazo, fue víctima de una feroz golpiza", detalló Blanco. "A.L.S. la pateó y la pisoteó reiteradamente en el vientre, lo que le produjo una pérdida. En vez de llevarla de inmediato a un profesional de la salud, la víctima contó que fue trasladada a la casa de una mujer que le dio un té y un somnífero. Cuando se despertó, le habían practicado un aborto casero", indicó el fiscal.

Blanco relató que "la joven intentó escaparse en reiteradas oportunidades, pero cuando lo lograba, el hombre la localizaba y la amenazaba. Sin embargo, hace unos días pudo escaparse con la ayuda de otra joven que vivía en una casa lindante e hizo la denuncia".

Comentarios