la_region
Martes 09 de Agosto de 2016

Venado: creció la demanda social por la caída de trabajos temporarios

Además hay menos cantidad de changas. En los últimos meses se cuadriplicó la asistencia municipal para llegar a fin de mes.

La caída de changas o trabajos temporarios acrecentó la demanda social en Venado Tuerto El intendente José Freyre alertó sobre la delicada situación social que padecen los sectores más vulnerables de la ciudad tras los tarifazos, la caída del empleo y la fuerte devaluación. Admitió que uno de los motivos o indicadores de la crisis es la caída de las changas o trabajos temporarios. La secretaria de Acción Social, Alejandra Fillipetti, reconoció que la asistencia social se cuadruplicó en los últimos meses y que la gente necesita de la ayuda municipal para llegar a fin de mes.

Freyre hizo referencia a la situación socioeconómica y a la política pública que desarrolla el municipio de Venado para atemperar sus efectos en cuanto a la demanda de alimentos. Allí precisó que desde la gestión local "no se entregaban bolsas de mercadería a la vieja usanza, sino colaborando con dietas específicas para personas con tratamiento médico, diabéticos o celíacos, dada la imposibilidad de costearlas".

Además destacó la tarea del Banco Solidario municipal, que permite el fomento de microemprendimientos, como el apoyo en la compra de "una amasadora, un horno, o bien en el armado de un taller, gomería o peluquería".

En la misma línea, recordó que en convenio con la Fundación Molinos se obtiene harina para el desarrollo de emprendimientos alimenticios, canalizando el insumo vía organizaciones comunitarias o familias, lo que fortalece el ingreso a la economía formal.

Lo cierto es que se observa una fuerte merma en todos los rubros. Los comercios venden mucho menos, según el titular del Centro Comercial e Industrial (CCI), Luis Pagnone, quien destacó que la merma en despensas es notoria. La gente no sólo compra menos sino que también evalúa bien lo que va a comprar. En los barrios se nota mucho esta situación".

La venta de vehículos bajó considerablemente. Aclaró uno de los agencieros locales, Tato Kovacevich, reconoció que "es mucho más fácil vender una camioneta de alta gama o un auto que un vehículo estándar o común. Sucede que son pocos los que tienen plata en efectivo para comprar este tipo de coches y la línea de créditos que hay es muy cara para el usuario".

Los bares y restaurantes también sufrieron una merma considerable de clientes en los últimos meses. Eso se nota los fines de semana dónde el nivel de reservas no se asemeja ni un poco a lo que sucedía en 2015 para esta época. Al menos así lo admitió el gastronómico Eduardo Lalo Pagnone quien es titular de un restó céntrico.

Changas. "No había una demanda de alimentos por hambre o necesidad, y empezó a darse con pedidos específicos. Lo relacionamos con que bajó mucho el cuentapropismo. Aquel que vivía de changas, del corte de pasto o de una temporada en el semillero, todo ese trabajo informal o temporario está parado y trae una consecuencia directa", describió.

Freyre sostuvo que "la suba en el costo de los alimentos y de algunos servicios hace que la plata rinda menos y el trabajador busca otro ingreso más, incluso si en la familia trabajan los dos. El que está sin trabajo está en una situación desesperante, y en el municipio creció muy fuerte la demanda de empleo en los últimos meses".

Comentarios