Información Gral
Martes 24 de Mayo de 2016

Velan en la cancha a un barra de Independiente

La barra brava del Rojo homenajeó al "Gordo de Wilde", uno de sus integrantes que murió el sábado a la madrugada en un accidente de moto.

La barra brava de Independiente realizó ayer a la mañana un cortejo fúnebre dentro del estadio Libertadores de América para despedir los restos de uno de sus presuntos miembros.

Pablo José, conocido como el "Gordo de Wilde", falleció el sábado como consecuencia de un accidente automovilístico, por el cual se inició una causa judicial.

Los barrabravas ingresaron por un portón y subieron con el féretro en sus hombros hasta una de las tribunas del estadio para homenajear al "Gordo José", según imágenes que trascendieron ayer en las redes sociales.

El "Gordo de Wilde". El "Gordo de Wilde", uno de los líderes activos en la tribuna desde el desplazamiento de Pablo "Bebote" Alvarez, falleció en la madrugada del sábado cuando chocó con su moto en el Puente Agüero de esa misma localidad y horas después sus restos depositados en el cajón fúnebre fueron trasladados a la cancha.

Entre 15 y 20 barras despidieron al barra en la tribuna local, en el corredor de la platea enfrentada a los bancos de suplentes y hasta en el propio campo de juego.

No es la primera vez que la barra brava de Independiente queda en el centro de la escena por realizar polémicos eventos dentro de las instalaciones del club. A fines de 2014, la hinchada que conducía Pablo "Bebote" Alvarez despidió el año con un asado y un partido de fútbol dentro del Libertadores de América.

En forma más reciente, la semana pasada, barras de Independiente ocuparon dos mesas en la cena anual del club en La Rural, cuyo valor de cubierto era de diez mil pesos.

El club está gobernado por el secretario general de la CGT Azopardo, el dirigente camionero Hugo Moyano, candidato a presidir la AFA, y todavía figura en la web oficial el actual ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, como vocal de esa comisión directiva, pese a que se asegura que está de licencia por su función pública.

En octubre de 2012, cuando el ex jefe de Gabinete de la presidenta Cristina de Kirchner, Aníbal Fernández, presidía Quilmes, pasó algo similar en el Estadio Centenario: barras ingresaron con el féretro con los restos de un adolescente de 15 años, hijo del jefe de la facción Los Alamos de la pesada del club, José Fernández, mientras se jugaba un partido de reserva ante Unión, que tuvo que ser interrumpido.

Aquella vez el arquero de Unión, Joaquín Papaleo, contó inclusive que los barras "tiraron un par de tiros" al aire.

Comentarios