La ciudad
Jueves 23 de Junio de 2016

Vecinos y comerciantes critican el Movibus norte

Ya genera críticas y objeciones de comerciantes y vecinos en torno a lo angosto que quedaron algunos tramos para la circulación de autos particulares.

A una semana de su anunciada habilitación, el Movibus sobre avenida Alberdi ya genera críticas y objeciones de comerciantes y vecinos de la zona norte. Los cuestionamientos que se escuchan en el corredor giran en torno a lo angosto que quedaron algunos tramos para la circulación de autos particulares, el diseño de la refugios para usuarios del transporte y los cambios que ya se implementaron para estacionar los vehículos.

La Municipalidad ratificó que a fin de mes concluirán los trabajos para habilitar un carril exclusivo para los colectivos sobre la mitad de la arteria, varias semanas después de lo anunciado inicialmente por errores de cálculo técnico de la firma contratista y las inclemencias del clima.

Una recorrida de LaCapital por la zona comercial detectó más objeciones que avales a las transformaciones en la movilidad encaradas sobre la avenida Alberdi.

Los carteles informativos ya están colocados, pero todavía tapados. Aún así, la mayoría de los automovilistas empezó a estacionar de frente y no ya de culata, siempre a 45 grados, como hoy lo aprobará el Concejo.

"Ahora está todo medio caótico", reconoció Ciro Rizzi, de la Asociación de Comerciantes de avenida Alberdi. "No está del todo bien señalizado, hay gente que estaciona de culata y otra de frente. Es un momento crítico, los comerciantes están enojados", agregó.

"La salida de los vehículos que están estacionados sobre la avenida está compleja, sino te ayudan los cuidacoches, no se puede", sumó.

Darío, otro comerciante de la zona planteó: "La verdad es que sacar el auto que está de frente es un peligro, más cuando queden sólo dos carriles para particulares, puede haber muchos accidentes", alertó.

"El principal problema que vimos es lo angosto que se hace la avenida en algunos tramos, si los autos vienen a velocidad, va a ser peligroso", lanzó María Elena desde otra pilchería.

"No creo que vaya a funcionar, ojalá me equivoque", señaló Damián. "En algunos tramos esto es como un embudo, se hace muy angosto en una avenida muy transitada que no tiene las dimensiones de las avenidas de Buenos Aires donde comenzó a aplicarse, e igualmente ahí es un caos de tránsito donde hay carriles exclusivos", agregó.

"Hay que ver cómo funciona cuando se habilite, por ahora la gente se queja, pero algunas cosas positivas vimos; como la reparación de las veredas y la poda de árboles después de mucho tiempo", indicó Vanesa desde una óptica emplazada en la avenida.

"La obra demoró demasiado tiempo, fue muy caótico y todavía no sabemos cómo funcionará". advirtió Antonela desde un local para niños.

Comentarios