La Región
Miércoles 15 de Febrero de 2017

Vecinos quieren volver a las rutas a hacer controles de alcoholemia

La movida se generó en San Jorge, donde unos 300 autoconvocados intentan prevenir accidentes producto de la ingesta.

Un trágico accidente ocurrido recientemente que dejó dos jóvenes fallecidos en cercanías de San Jorge fue el motor para que un grupo de autoconvocados de esa ciudad del departamento San Martín impulse la iniciativa de generar acciones para prevenir siniestros viales. Golpeados y dolidos por la pérdida de vidas jóvenes, una tragedia que se repite en la región con características similares, unos 300 vecinos se reunieron en plaza San Martín de San Jorge para analizar cómo intervenir y coincidieron al identificar como una de las causales a la ausencia de controles y la falta de cumplimientos de leyes vigentes.

En ese rumbo comenzaron las reuniones para gestionar ante las autoridades municipales, provinciales y policiales restablecer los controles de alcoholemia en las rutas, como se hizo en varias poblaciones de la región hace años atrás, poniendo el foco principalmente en los horarios en que los jóvenes viajan por las rutas para volver a sus casas luego de las salidas de fin de semana. "Nos contactamos con la senadora Cristina Berra y nos confirmó que se encuentra vigente un decreto que nos avala para impulsar este tipo de prácticas", dijo Marcela Pagliero, una de las impulsoras de la iniciativa, quien explicó que "todavía no hay fecha precisa, pero ya comenzaron las gestiones para establecerlos en el menor tiempo posible".

Segunda en el ranking

Un informe de la asociación Luchemos por la Vida ubica a Santa Fe en el segundo puesto del ranking de muertes por accidentes viales. De acuerdo a los datos, en 2016 la provincia registró 736 personas fallecidas producto de esta clase de siniestros (el primer lugar lo ocupa Buenos Aires con 2.211). "Entendemos que faltan controles de alcoholemia, cumplimiento de ordenanzas vigentes como, por ejemplo, la venta de alcohol a menores o la prohibición a menores para circular en motos", explicó Pagliero.

En el encuentro organizado en la plaza central de la ciudad salieron a la luz los serios problemas de la región en temas viales y a partir de esa base comenzaron a trabajar sobre la iniciativa a desarrollar. "Surgió constituirnos como una asociación civil. Decidimos que había que empezar a gestionar los controles de alcoholemia y ponernos en movimiento para cuidar a nuestros jóvenes. Es así que comenzamos a buscar y encontramos un decreto de 2001 que establece los controles sobre la ruta".

Concientización

Mientras avanza el proyecto, los autoconvocados comenzaron a trabajar con una campaña de concientización que llevan adelante los fines de semana. La primera actividad que emprendió la agrupación fue el reparto de folletería en el centro de la ciudad.

"No bajemos los brazos, quizás es duro levantarse a las 6 para llevarles una palabra y una taza de café, decirles que no salgan a la ruta, quedarnos hablando con ellos, pero si no hacemos el sacrificio por nuestros hijos hoy, qué esperamos para mañana. Nuestra experiencia de esta madrugada nos enseñó que la mayoría de los chicos se sintieron contenidos y esperaron, antes de subirse al auto. No lo sabemos, pero quizás salvamos alguna vida haciendo ese pequeño sacrificio de levantarnos temprano y estar", divulgaron a través de las redes sociales, luego de la primera noche de asistencia en la ciudad.

Además avanzaron en las gestiones para la implementación de controles de alcoholemia y en la tarde del miércoles se reunieron con funcionarios de la Agencia de Seguridad Vial. Allí se pusieron al tanto de la existencia de dos convenios para desarrollar la movida. También conformaron un petitorio para solicitar al municipio que formalice un acuerdo de colaboración con el gobierno provincial.

Nueva reunión

En este marco, se programó para esta semana una reunión a la que fueron invitados el intendente, integrantes de la Asociación de Bomberos Voluntarios, autoridades policiales, legislativas y vecinos.

También se reunirán con los dueños de los locales nocturnos y padres de otras poblaciones interesados en seguir sus pasos en la conformación de asociaciones similares. "La idea es estrechar lazos para compartir experiencias y coordinar acciones conjuntas como, por ejemplo, aunar los horarios de apertura y cierre de los boliches para efectivizar el alcance de las medidas que tomemos", aclaró Pagliaro.

También dijo que en la provincia se debería declarar la emergencia vial por la cantidad de accidentes fatales de tránsito que ocurren. "Para los gobiernos provinciales y locales no es un gasto, es una política de Estado que debe aplicarse urgente", concluyó.

Una vez superadas las gestiones de rigor y en común acuerdo con los propietarios de los locales bailables y las autoridades de la Agencia Provincial de Seguridad Vial, pondrán en marcha el programa "Designación de Conductor Responsable. Esta iniciativa permitirá concientizar, principalmente a los jóvenes, cómo deberán planificar una salida de diversión. Tendrán que designar a un conductor que no beba alcohol, que será premiado por los boliches y además deberán trasladarse en un vehículo que esté en condiciones y tenga toda la documentación", dijo.

De este modo, y a partir de un fuerte compromiso ciudadano, los vecinos de San Jorge buscan la forma de salir a controlar y evitar que sus hijos y los de sus semejantes terminen engrosando la larga lista de víctimas fatales por accidentes de tránsito.

Comentarios