la_region
Viernes 05 de Agosto de 2016

Vecinos de Maciel desmantelaron la carpa de los huelgistas en la comuna

Ocurrió luego de un ataque a los tripulantes del camión regador. La gente ingresó al edificio comunal. La huelga llevaba 57 días.

Un ataque de un grupo de militantes del Sindicato de Trabajadores Municipales de San Lorenzo contra los tripulantes del camión regador de la comuna de Maciel hizo estallar todas las tensiones sociales acumuladas en la población, que en horas de la tarde de ayer se encolumnó hacia la sede comunal y desalojó la carpa de los piqueteros que, desde hacía 57 días, mantenían allí en el marco de una medida de fuerza que paralizó todas las actividades oficiales. Los pobladores, junto a los operarios municipales de Adetram, el sindicato que no adhería al paro, liberaron también la maquinaria vial que mantenían retenida los huelguistas.

   Los hechos en los que intervinieron fuerzas policiales echaron por tierra la decisión adoptada el miércoles por la asamblea de vecinos, que había resuelto para hoy, a las 10, un piquete encabezado por el jefe comunal Carlos Ramella en el cruce de la ruta nacional 11 con la provincial 95, el que finalmente no se realizará, según indicaron desde el diario digital Info Maciel.

   Los vecinos reclamaban que la Justicia "acelere los tiempos y ordene el desalojo de la carpa que montó el Sindicato de Trabajadores Municipales frente a la sede comunal", pero finalmente fueron ellos mismos quienes abreviaron etapas del conflicto.

   Según informó al cierre de esta edición la periodista Araceli Huerga, del portal local, un grupo del sindicato Sitram que impulsa el paro en Maciel y que circulaba en dos automóviles amenazó al conductor del camión regador de la comuna y a su acompañante, quienes estaban realizando sus labores. Uno de los empleados, en diálogo con el citado medio digital contó que su compañero, quien manejaba el vehículo, fue tirado al piso, golpeado en la cabeza y además, le robaron el celular. También sostuvo que mostraban armas en clara señal de amenaza.

   Fuentes policiales de Maciel consultadas por La Capital afirmaron anoche que se produjo una situación de fuerte tensión en la población y al cierre de esta edición, la policía estaba tomando declaraciones a vecinos para documentar lo ocurrido.

   Según se indicó, gente de la localidad y trabajadores comunales ingresaron al edificio comunal y al sector de galpones donde está la maquinaria, lo cual generó un enfrentamiento con los que estaban acampando.

   La carpa que se había instalado a principio del conflicto fue desarmada y retirada del lugar por los manifestantes, que ingresaron al edificio comunal. "Se generaron situaciones tensas, violentas; la Comuna no está tomada, pero sí ocupada por la gente", afirmaron a este diario las mismas fuentes.

   Los vecinos y la comisión comunal habían decidido el piquete en la ruta 11 durante la asamblea popular del miércoles, en la que se informó sobre la propuesta de arbitraje del conflicto que había hecho el Ministerio de Trabajo y la Secretaría de Municipios y Comunas,

   Ramella heredó de la gestión de Jorge Marucco un conflicto gremial nacido en el 2015 a raíz de que la Justicia Federal determinó que dos empleados de la oficina de otorgamiento de licencias de tránsito habían otorgado carnés de conductor ilegales a 21 ciudadanos colombianos, algunos de ellos vinculados con delitos federales graves y contra la sola presentación de sus pasaportes, por lo que tras un extenso dictamen judicial, ambos trabajadores fueron cesanteados.

   Aunque la mayoría de los municipales macielenses adhieren al sindicato de base que responde a la Festram, que lidera Claudio Leoni, el Sindicato de Trabajadores Municipales de San Lorenzo conducido por Edgardo Quiroga hizo suyo el conflicto y adoptó la dura medida de paralizar toda actividad de la comuna, hasta tanto fueran reincorporados los dos empleados cesanteados.

   Dias atrás la provincia ofreció al mandatario de Maciel un arbitraje a través del director de Relaciones Laborales, Mario Gaggioli, apostando a destrabar el problema que desató la cesantía de los dos trabajadores.

   El miércoles Ramella había señalado a los medios que "existen pruebas concretas de que estarían cometiendo un delito al no permitir el ingreso de trabajadores y personal político a la comuna, y el egreso de maquinaria para la prestación de servicios".


Comentarios