La ciudad
Sábado 29 de Octubre de 2016

Vecinos fijan prioridades en los consejos barriales

Se reunieron en todos los distritos. La inseguridad fue tema excluyente, pero también hubo interesantes iniciativas y variados reclamos.

Con el claro objetivo de lograr una mayor cercanía e instancias de participación con los rosarinos, en tiempos en que los niveles de violencia sacuden a la sociedad, el municipio intensificó esta semana el trabajo en los consejos barriales. Se trata de espacios de diálogo que se reúnen sistemáticamente cada mes y medio y que durante esta semana se realizaron en cinco días en todos los distritos. Más iluminación, recuperación de espacios públicos y mejoras en las frecuencias de colectivos, fueron algunos de los reclamos más escuchados.

Así, vecinos y funcionarios llevaron adelante reuniones en 8 clubes, 3 escuelas, Centros de Convivencia Barrial, Centros Comunitarios, bibliotecas, vecinales y un Centro de Distrito.

En todos los encuentros la problemática de la seguridad fue casi excluyente. Los vecinos pidieron recuperar espacios públicos que están abandonados, abrir calles y contar con mayor presencia policial.

En barrio Parque por ejemplo, se pidieron cámaras de seguridad, mientras que en las Flores Sur, los vecinos reclamaron mayor iluminación.

Hubo otras problemáticas que surgieron en la mayoría de los encuentros, como la frecuencia del transporte urbano de pasajeros, la desinformación sobre la recolección de residuos verdes y voluminosos, la eliminación de los minibasurales, las tareas para la prevención del dengue, el arreglo de veredas y la pavimentación de calles.

También se hizo mucho hincapié en que se sigan organizando actividades culturales y recreativas, como un lugar de encuentro con los vecinos.

En el consejo realizado en la Escuela Crisol, en barrio Magnano, se pidió también que se realicen canchas de fútbol y se agreguen juegos a las plazas.

Identidad. Los encuentros sirvieron además para recuperar la identidad o la historia de cada barrio, como surgió en las organizaciones de los festejos por los 125 años del barrio Belgrano. Los vecinos ya programaron para el próximo 11 de noviembre un acto y una recorrida en bicicleta por los lugares más emblemáticos de la zona oeste de la ciudad.

En los consejos barriales también se reconocieron avances en reclamos que la gente venía solicitando desde hace muchos años, y que se fueron cumpliendo, como la apertura de la calle Calfucurá, del bario La Cerámica. Ahora los vecinos organizan caravanas para inaugurar esta nueva calle, y pidieron que las líneas de colectivos puedan incluirla en sus recorridos.

Se dieron además situaciones muy puntuales, como la posibilidad de incorporar instrumentos musicales para que los chicos de las escuelas puedan aprender una expresión artística, como fue el caso de la Escuela 1.315. O la expansión del estacionamiento medido en el barrio Echesortu, un pedido muy fuerte de los comerciantes de la zona centro.

También se puso de relieve los riesgos para la salud que pueden traer las antenas telefónicas, un planteo que hizo una vecina del barrio Tiro Suizo, y que fue apoyado por muchos de los asistentes.

Según se destacó desde el municipio, lo importante de los consejos barriales es que buscan recomponer el tejido social, evitando que los conflictos se manifiesten de otra forma. "Generar un vínculo, no sólo con el Estado sino entre los vecinos y las instituciones que componen un barrio. Trabajar juntos en las cuestiones de seguridad y mejorar la convivencia a partir del diálogo más directo. Tener los pies en cada rincón del territorio, atendiendo lo general pero también lo específico de cada punto de la ciudad", remarcaron.

Comentarios