La ciudad
Viernes 13 de Enero de 2017

Vecinos denunciaron a un gimnasio de barrio Martin por ruidos molestos

El concejal del PRO Carlos Cardozo realizó una solicitud de mediación y exigió medición sonora en el lugar.

Debido a los repetidos reclamos que efectuaron los vecinos de barrio Martin, que elevaron quejas por la intensa actividad con "música a volúmenes intolerables" de un gimnasio de la zona, el concejal del bloque Unión PRO Federal, Carlos Cardozo, presentó una solicitud formal al departamento Ejecutivo de la Municipalidad de Rosario para que "de inmediato" inicie una instancia de mediación, además realice una inspección y también un estudio de medición sonora en el conocido local, que desarrolla sus tareas en Mendoza 571.

De acuerdo al relato de los habitantes de la zona, el gimnasio realiza tareas, desde las 8 de la mañana hasta las 12 de la noche, con sus ventanales totalmente abiertos y sin insonorización.

"De constatarse las faltas advertidas por los vecinos de ese barrio, se intime al gimnasio a funcionar con los trabajos de insonorización correspondientes para no ser una molestia permanente para los ciudadanos que pretenden vivir de una manera razonable y tranquila", advirtió el edil de Cambiemos.

"Nos han hecho notar que se han realizado numerosas verificaciones en el lugar, así como innumerables pedidos ante la Guardia Urbana Municipal (GUM) y la Dirección de Control Urbano. Todo intento ha sido realmente infructuoso hasta la fecha, por lo que los vecinos decidieron recurrir al órgano legislativo de la ciudad, donde hacemos el pedido formal, pero también solicitamos a la Intendencia que inicie instancias de mediación entre los empresarios y quienes se sienten perjudicados", apuntó el concejal.

"Nosotros apoyamos la difusión masiva de las actividades deportivas, también la vida sana y el desarrollo del funcionamiento de los gimnasios, y los grupos de entrenamiento. De hecho el Concejo Municipal aprobó en el año 2015 una normativa para ordenar su funcionamiento en los espacios públicos de toda la ciudad, también clubes deportivos en los barrios de la ciudad y todo tipo de actividad recreativa, pero debe encuadrarse dentro de las normativas de convivencia vigentes, lo que a priori no estaría sucediendo en el entorno de este gimnasio de calle Mendoza 571", reclamó Cardozo.

Comentarios