La ciudad
Viernes 28 de Octubre de 2016

"Vamos a invertir para que los jubilados estén bien atendidos"

El director nacional del Pami, Carlos Regazzoni, anunció fondos, remodelaciones y nuevo equipamiento para los policlínicos de la ciudad.

El responsable nacional del Pami, Carlos Regazzoni, reconoció ayer que el estado edilicio de los policlínicos rosarinos "es inaceptable", y tras una serie de reuniones con la intendenta Mónica Fein y de recorridas por los efectores pertenecientes a la obra social, anunció que se realizarán importantes inversiones y remodelaciones en esos centros de salud, a los que se agregarán nuevo equipamiento y herramientas de servicio. "Los jubilados de Rosario no pueden seguir siendo atendidos de esa manera", confió Regazzoni.

"Vamos a invertir para que los jubilados estén bien atendidos, en las condiciones que se merecen. Nosotros queremos que la gente viva más años, más sana. Esa es nuestra idea en todo el país", recalcó el director ejecutivo de Pami.

"Fue muy buena la reunión con la intendenta. Yo le debía este encuentro, desde hace tiempo", admitió. "Nuestra intención es coordinar con el municipio de Rosario todas las acciones de salud que hace el Pami con los jubilados, entendiendo que el sistema de salud es uno, que la Municipalidad presta servicios y nosotros queremos apoyar esa actividad", remarcó.

Y destacó que "el Pami es una institución nacional, que tiene una gran responsabilidad, y pretende coordinar todo con los municipios".

Luego del importante cónclave con la intendenta, Regazzoni recorrió los policlínicos Pami I y II. "Es la segunda vez que visito la ciudad y no quedan dudas de que el estado de los policlínicos es inaceptable, los jubilados de Rosario no pueden seguir siendo atendidos en estas condiciones edilicias", exclamó sin rodeos el funcionario nacional.

Al mismo tiempo, se encargó de advertir: "Encontramos un grupo humano y profesional muy comprometido con lo que hace. El servicio es muy bueno. Y los afiliados los eligen porque se sienten muy bien atendidos".

Sobre las tareas en el Pami I, apuntó que "ya comenzaron las reformas edilicias. Se compraron monitores de última generación para terapia intensiva. Además, ya se entregaron 60 camas nuevas y ayer se sumó otra tanda de sillones para los acompañantes".

En relación al Pami II comentó que "se remodelará integralmente el edificio histórico y se construirá un nuevo edificio con 200 camas, 10 mil metros cuadrados de primer nivel de salud para nuestros jubilados, y estará emplazado en el mismo predio que el actual. Se están ultimando detalles para llamar a licitación y la obra comenzará a principios del año que viene y tardará aproximadamente dos años. Será un aporte extraordinario".

"Entre los dos efectores vamos a llegar a más de 300 camas", precisó.

"La inversión total, incluyendo lo edilicio y el nuevo equipamiento, rondará los mil millones de pesos", contó Regazzoni.

Comentarios