Turismo
Domingo 17 de Julio de 2016

Valle Nevado: ski y diversión en la cordillera de Los Andes

A diferencia de los centros de ski argentinos, donde la temporada viene retrasada, en Valle Nevado, a 35 kilómetros de Santiago de Chile, la nieve desborda las pistas.

Valle Nevado es mucho más que un centro de ski enclavado en el corazón de la cordillera de Los Andes, es casi un pueblo en medio de las altas montañas. Además de pistas de excelencia, equipos para rentar renovados, un adelantado sistema electrónico para los pases, enorme superficie para deslizarse fuera de pista y expertos instructores, hay negocios comerciales, restaurantes, bares, pubs, centro fitness, piscinas, fiestas, una clínica, hoteles, edificios de departamentos y actividades para quienes no practican ski.

Para llegar a Valle Nevado primero hay que hacer escala en Santiago de Chile, incluso es recomendable quedarse una primera noche en la ciudad para aclimatarse a la altura. Desde la capital trasandina hasta el centro de ski hay apenas 35 kilómetros por camino sinuoso que se puede recorrer en auto o en transfer y también en helicóptero. Son más de cien las curvas, 57 de ellas numeradas, las que entretienen a los pasajeros que agolpan la nariz sobre el vidrio deslumbrados ante el paisaje: primero florido y con árboles para volverse cada vez más árido a medida que se acerca a destino.


"Para llegar a Valle Nevado hay que hacer escala en Santiago, incluso es recomendable quedarse una noche"

A la altura del poblado Farallones comienza la cuenta regresiva, la nieve y sus consecuencias ya gobiernan el territorio: se divisan redes de alambres que sostienen muros de piedras para que no se dañen los vehículos, camiones que levantan nieve, policías a pie, pequeños túneles entre las rocas, escasos árboles sin hojas que aguantan estoicos la embestida del invierno custodiados por la inmensidad de la cordillera.

Entre la curva 5 y 6 se arma una improvisada y popular pista de ski de acceso libre. Los fines de semana y feriados la zona queda repleta de autos que llegan para disfrutar de la nieve como se pueda y cómo alcance el bolsillo. La sábana blanca se tiñe de colores con los aventureros que llevan sus culipatín y se arrojan desde cada pendiente, algunos hasta prueban con los esquíes y suben a pie para luego lanzarse a la adrenalina, otros simplemente fabrican muñecos de nieve. Nadie parece sufrir frío, sólo se avistan sonrisas.

Ya falta poco, al subir un poco más, en la curva 17, emerge monumental el centro de ski Valle Nevado que crea su propio mundo a 3.025 metros de altura. Como cada año el funcionamiento de las pistas arrancó con mucha nieve, y un alto porcentaje de deportistas que arriban por un día para luego volver a Santiago. Ya el el 24 de junio la hotelería de Valle Nevado dio el puntapié inicial con un aluvión de turistas que establecieron el lleno total.

El primer paso es arrendar los equipos, las instalaciones son cómodas y el sistema es ordenado y eficiente. Hay oficinas para alquilar y otras para guardar los equipos cada vez que se terminan de utilizar hasta el otro día cuando se reinicia la travesía por la montaña.

Son 41 pistas las que enaltecen la propuesta para los esquiadores y snowboardistas que encuentran opciones para todos los gustos. Las pistas verdes, para principiantes, representan el diez por ciento, con trazas extendidas que llegan hasta la base y que fácilmente permiten retornar al hotel, también a los "corralitos" donde se aprenden los primeros pasos. Las pistas azules, el 36 por ciento, permiten intercalar también con las verdes y rojas para quienes van aceitando los movimientos del slalom y cada día se animan a un poco más.


tur201--.jpg
Valle Nevado, mucho más que un centro de ski.
Valle Nevado, mucho más que un centro de ski.

Sólo para entendidos

Los expertos esquiadores viven en su planeta de éxtasis entre pistas rojas, negras y fuera de pistas, con nieve de excelente calidad y medios de elevación veloces en los que casi no hay que hacer cola, una de las características más destacadas por quienes se lanzan al deporte desde las 9 hasta las 17 que se levanta el telón.

El gerente general de Valle Nevado, Ricardo Margullis, anuncia las características de un nuevo servicio que se inauguró en este 2016 y consta de un adelantado sistema tecnológico que permite la identificación del pase a los medios con un chip que se coloca en algún bolsillo de la campera. "Para que no falle pusimos lectores del ticket electrónico de ambos lados, así se acorta al máximo el tiempo de espera, ya no va más el ticket colgante", destacó.

"Las estadísticas indican que el 60 por ciento de nuestros visitantes son brasileños y también sabemos que este año será menor por la crisis de ese país, el diez por ciento son chilenos, otros diez por ciento de argentinos y un veinte por ciento más en el que se agrupan estadounidenses, europeos y del resto de los países de Latinoamérica", revela Margullis con la energía de quienes emprenden cada año la aventura de un negocio que depende de las condiciones climáticas.

Justamente la temporada arrancó muy bien para el centro chileno que espera aprovechar el arribo de argentinos por la escasa cantidad de nieve que cayó en los centros del sur, donde incluso se han tenido que posponer los arranques de temporada. "Entre nuestros potenciales está la altitud, acá nieva por la altura en la que estamos, distinto de los otros centros en los que nieva por su ubicación geográfica más austral", remarcó.

Por la ubicación en la montaña el sol ilumina a pleno y enciende el deseo de los madrugadores que espían desde el desayuno las rutas que descubrirán ese día, otros estudian el mapa para explorar nuevos caminos mientras que son muchos los que se pasan datos sobre los sectores en los que se puede esquiar fuera de pista, una de las mayores atracciones de Valle Nevado.

La experta Mercedes estrena su casco nuevo y se luce por las largas pistas Sol 1 y Sol 2. "Es espectacular, es un centro de ski muy grande. Prácticamente no tenés que hacer cola, bajás rápido y volvés a subir. Además la calidad de la nieve polvo seca es la mejor", describe sonriente.

Con el sol a pleno, Mercedes y sus amigos deciden que no hay tiempo que perder y al mediodía almuerzan rápido en el bar de montaña. "La cumbre Tres Puntas es la que más me gustó y está del otro lado del hotel así que prefería quedarme", se justificó para enumerar otros de sus caminos preferidos que recorrió sin descanso. "Las pistas vals, twist y shake -nombres de tres tipos de bailes- tienen distintas características. Vals es más tranquila y larga, mientras que twist y shake son más empinadas, pistas negras, muy buenas y a 3.900 metros, es la cumbre máxima de Valle Nevado". Es esa la principal zona de fuera de pistas, con nieve virgen que queda marcada y provoca enorme satisfacción en los más arriesgados.

En mangas cortas y sin signos de agotamiento, Leo describe la experiencia con la pasión de quienes se sienten en su lugar en el mundo. "Hay mucha cantidad de nieve lo que hace que la experiencia sea plena, me parece que la montaña cuenta con una superficie para esquiar fuera de pista mucho más grande que la superficie pisada, lo que indica que los intermedios y avanzados viven una aventura muy interesante".

Además destaca la variada oferta gastronómica que hay en plena cordillera. "Es la misma carta que en los hoteles, lo que posibilita almorzar en la montaña, no se pierde tiempo", agrega Leo.

Claudio tomó clases, pulió su estilo, agarró confianza y subió más arriba de lo que hasta ahora había conseguido. "Me gustó el medio Andes Express y la comodidad de "Los Pumas" porque facilitan el ida y vuelta y posibilitan que algunos que están aprendiendo lleguen más arriba".


tur403--.jpg
El centro de ski chileno tiene pistas para todos los gustos.
El centro de ski chileno tiene pistas para todos los gustos.

Buen deslizamiento

"La nieve es fantástica, bien dura y blanda arriba, te deslizas como si nada. Además son muy buenas las interconexiones entre las pistas, podés estar en una roja, pasar a una azul y a una negra, fluye muy bien. Incluso son tantas las pistas que permiten desde bien arriba llegar hasta la base", describió Claudio satisfecho con su aprendizaje.

El servicio de Helski es otro de los encantos de Valle Nevado, con un propio helipuerto al que arriban esquiadores y snowbordistas que ascienden hasta cimas de 4.200 metros para descender por nieves vírgenes con pendientes extraordinarias.


tur401--.jpg
El hotel Valle Nevado y su muy buen servicio.
El hotel Valle Nevado y su muy buen servicio.

Hotelería de nivel

La hotelería es variada en oferta y precios. El hotel Valle Nevado es el de mayor categoría, lo sigue Puerta del Sol con ambientes más familiares, consolas para los chicos y hasta un microcine. Y la tríada se completa con Tres Puntas, más estilo hostel con el nombre de una de las pistas más populares donde confluyen los deportistas. Además hay nueve edificios de departamentos con opciones para dos hasta diez personas.

La buena cocina se destaca en cuatro restaurantes para variar la carta durante la estadía. El bar Lounge y el restaurante Don Giovanni son las estrellas del día y la noche en la que se destacan los más frescos ingredientes y aromas en cada una de sus preparaciones.

Cuando termina la tarde de ski, arrancan las actividades en los bares, la música y la relajación. Se sirve sopa y chocolate caliente en el salón principal donde se reúnen los esquiadores agotados, otros se sambullen en la piscina al aire libre al lado del fuego, una conjunción imperdible, otros van al spa o al gimnasio, algunos descansan y se preparan para la noche, es que hay pubs hasta las tres de la mañana. Lo que se dice no parar.

A quien le apasione el ski no puede dejar de visitar Valle Nevado, respirar el aire seco, traerse en la retina el paisaje blanco, y la velocidad de las pendientes.


tur402--.jpg
Las promotoras se divierten bajo el sol.
Las promotoras se divierten bajo el sol.

Consejos para la altura

El centro de esquí Valle Nevado está ubicado a 3.025 metros de altura. Se llega por un camino zigzagueante que trepa la cordillera de Los Andes desde Santiago en poco menos de media hora. *Si bien hay varias teorías médicas al respecto, lo cierto es que la altura puede afectar o no a cada persona de manera diferente. La mayoría suele sentirse un poco abombado el primer día, con un poco de dolor de cabeza que cede cuando el cuerpo se va adecuando al lugar. A otros la adaptación les puede llevar más tiempo. Por las noches el sueño es más difícil de conciliar, para mejorar esa situación en las habitaciones recomiendan encender vaporizadores de oxigeno que reestablecen la humedad al ambiente.
• La principal recomendación es subir de a poco. Para los que van desde el llano de la pampa, quizás es conveniente quedarse un día en Santiago.
• Para todos es fundamental tomar mucha agua y bebidas energizantes. No sobreexigirse con actividades el primer día, para luego disfrutar a pleno de la estadía y del ski.

Alojamiento / Hotel Valle Nevado / Las habitaciones se pueden conseguir desde 586 dólares por persona en base doble por tres noches en hotel Tres Puntas con promoción argentinos aplicada. Siete noches con alojamiento para dos personas: precios desde 1.245 dólares, por persona en base doble por siete noches en hotel Tres Puntas con promoción argentinos aplicada. Todas las tarifas incluyen alojamiento, media pensión, acceso ilimitado a las pistas, fitness center, piscina temperada, guarda ski, guardería infantil para niños de 3 a 7 años.
Cómo llegar / LATAM / 9 frecuencias diarias a Santiago de Chile. En julio desde Buenos Aires, 342 dólares. En agosto a partir de 286 dólares, precio final.

Comentarios