El Mundo
Jueves 06 de Octubre de 2016

Uribe y Santos negocian un nuevo acuerdo de paz con las Farc

Los ex aliados y archirrivales se reunieron durante cuatro horas. Por ahora, solo coincidieron en formar una comisión

El presidente de Colombia Juan Manuel Santos y su predecesor Alvaro Uribe, dos archirrivales políticos, se reunieron en Bogotá y acordaron crear una comisión que busque una salida a la crisis generada por el triunfo del "No'' a los acuerdos de paz con la guerrilla de las Farc. Uribe es el líder de la oposición y del frente del "No" que se impuso el domingo pasado en el plebiscito convocado por Santos. La victoria de la negativa trajo de vuelta el fantasma de la guerra, temor que se acentuó cuando la guerrilla afirmó que el acuerdo seguía vigente y el plebiscito no tenía valor jurídico.

Santos creció políticamente a la sombra de Uribe, cuando este fue presidente entre 2002 y 2010. Este último año fue el candidato designado por el presidente saliente, ante la imposibilidad constitucional de presentarse a un tercer período consecutivo. Pero cuando llegó al poder Santos comenzó a desmarcarse de su predecesor, lo que derivó rápidamente en una rivalidad visceral. Uribe abandonó la formación política que había creado, Partido Social de Unidad Nacional (la "U") y formó otro partido, Centro Democrático. Las negociaciones de paz con las Farc que inició Santos hace cinco años fueron motivo de la ruptura definitiva entre ambos.

Visiones diferentes. Ayer, y ante la extrema emergencia surgida del plebiscito, ambos volvieron a verse. Solo se concedieron un frío saludo formal antes de encerrarse en el despacho presidencial a dialogar por espacio de cuatro horas, cada uno con su equipo de colaboradores. "Estamos muy cerca de lograr la paz, una paz estable, duradera y con un apoyo ciudadano más amplio'', proclamó Santos luego de este primer contacto. Se mostró convencido de que logrará un "apoyo ciudadano más amplio" para un acuerdo definitivo de paz y llamó a los colombianos a deponer "antagonismos y rencillas" para llegar a la unidad nacional que evite que tantos años de negociaciones con las Farc terminen en fracaso. Señaló que todas las objeciones serán tratadas con la delegación de las Farc en La Habana. Santos se mostró entonces favor de encontrar un camino que "fortalezca el acuerdo con las Farc". Uribe, en un tono mesurado, habló antes de Santos. "Manifestamos ajustes iniciales que deberán introducirse a los textos de La Habana. Para buscar un nuevo acuerdo de paz que vincule a todos los colombianos''. Según Uribe, Santos "manifestó voluntad" para realizar esos "ajustes" en los acuerdos. Mientras Uribe fue taxativo en la necesidad de "introducir cambios" y lograr "un nuevo acuerdo", Santos habló de "fortalecer" el acuerdo.

Ambos hablaron de la creación de una comisión de tres representantes por lado para que continúen la búsqueda de una salida. Con "serenidad'' y "realidad'' se logrará ese camino, dijo Santos, quien agregó que seguirá las consultas con otros sectores contrarios al acuerdo. Pero aclaró que las propuestas que reciba serán consultadas con los rebeldes. Según aclaró el martes la canciller María Angela Holguín, son las Farc las que deben decidir sobre la reapertura de los acuerdos. El lunes, las Farc proclamaron que el plebiscito no tenía valor jurídico alguno y que los acuerdos seguían en pie por el hecho de haber sido depositados en Suiza.

Pastrana. Pero antes de Uribe, el presidente Santos se reunió con otro ex mandatario, Andrés Pastrana, antecesor de Uribe entre 1998 y 2002, quien también apoyó la campaña por el "No''. En sus años como presidente, Pastrana abrió en vano negociaciones con las Farc, que estas utilizaron para reforzar supoder militar. Este fiasco fue el fin de la carrera política de Pastrana, quien hoy es un respetado ex presidente pero carece de base electoral. "Todo el mundo pensaba que con el SINGLE_LEFT_QUOTENo' se dividía el país. Resulta que con el No se unió el país'', dijo Pastrana a la salida del palacio presidencial. Una interpretación que va contra la ola de preocupación internacional que se produjo desde que ganó el "No" el domingo.

Comentarios