La ciudad
Viernes 22 de Julio de 2016

Unos 20 estudios diarios de alta complejidad

En términos generales, la tomografía por emisión de positrones o PET (por su denominación en inglés Positron Emission Tomography), es una técnica no invasiva de diagnóstico e investigación en tiempo real por imagen capaz de medir la actividad metabólica del cuerpo humano.

En términos generales, la tomografía por emisión de positrones o PET (por su denominación en inglés Positron Emission Tomography), es una técnica no invasiva de diagnóstico e investigación en tiempo real por imagen capaz de medir la actividad metabólica del cuerpo humano.

Al igual que el resto de técnicas diagnósticas en Medicina Nuclear, como el SPECT, la PET se basa en detectar y analizar la distribución tridimensional que adopta en el interior del cuerpo un radiofármaco de vida media ultracorta, administrado a través de una inyección intravenosa. Y de acuerdo a lo que se desee estudiar, se usan diferentes radiofármacos.

Así, la PET permite estimar los focos de crecimiento celular anormal en todo el organismo, al tratarse de un estudio de cuerpo entero, por lo tanto permite conocer la extensión.

A su vez, es válido para evaluar en los controles la respuesta al tratamiento, al comparar el comportamiento del metabolismo en las zonas de interés entre los dos estudios.

Según estimaciones de la Asociación de Clínicas y Sanatorios, entre los dos equipos PET que existen en el ámbito de la medicina privada en Rosario, y que también realizan estudios de pacientes que son derivados desde lo público, se practican aproximadamente 20 estudios diarios.

Comentarios